Revista de prensa

Las portadas de ESTADIO Deportivo de noviembre

¡No te las pierdas!

Miércoles, 22 de noviembre de 2017
Tras su año sabático

Los destinos favoritos de Luis Enrique para volver

Busca nuevo proyecto

Rakitic y Marin

 23-10-2013 21:56

Por Nervión, se habla un día sí y otro también en este arranque de campeonato sobre si Rakitic debe jugar de mediocentro o en la media punta, en el lugar de Marko Marin, pero se ofrecen pocas justificaciones. Ninguna de peso, diría. Que el suizo-croata lo hizo bien más arriba en la 12/13 y que el alemán no lo está haciendo esta temporada es un motivo demasiado pobre y superficial.


La disyuntiva que se plantea en este punto no es nueva en el fútbol, como recordaba recientemente Diego Latorre en uno de sus geniales textos en el Diario Olé: se enfrenta al que sabe jugar con el habilidoso. Rakitic, en el centro o más arriba, suele adelantarse a la jugada, prevé lo que puede suceder y actúa en consecuencia, como en la asistencia a Jairo en San Sebastián; Marin, mientras, se mueve en función de lo que va sucediendo. Piensa en que le llegue el balón, no en lo que hará más tarde con él. Avanza mirando la pelota más que lo que tiene a su alrededor. En ocasiones, su ingenio permite al equipo llegar a la portería rival, pero el Sevilla suele jugar en inferioridad si el talento ese día no le emana. En los últimos minutos de Anoeta, compitió literalmente con nueve, tras la expulsión de Cala.


El jugador habilidoso es, por exclusivo, muy preciado en el fútbol y requerido por el aficionado. Es el que le levanta del asiento, el que justifica pagar una entrada. Los entrenadores, no obstante, suelen tener más paciencia con el currante, de ahí que Emery profese ya más confianza en Vitolo o Jairo (trabajó el sábado una barbaridad en las ayudas a Diogo) que en Marko Marin.


Y no quiere decir que el mediapunta cedido por el Chelsea no sea válido, sino que Emery debe situar sus cualidades en el contexto adecuado, haciéndole ver que su regate no debe ser más que un añadido del juego colectivo -una vía más, nunca el fin- y que debe luchar por recuperar el balón si desea volver después a acariciarlo. Debe educarle. Y, finalmente, si aprende a jugar para los demás, podrá volver a ser titular y a hacerlo donde más él desea. La posición de Rakitic es circunstancial, porque tiene sentido del juego en cualquier zona del campo que ocupe. Si es con Marin por delante, mucho mejor, aunque sólo si se trata de su versión más generosa, la colectiva.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
Política de Privacidad | Aviso legal