Revista de prensa

Las portadas de ESTADIO Deportivo de noviembre

¡No te las pierdas!

Lunes, 27 de noviembre de 2017
Tras su año sabático

Los destinos favoritos de Luis Enrique para volver

Busca nuevo proyecto

El padre viral en la lucha contra el cáncer infantil  

Un padre se tatúa la cicatriz de su hijo tras una operación a causa de un cáncer

Gabriel Marshall fue intervenido de un tumor cerebral dejándole una aparatosa cicatriz, su padre decidió tatuarse la misma cicatriz para ayudar a su hijo a no perder la confianza en sí mismo.

Josh y Gabriel Marshall mostrando su cicatriz en redes sociales.
 22-06-2016 18:56

Gabriel Marshall tiene ocho años. Vive en la ciudad norteamericana de Kansas. A pesar de corta edad, el año pasado le detectaron un cáncer, un tumor cerebral. La operación a la que se tuvo que someter para tratar de eliminar el cáncer le dejo una cicatriz que le provocó complejos y la pérdida de confianza en sí mismo. Josh Marshall, padre del pequeño, decidió tatuarse la misma cicatriz y así hacer que su hijo se sintiera mejor.

La fotografía se volvió viral a raíz de un concurso organizado por la fundación contra el cáncer infantil St. Baldrick donde se premia al mejor padre calvo, 'Best Bald Dad'. La organización de concurso comenzó a publicar las instantáneas de los participantes a través de Facebook y, en escasas horas, los Marshall y sus cicatrices se volvieron virales con con mas de 4000 shares. La imagen estaba acompañada de un pequeño texto que decía:"Mi hijo y yo en un evento de St. Baldrick en Wichita, kansas. Tengo la cicatriz de mi hijo tatuada para ayudarle a estar seguro de sí mismo".  
Tras varios días desde que se publicaran las fotos de los consursantes, Josh y Gabriel se erigieron como ganadores. El principal motivo por el que se tatuó la cicatriz fue para que su hijo no se sintiera desplazado, para devolverle la confianza que había perdido tras la operación. "Mi hijo estaba acomplejado después de la operación", explicaba el padre, "se sentía como un monstruo". Fue por eso por lo que decidió tatuarse su cicatriz. "Yo le dije: '¿Sabes qué? Me voy a tatuar tu cicatriz. Así, si alguien te mira, entonces pueden mirarnos a los dos". 

Grabriel continua con su recuperacion ya que el cancer, aunque, segun cuenta Josh, no esta creciendo, no ha desaparecido y debe seguir luchando. El pequeño deberá someterse a chequeos cada trimestre. Su padre, agredecido por las muestras de cariño recibidas, no esperaba la dimensión que ha agarrado su caso. "Estoy contento de poder crear conciencia sobre el cáncer infantil". 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
Política de Privacidad | Aviso legal