Hueco blanco

El entrenador del Zenit elogia el potencial ofensivo del Betis y resta importancia a las bajas de Canales y Fekir

Sergey Semak duda del estado de su equipo, piropea al de Pellegrini y cree que las bajas, aunque importantes, no le hace más débil

El entrenador del Zenit elogia el potencial ofensivo del Betis y resta importancia a las bajas de Canales y Fekir
- Juan Sierra
Juan SierraJuan Sierra5 min lectura
El Real Betis visita este jueves al Zenit de San Petersburgo, en el partido de ida de los dieciseisavos de final de la UEFA Europa League, y lo hará sin sus dos máximas estrellas: Sergio Canales, baja por coronavirus, y Nabil Fekir, que deberá cumplir su tercer y último partido de sanción tras su expulsión en Leverkusen. En este sentido, el cuadro ruso no siente que tenga ningún tipo de ventaja por estas ausencias que, si bien tildó de importantes, no cree que merme el potencial de un equipo que viene haciendo gala de tener una plantilla profunda en la que todos están enchufados. 

En este sentido se ha manifestado Sergey Semak, técnico del Zenit, quien ha reconocido la trascendencia de las bajas de Fekir y Canales para el duelo de este jueves ante el Betis, aunque también ha resaltado el buen rendimiento colectivo de los verdiblancos. Además, según ha recordado en la rueda de prensa posterior al último entrenamiento de los rusos antes de recibir al Betis, el concurso de algunos de sus jugadores también está en el aire por problemas físicos derivados de su especial situación, de pretemporada y después de dos meses sin competir.

"Fekir y Canales son los dos líderes del equipo y son muy importantes, pero la cantidad y calidad de jugadores del Betis les permite ser reemplazados. Los jugadores que saldrán al campo serán de buena calidad. El Betis tiene tanto jugadores jóvenes como experimentados y, en general, está bien equipado", consideró Semak, quien añadió que Manuel Pellegrini tiene "buena competencia en cada posición" y no cree que tenga "grandes dudas sobre cómo reemplazar a los que están ausentes".

"Habrá otros que tengan sus propias fortalezas, el juego del equipo cambiará. Fekir y Canales son fuertes en el regate y el tiro. El equipo que saldrá mañana al campo dependerá menos de las cualidades individuales de los jugadores, pero no serán más débiles en términos colectivos", ha añadido el entrenador del Zenit, que asegura tener más que estudiado al equipo verdiblanco.

"En la preparación para un partido con un equipo de este tipo se debe tener en cuenta todo: defensa, ataque, jugadas a balón parado y transiciones al ataque. Ya hemos logrado conocer al Betis. Tienen excelentes jugadores, especialmente en ataque. No es casualidad que ocupen un lugar entre los tres primeros del campeonato español, demuestran un juego de calidad. Uno sólo puede elogiar al equipo y al entrenador por esta temporada, están actuando muy bien. Para nosotros, ésta es una oportunidad para mostrarnos, mirar nuestras fortalezas y comprender en qué etapa nos encontramos", ha remarcado. 

De otra parte, sobre el estado de su equipo, Semak ha admitido que es una de sus mayores preocupaciones, pues es casi una incógnita: "Es mejor para el entrenador cuando el equipo tiene un buen tono físico, éste es un punto importante. Después de los partidos de preparación, es difícil trasladar el nivel de concentración e intensidad a los partidos oficiales. Desafortunadamente, tuvimos un primer campo de entrenamiento difícil, muchos jugadores no pudieron participar. A pesar de que Sergeev firmó el contrato antes, pudo trabajar en el grupo sólo desde el segundo campo de entrenamiento. Naturalmente, no jugaron tanto como queríamos en términos de práctica para incorporarlos a nuestro estilo".

El técnico del Zenit ha confirmado que cuenta para este partido con los nuevos fichajes del equipo ruso y avanzó que estarán en la alineación contra el Betis, aunque recordó que hay que darles tiempo para la adaptación: "Nuestros recién llegados se han convertido en un buen refuerzo para el equipo. En relación con el hecho de que casi ninguno de ellos completó entrenamientos, por supuesto que hay dificultades. Cada jugador tiene su propia historia. Cambio de campeonato, de club y de país. Hay dificultades para adaptarse al proceso de formación, establecer interacciones y no disponemos de mucho tiempo".

"En el transcurso de los partidos iremos observando y adaptando a los recién llegados. Creo que todos serán útiles. ¿Debutar? Creo que sí. La cuestión es el volumen. Tal vez darles una cantidad diferente de tiempo en el campo. A excepción de Alip, podremos ver a otros recién llegados", ha concluído Semak.