Estadio DeportivoHueco blanco

Paso adelante con la Copa como colofón

El análisis de la temporada del Real Betis, que ha superado con creces el buen rendimiento de la campaña anterior y que deja un mensaje de Pellegrini cargado de ambición para la 22/23

Paso adelante con la Copa como colofón
Paso adelante con la Copa como colofón - EFE
EFEEFE6 min lectura

La consecución de la Copa del Rey ante el Valencia ha sido el colofón del año del Betis del chileno Manuel Pellegrini, en el que los verdiblancos han dado un paso adelante en su evolución, han acabado quintos en LaLiga y se han clasificado por segunda vez consecutiva para la Liga Europa, en la que fueron eliminados en octavos por el que a la postre fue el campeón, el Eintracht de Fráncfort alemán.

De "sobresaliente" y de "diez puntos" calificó Pellegrini, tras el epílogo liguero en el Bernabéu ante el Real Madrid, un año en el que, además de consolidar un modelo de juego, ha subido un escalón y ha peleado por los puestos de Liga de Campeones hasta casi el final con equipos "con el doble o el triple de presupuesto" que el bético.

El segundo ejercicio del técnico de Santiago en el Benito Villamarín ha sido, además, un compendio de hacer de la necesidad virtud para hacer frente a tres competiciones y hacerlo sin merma de rendimiento en ninguna de ellas a base de implicar a toda la plantilla en un sistema innegociable de rotaciones.

Todos han sido y se han sentido titulares con Pellegrini pese a que hay jugadores con más vitola de titulares como el argentino Guido Rodríguez, valladar defensivo en el mediocentro y clave de bóveda del esquema del chileno, el francés Nabil Fekir, Sergio Canales y los goleadores Juanmi Jiménez y Borja Iglesias.

El punta de Coín ha sido una de las revelaciones de la temporada tras el calvario de las pasadas por las lesiones y sus 20 goles han sido claves en la consecución de los objetivos junto a los 19 del 'Panda', además de una segunda línea de aportación nada desdeñable formada por los 11 del brasileño William José da Silva, los 10 de Fekir o los 8 de Sergio Canales.

Innegociable ha sido también la idea de juego del chileno, en la que ha jugado un papel no menos importante su labor de recuperación y revalorización de jugadores como el lateral zurdo Álex Moreno, con cinco goles, y el diestro Héctor Bellerín, quien recobró su mejor versión en este año de cesión desde el Arsenal inglés.

Otro nombre propio ha sido el del portugués William Carvalho, de quien Pellegrini ha recuperado también su mejor nivel físico y de creatividad que se han traducido en una aportación superlativa y en obras de arte en el área como la firmada en Copa del Rey ante el Rayo Vallecano.

Pero por encima de nombres, el chileno ha apostado por una idea de fútbol, le ha dado galones a todos, nunca se ha quejado y ha trabajado con lo que tenía y, cuando las circunstancias apretaron, tiró de la cantera y, además del estandarte Joaquín Sánchez, quien seguirá un año más, a sus cuarenta, y con seiscientos partidos de competición, ha tirado del fondo de armario de la ciudad deportiva verdiblanca.

Fruto de esta confianza en los suyos, ha sido la aportación creciente del central Édgar González, del lateral Juan Miranda, autor del penalty definitivo del título copero, del interior Aitor Ruibal, del mediocentro marfileño Paul Akouokou, del mediapunta Rodrigo Sánchez 'Rodri' y, en menor medida, del punta Raúl García y el zaguero Kike Hermoso.

La llegada de Pellegrini y la de Antonio Cordón a la dirección deportiva bética ha dotado a la entidad de una estabilidad que se ha traducido en la renovación de todos los pesos pesados del vestuario empezando por el técnico, quien amplió su compromiso con el Betis hasta el 30 de junio de 2025.

La de Pellegrini es la clave y, junto a ella, han ido cayendo las renovaciones de jugadores como Sergio Canales, Nabil Fekir, Borja Iglesias, Rodri, Édgar González, el mexicano Andrés Guardado, Álex Moreno, el chileno Claudio Bravo y Raúl García de Haro.

Se han despedido el portero Joel Robles, el extremo Cristian Tello y Héctor Bellerín, a quien se le vio llorar en su despedida del Villamarín de vuelta a Londres en un viaje que no se descarta que pueda tener regreso si las posibilidades económicas del Betis lo permiten.

El equipo ya está de vacaciones, los internacionales con sus respectivas selecciones nacionales y Pellegrini y Cordón, enjaretando lo que la entidad llama el 'Betis.3.0', tercera etapa del 'plan' del Ingeniero, quien por su parte ha rematado con que "ahora toca descansar y, el próximo año, dar un paso adelante para estar a la altura de la afición".

'Don Manuel Luis Pellegrini Ripamonti quiere más y más. Sigamos creciendo juntos, familia', remacha el Betis sobre sus objetivos.