Revista de prensa

Las portadas de ESTADIO Deportivo de noviembre

¡No te las pierdas!

Lunes, 27 de noviembre de 2017
Tras su año sabático

Los destinos favoritos de Luis Enrique para volver

Busca nuevo proyecto

Fue el primer jugador juvenil, con 15 años, que fichó el Oita Trinita 

Disciplina japonesa forjada desde niño

Con 10 años, Kiyotake defendió a su hermano menor y se ganó la expulsión y la reprimenda de su padre, que era el entrenador; eso le marcó y como profesional nunca ha visto una tarjeta roja

El gran apoyo de Kiyotake en el fútbol español será Inui, del Eibar, con el que guarda una estrecha relación.
 25-06-2016 09:51

Con el fichaje de Hiroshi Kiyotake, el Sevilla busca frescura y movilidad en la zona de tres cuartos. El japonés llega, en parte, para rellenar el vacío dejado por Banega. Pero amén de su velocidad y calidad para el último pase, Sampaoli encontrará en él a un disciplinado futbolista, sello que acompaña a casi todos sus compatriotas. Aunque en su caso, su carácter sobre el campo viene marcado por sus experiencias desde la niñez.

Como cualquier amante del balompié, el nuevo fichaje sevillista comenzó a dar sus primeras patadas a un balón desde bien pequeño. Atraído por su hermano mayor, al que quería emular, con 6 años ya formaba parte del equipo de la escuela primaria de Meiji Kita en Oita, su ciudad natal. Además, allí era aleccionado por su propio padre, que ejercía de entrenador. Y precisamente una lección suya acabaría forjando el carácter del hoy futbolista blanquirrojo.

Con 10 años, Kiyotake participó en un torneo alevín a nivel nacional, compartiendo equipo con su hermano pequeño Koki, que actualmente milita en el Roasso Kumamoto de la segunda división japonesa. Éste actuaba de delantero y sufrió en sus carnes la excesiva dureza de los defensas rivales, lo que propició la enérgica defensa de Hiroshi, con sólo un año más que su hermano. Así, el mediapunta mostró su enfado e insultó gravemente al árbitro, lo que le valió la expulsión y la posterior reprimenda de su padre.

"Lamento mucho haberte dejado jugar al fútbol", llegó a decirle. Unas palabras que marcaron profundamente al ex de Núremberg y Hannover, que desde entonces, según afirman en su país, siempre ha tratado ser un futbolista muy listo, que nunca se calienta. Sus datos como profesional, desde luego, así lo corroboran. No en vano, jamás ha sido expulsado en sus 243 encuentros a nivel de clubes, en los que sólo ha visto 10 amarillas. Y tampoco con la selección, donde le han mostrado una sola cartulina en 36 choques.

Su progresión continuó en el Catiolla Football Club de su ciudad natal (2002 y 2003), con el que llegó a disputar a nivel nacional la Premier Cup, pero con 15 años se convirtió en el primer juvenil que fichaba el Oita Trinita, ya que hasta entonces todos los jugadores que incorporaba eran a prueba. Tres años en su cantera le sirvieron para dar el salto al primer equipo, debutando en la Copa Nabisco contra el Yokohama Marinos el 19 de marzo de 2008.

El técnico brasileño Péricles Chamusca fue el encargado de darle la alternativa. Y ya por entonces advirtió de su calidad. "Tiene un talento privilegiado y va a ser un jugador importante de la selección", dijo. Y no le faltaba razón. Dos años después, tras el descenso de su equipo, firmaba por el Cerezo Osaka, y en 2001, con 21 años, se estrenaba con el combinado absoluto nipón.

Desde entonces, su carrera ha sido meteórica. Como muchos otros futbolistas asiáticos, desembarcó en la Bundesliga para jugar en el Núremberg, que pagó un millón de euros por su fichaje. Allí estuvo dos campañas y en 2014 el Hannover pagó 4,3 kilos por él, percibiendo ahora en torno a 6 millones por su traspaso.

Sus números en estas últimas cuatro temporadas en Alemania avalan su llegada: 121 partidos, 17 goles y 30 asistencias. Pero los periodistas japoneses ponen el acento en su adaptación al valorar su desembarco en Nervión. Ahí, según la opinión de expertos como Hiro Kimura, puede residir la clave de su éxito o fracaso.

Quienes le conocen aseguran que su carácter no es ni mucho menos introvertido, pero se augura que no le será nada sencillo aprender español, como a casi todos su compatriotas, aunque sí podría comunicarse con algunas palabras sueltas y en inglés, idioma que tampoco domina a la perfección pero con el que se defendía en Alemania para dialogar con sus compañeros.

Es de esperar, además, que el Sevilla ponga a su disposición un intérprete, en un caso parecido al de Konoplyanka. Pero más allá de este aspecto, en Nervión confían plenamente en un jugador que ha dado sobradas muestras de su calidad al más alto nivel.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Sevilla F.C.

Luces, cámaras... ¡Champions!
Luces, cámaras... ¡Champions!

Luces, cámaras... ¡Champions!

Anda el sevillismo digiriendo aún el duro mazazo del pasado sábado en el Bernabéu, pero al mismo...

Krychowiak, como en el Sevilla en ningún sitio

Krychowiak, como en el Sevilla en ningún sitio

No le terminan de funcionar las cosas a Grzegorz Krychowiak las cosas desde que abandonó el...

Marcucci: "Nzonzi entrena hoy, ¿si entra en la lista? Sale después"

Marcucci: "Nzonzi entrena hoy, ¿si entra en la lista? Sale después"

Ernesto Marcucci, segundo entrenador del Sevilla, ha comparecido hoy en rueda de prensa antes de...

WBY, el goleador olvidado en el Bernabéu y el Camp Nou

WBY, el goleador olvidado en el Bernabéu y el Camp Nou

A los grandes futbolistas les gusta disputar los partidos grandes. No entienden de rotaciones en...

Carole se viste del Galatasaray

Carole se viste del Galatasaray

Lionel Carole ha vuelto a lucir la elástica del Galatasaray... en Twitter. El futbolista...

2-1. El Nàstic huye de la zona de descenso y hunde un poco más al Sevilla

2-1. El Nàstic huye de la zona de descenso y hunde un poco más al Sevilla

El Gimnàstic de Tarragona logró un importante triunfo (2-1) ante un rival directo...

Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
Política de Privacidad | Aviso legal