Revista de prensa

Las portadas de ESTADIO Deportivo de noviembre

¡No te las pierdas!

Lunes, 20 de noviembre de 2017
Tras su año sabático

Los destinos favoritos de Luis Enrique para volver

Busca nuevo proyecto

Entrevista ED 

Calderón: "No salvar al Betis sería una decepción enorme"

Calderón posa para ESTADIO Deportivo en la ciudad deportiva verdiblanca.
 30-03-2014 10:59

Centrado en el Málaga, prefiere no hablar de futuro, aunque no esconde que le gustaría liderar un proyecto competitivo y de cantera. El argentino, sin pelos en la lengua, responde a quienes aún dudan de su capacidad.

Si algo ha conseguido desde que llegó al Betis es que su equipo no bajara los brazos. Recuperar a un vestuario hundido ya es un éxito en sí mismo, pero resta por saber si será suficiente para mantener la categoría. Gabriel Humberto Calderón (Chubut, Argentina, 7-02-1960) acudió a la llamada de auxilio de Miguel Guillén y Rafael Gordillo aunque no era ni el momento ni la forma con la que él había soñado reencontrarse con su "ser más querido". A ocho partidos para el final de la temporada, se aferra a un milagro cuya siguiente final le enfrentará al Málaga, tan definitiva como todas las jugadas hasta ahora y como todas las que le quedan por jugar.


- ¿A qué sabe la última victoria?
- A esperanza. Como cada una de las que hemos conseguido es ilusión. Aunque el margen de maniobra sea muy estrecho, mientras las matemáticas nos lo permitan, vamos a ir a jugar cada partido como hasta ahora. Soy consciente de que cada partido que pasa el margen de error disminuye, pero lo más positivo, lo que me da más confianza, es que veo a los jugadores que creen. Tú, para pensar en ganar, tienes que tener confianza en lo que haces. Tal y como ves a los jugadores competir, sabes que la tienen. Nosotros, para intentar seguir teniendo opciones, tenemos que competir así, luchar al servicio del equipo y en equipo. Y eso lo hace.


- Habla constantemente de la necesidad de encontrar el equilibrio y en él parecen incompatibles Rubén, Jorge y Leo.
- Ustedes dan nombres, pero la base del triunfo es el equipo. Se ha ganado con ellos y se ha perdido con ellos. Hay jugadores que tienen características que pueden ser determinantes, pero es tan importante el portero, como los defensores o el delantero. Si no hay equipo€ En Valencia jugamos con Molina, con Baptistao, con Fred, con Adán€ y nos metieron 5-0. ¿Entonces? Pregunto: ¿Qué es importante? ¿Qué pasó ese día? Que después del gol no trabajamos como un equipo. Si el equipo funciona, Adán es importante, Fred es importante y Rubén Castro es importante. En Valencia no hubo nadie importante, porque no hubo equipo. No es que quiera quitarle mérito a estos jugadores, sino que quiero darle importancia al grupo. Ves a jugadores que no juegan habitualmente como Salva, Chica o Jorge Molina y son el vivo ejemplo de la humildad y de la mentalidad de grupo que quiero. Ellos no están contentos porque no juegan, es evidente, pero le dan prioridad al grupo, al equipo con horas de entrenamientos y de sacrificio para estar a ese nivel. Los futbolistas son inteligentes y si se les piden las cosas de una forma razonable, te las van a dar.


- Cuentas no hace, pero ¿mirará un calendario en el que le esperan Málaga, Barça, Sevilla€?
- Lo miro, claro, pero da lo mismo, porque si lo miro y no ganamos al Málaga, ¿qué? Acá todos hacen cuentas, pero si no ganas el lunes, ¿de qué sirven? Lo más importante es el Málaga, como antes era el Levante y como el Barcelona será después del Málaga, pase lo que pase. Juguemos contra quien juguemos, no tenemos margen de error, pero tenemos la confianza de que podemos ganar a cualquiera.


- ¿Le interesa que haya cuantos más equipos implicados en la pelea mejor?
- Todo eso es relativo. A nosotros lo que nos interesa es ganar. En realidad, lo que nos interesa es ganar. No tenemos opción. No nos vale el empate. Y si tenemos que sacar a un defensa para meter a un delantero, como hicimos contra el Levante, pues lo haremos. Nos tenemos que jugar el todo por el todo.


- Aun con un parte de lesiones desalentador.
- Trabajo con un grupo de jugadores de una profesionalidad asombrosa, con una humildad y una entrega innegable, que lo hacen mucho más llevadero. No hay lamentos. Jugar con eso te condiciona, pero gracias al nivel de los jugadores que entran, el equipo compite. Sin ellos, se notaría muchísimo más la gravedad de la situación. Casi ningún equipo resistiría algo igual.


- Estrés, sobrecarga, calendario, predisposición de los jugadores... ¿Cuál o cuáles son las causas?
- Es parte del fútbol, simplemente eso. Nacho se rompe un hueso; Dídac, otro; sale Caro por él y también se lesiona; Perquis, en su mejor momento. Son cosas fortuitas pero parecen increíbles. El destino está siendo muy cruel con nosotros. Pero, al mismo tiempo, el equipo sigue superando todas las adversidades.


- ¿Sería un fracaso personal no conseguir el objetivo de la permanencia?
- Uf. No sé si la palabra es fracaso. Quizás, sí decepción, una decepción enorme, seguro. Cuando uno quiere hacer feliz a la gente y no lo consigue, es duro. Nosotros sabemos en qué situación vinimos. Si seguimos compitiendo, podré dormir tranquilo y podré mirar a la cara a la gente porque dimos el máximo. Si morimos en el campo, vamos a estar tristes, podrás poner la palabra que quieras, pero no será un fracaso.


- ¿Sigue pensando, como dijo tras el partido contra el Athletic en el que el equipo fue gravemente perjudicado, que el Betis molesta en esta Liga?
- Creo que no es la palabra exacta. El Betis es uno de los equipos más importantes de la Liga. Incluso, si estuviera en Segunda, sería de los más importantes por la afición y la historia que tiene. A lo que me refería era a la falta de respeto que se estaba teniendo con el Betis. Cuidarse de no pitar un penalti al Real Madrid o al Barça es salir en todos los periódicos, estar en todas las portadas y programas de radio y televisión, pero si le pasa al Betis, da lo mismo. Pasó con el Atlético de Madrid. Ves que los criterios son dispares. Que una mano es amarilla para nosotros pero no para ellos. Eso es lo que veo injusto. Esta Liga, que es de las mejores del mundo, espero que haga autocrítica e intente cambiar eso porque es inconcebible. Fueras de juego de dos metros que no se pitan, penaltis fuera del área€


- Sin una figura de director deportivo como tal, ¿quién asume la responsabilidad en la toma de decisiones?
- El presidente (Guillén) se encargó de renovar contratos, se está pensando en el futuro y eso es evidente. Nadie dentro del club para. De aquí al final de temporada, con el nuevo presidente, seguirá haciéndose igual, me imagino. La gente que está en el club, en la secretaría técnica, es gente competente y sabe lo que tiene que hacer para encontrar la estabilidad. Yo soy consciente de que todo eso pasa también porque consigamos resultados.


- Se renueva a Adán, que apenas había jugado cinco partidos, y no se llega a un acuerdo ni con Salva ni con Amaya.
- Lo que no sabemos ni tú ni yo son las discusiones económicas y contractuales que están teniendo con el club. No sabemos qué pretensiones tiene cada uno. Por ahí, Adán lo tenía todo acordado y fue fácil, pero yo no sé si Amaya pide uno o diez años de contrato o lo que le puede dar el club económicamente. Yo le di el visto bueno al club para que estos dos jugadores continúen, porque los vi importantes, pero en lo que no entro a valorar es si deben ser más o menos años ni el dinero que le corresponde a cada uno. Si me piden mi opinión, se la daré. Me imagino que el problema radicará en los años de contrato o en lo económico. Nada más.


- Renueve o no, imagino que tendrá en su cabeza formada una idea del Betis que le gustaría dirigir.
- Yo hoy estoy pensando en el Málaga y en lo que considero primordial, que es conseguir formar un equipo y lograr la permanencia. También trabajo con la cantera, porque creo que hay jugadores con potencial para el futuro. Pero, para mí lo más importante es hoy, aunque mi obligación es hacer un buen trabajo para el Betis de hoy y para el Betis del futuro. Eso lo estoy haciendo, no con el tiempo que me gustaría, pero lo voy a seguir haciendo.


- En ese Betis ideal de Calderón, ¿qué sería innegociable?
- Independientemente de la categoría en la que estemos, querría hacer un equipo competitivo para conseguir los objetivos y, después, continuar con lo que estoy haciendo ahora, que todo el club vaya en el mismo sentido y con el mismo fin. Creo que es una obligación. Cuando llegué, hice cosas que parecía que en este club no se hacían antes. A mí me sorprendía que el entrenador no estuviera con la cantera o con la secretaría técnica. Eso debe ser una obligación y hay que consolidarlo.


- Sus detractores insisten en que se nota poca mano de entrenador en el equipo.
- No sé en qué partido se puede notar la mano del entrenador o no, lo que sí sé es que el equipo ha ido a más desde que llegué. ¿Quién dice eso? Cuando se te lesiona un jugador o dos, cuando te expulsan a alguien, cuando pierdes con el Atlético de Madrid de igual a igual, cuando pierdes contra el Athletic y empatas con el Villarreal por decisiones arbitrales€ ¿Ahí no se notó mi mano? Me gustaría saber quién dijo eso, su experiencia y su trayectoria como profesional, que es lo que da la credibilidad. Aquí son todos campeones del mundo pero nunca nadie dirigió un sólo partido. Para tener la osadía de hablar, hay que ser honesto y hacerlo con sentido común. Mi preocupación es que el equipo rinda como sigue rindiendo. Sólo atiendo a las críticas si tienen sentido común.


- ¿Ha oído, leído o visto algo que le haya ofendido, que le haya molestado especialmente?
- Me gusta estar informado. En una profesión como la mía, sabes que estás expuesto constantemente a la crítica, a que digan lo que quieran. Al final, está todo bien. No voy a entrar en eso. Todo el mundo tiene derecho a decir lo que quiera. En lo que no estoy de acuerdo es en que no se hable con sentido común. Y si hay razones personales o hirientes, menos. Yo cuando llegué acá todos los jugadores del Betis eran un desastre. No se entendía cómo algunos futbolistas podían ser profesionales. Ahora vemos a Dídac y a Jordi Figueras cómo rinden y está todo bien. Quizás no eran tan malos. Esos comentarios se descalifican enseguida. Cuando se pierde, pasa como con en el Madrid, que perdió dos partidos, antes era el campeón de la Liga y el campeón de Europa y ahora es un desastre. El fútbol, a veces, no tiene sentido común. España era favorita para el Mundial, pero cuando pierde con Suiza, ya era un desastre. Quienes hacen esos comentarios no tienen ni vergüenza ni nada. Dicen "qué malo eres" y al día siguiente, "qué bueno". Yo, como pienso con sentido común, sé que nada es tanto ni tan poco. Si no fuese así, no estaría en esta profesión. Lo que no tiene sentido común, lo desecho. Mi virtud es la autocrítica. Sé donde lo hice mal y donde tengo que mejorar. Así que todo lo que digan, si no es lógico, lo desecho.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Real Betis

Feddal parará un mes para evitar el quirófano

Feddal parará un mes para evitar el quirófano

Zouhair Feddal ha vuelto hoy de Barcelona, hasta donde viajó para someterse a nuevas pruebas que...

El Espanyol se huele que Pau López ya lo tiene hecho con otro club

El Espanyol se huele que Pau López ya lo tiene hecho con otro club

Serra Ferrer ya trabaja en la planificación de la próxima temporada y, como ya...

Setién ya dispone de sus internacionales para preparar el partido de Éibar

Setién ya dispone de sus internacionales para preparar el partido de Éibar

Sevilla, 16 nov (EFE).- El Real Betis de Quique Setién prosiguió hoy la preparación de su próximo...

Así vivió Durmisi la clasificación de Dinamarca para el Mundial

Así vivió Durmisi la clasificación de Dinamarca para el Mundial

Para Durmisi, un fijo en la selección de Dinamarca desde hace varios años, perderse...

Feddal evita el quirófano por ahora

Feddal evita el quirófano por ahora

Zouhair Feddal ha vuelto ya de Barcelona, donde se ha realizado nuevas pruebas para conocer mejor...

Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
Política de Privacidad | Aviso legal