La portada de hoy
Estadio deportivo
Todo sobre nuestro Derbi Sevilla Betis
En 1909 ya se midieron el Sevilla Foot-ball Club y el Sevilla Balompié

El origen de la rivalidad

La primera vez que Betis y Sevilla se vieron las caras con sus denominaciones actuales fue el 6 de enero de 1915 en el Prado de San Sebastián, en un partido que ganaron los heliopolitanos gracias al solitario tanto de Alberto Henke

15-09-2016Meneame
Los futbolistas del Sevilla, a hombros tras ganar el derbi.
Los futbolistas del Sevilla, a hombros tras ganar el derbi.. Fototeca Municipal de Sevilla.

DAVID DÍAZ Betis y Sevilla nacieron para ser rivales; en el día a día, en las distancias cortas y por siempre jamás. Ambos tienen motivos de sobra para considerarse singulares, pero al mismo tiempo mantienen una relación de interdependencia, de ahí que la historia de uno no pueda entenderse sin el otro. Así las cosas, resulta materialmente imposible que en Heliópolis y Nervión puedan ser felices al mismo tiempo, aunque eso es algo que viene 'de serie' en los sentimientos verdiblancos y blanquirrojos que se han transmitido de generación en generación desde hace más de un siglo ininterrumpidamente.

El primer enfrentamiento directo que está documentado data del 28 de noviembre de 1909. Fue un encuentro amistoso entre el Sevilla Foot-ball Club y el Sevilla Balompié (germen del actual Betis), que acabó con victoria del segundo. Un año más tarde se vieron las caras en la Copa del Alaclde de Sevilla y la balanza volvió a decantarse del mismo lado. Pese a que ambos clubes acababan de fundarse, las rencillas no tardaron en aparecer y buena prueba de ello es que en sucesivos torneos locales hubo patadas a diestro y siniestro y resquemor a la de hora de admitir la derrota. De hecho, con relativa frecuencia, el equipo perdedor que ejercía de anfitrión se negaba a entregar el preciado trofeo a su oponente.

Cabe reseñar que los más puristas consideran que el primer derbi de la historia se celebró unos años más tarde, concretamente el 6 de enero de 1915, dos semanas después de que el Sevilla Balompié se hubiese fusionado con el Betis F.C. gracias a la gestión de 'Papa' Jones, obteniendo el equipo resultante la denominación de 'Real Betis Balompié'. El choque, patrocinado por la Sociedad Artística Sevillana, se disputó en el Prado de San Sebastián y el resultado final fue de 1-0 a favor del Betis gracias al tanto de Alberto Henke. Las crónicas de esta época narran que los vencedores se pasearon por el centro de la ciudad con el trofeo, muestra inequívoca de que los derbis de la capital hispalense nunca fueron simples partidos desde el mismo momento en el que fueron concebidos.

Un mes más tarde, los sevillistas lograron 'vengarse' en la Copa del Duque de Santo Mauro que se disputó en San Fernando, pero el partido tuvo que suspenderse antes de tiempo cuando la tensión se transformó en agresiones e invasiones de campo. Aquel episodio dejó a las claras que ambos equipos serían enemigos irreconocibles de por vida, aunque gracias a la 'guasa' sevillana, dicho antagonismo ha podido sobrellevarse de una manera relativamente placentera. No en vano, béticos y sevillistas conviven en la misma ciudad sabiendo que tienen tantos 'aliados' como enemigos, de ahí que estén condenados a 'soportarse'. Por este trato tan cercano y directo, los derbis duran mese y no 90 minutos. Por eso el miedo a perder es tan fuerte como la alegría por ganar. Por eso no hay familia que no entremezcle 'miembros' de uno y otro 'bando'. Y es que Betis y Sevilla son las dos caras opuestas de una misma moneda. Tienen rasgos distintivos que les hacen ser únicos e irrepetibles, pero, aunque les cueste verlo, también tienen puntos en común. Sin ir más lejos, sus aficiones son igual de numerosas, pasionales, fieles y respetuosas cuando la ocasión lo requiere. Antonio Puerta y Miki Roqué dan fe de ello.

Algunas curiosidades de la época:

-El Betis de aurinegro, el Sevilla con pantalón azul: Durante sus primeros años de existencia, el Betis lució indumentarias de varios colores: camiseta azul y pantalón blanco, camiseta a rayas de tonos amarillos y negros, verde lisa... hasta decantarse por la vendiblanca que lleva hoy día, etc. El Sevilla también lucía medias negras que recuperó recientemente y, en ocasiones, portó calzonas azules en el Villamarín. 

-'Pepinos'. Los viejos apodos: Antiguamente, los sevillistas llamaban a los béticos 'pepinos' por el color verde de sus camisetas, mientras que los heliopolitanos tildaban a sus eternos rivales de 'rojos' o 'merengues'. 

-El abuelo de Medina Cantalejo. Sólo una vez pitó un árbitro andaluz: â€?Por todos es sabido que los árbitros no pueden dirigir encuentros a los equipos de su misma región, peor en la historia de los derbis hay una excpeción que rompe la regla. Sucedió en 1936, cuando Luis Medina Toledo impartió justicia en un Sevilla - Betis (1-0), primera división. Su hijo, Luis Medina Díaz, y su nieto, Luis Medina Cantalejo, también hicieron dle silbato su profesión en décadas posteriores. Sin duda, una gran saga de colegiados. 

Léenos, Estadio Deportivo

Servicios

Nuestra Opinion

Nuestra Opinión

Sigue las opiniones de nuestros periodistas.

Hemeroteca

Hemeroteca

Toda la información de Estadio con solo un click.

Multimedia

Galería Fotográfica

Galería Fotográfica,Betis, Sevilla FC y mucho más...

El tiempo

El tiempo

Consulta el tiempo en Estadio Deportivo.

Descarga nuestra APP

Descarga nuestra APP

Toda la informacion deportiva en tu bolsillo.


Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
Política de Privacidad | Aviso legal