Estadio DeportivoHueco blanco

Rubiales reafirma al estadio La Cartuja como sede estable de la Copa y dice estar "desbordado" por el Betis-Valencia

El estadio sevillano, que Ciudadanos ha pedido que lleve el nombre del recientemente fallecido Javier Imbroda, firmó cuatro años y la RFEF ya negocia con la Junta de Andalucía para ampliar su relación

Rubiales reafirma al estadio La Cartuja como sede estable de la Copa y dice estar "desbordado" por el Betis-Valencia
- EFE
EFEEFE3 min lectura
El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, informó este martes de que está "negociando" con la Junta de Andalucía "que se dispute una final más de la Copa del Rey" en el Estadio de La Cartuja, por lo que Sevilla sería sede de este encuentro hasta 2024.

Sería una especie de ampliación del convenio que se firmó en su día para que Sevilla acogiera este partido en las ediciones de 2020, 2021, 2022 y 2023, de las que las dos primeras se disputaron sin público por la pandemia.

Rubiales, que participó en un encuentro informativo en la capital sevillana, declaró que "venir aquí supone siempre un extra"; y aseguró que si FIFA concede a España y Portugal la organización del Mundial de 2030, "Sevilla será una de las sedes", aunque prefiere "ir con mucha prudencia" en este asunto.

El dirigente se congratuló por "la mejora de las instalaciones de La Cartuja", un estadio que "era un cementerio y ahora se le da utilidad", y recordó que "la Eurocopa", en la que acogió cuatro partidos el pasado verano, "produjo un retorno de unos 300 millones de euros en Sevilla y alrededores".

Para la próxima final del próximo 23 de abril, entre el Betis y el Valencia, Rubiales dijo estar "desbordado por las peticiones de entradas", ya que se trata de "dos grandes equipos"; e informó de que la RFEF ha "cedido gran parte" de su cupo "a los clubes" en un intento de que haya más entradas para los protagonistas".

Sin embargo, y aunque será "un día de fiesta" en el que considera "el partido más bonito del año", el mandatario lamentó que "muchos aficionados se van a quedar fuera", por lo que, irónicamente, pidió "disculpas por no tener un estadio para 200.000 espectadores". "La demanda ha triplicado la oferta", dijo.

"En Valencia hay la misma locura que en Sevilla, no hay nada parecido a la final de Copa pero es complicado contentar a todo el mundo. Tenemos entradas desde 30 euros. Comparada con las finales en otros países, nos podríamos sorprender. Es complicado entrar por 30 euros en una final así", añadió Rubiales.