FÚTBOL LIGA CAMPEONES

Dani Olmo y Juan Mata: "Los futbolistas también luchamos por grandes causas"

07.12.2020 | 18:12

Madrid, 7 dic (EFE).- Así son los caprichos del fútbol. Dani Olmo y Juan Mata, dos jugadores que se observan con admiración y cuyas carreras abrochan lazos comunes, se enfrentarán este martes por la continuidad de sus equipos en la Liga de Campeones. Una victoria supondría para el Leipzig y el Manchester United seguir adelante en el torneo y apear a su rival. Un empate salvaría al cuadro inglés pero podría no alcanzarle al germano, si a su vez el París Saint-Germain puntúa en su visita al Istanbul Basaksehir.


La exigencia de resultados positivos que aúpen a los grandes equipos hacia la conquista de los objetivos es, para Juan Mata, la parte menos gustosa del fútbol profesional. "Eso hace que el disfrute sea más difícil de conseguir", reflexiona en una conversación telemática con EFE.


Lo dice él, después de haber ligado la mayor parte de sus 32 años al oficio de la pelota y de haber competido para el Real Madrid, el Valencia, el Chelsea y el Manchester United bajo "la exigencia de tener que obtener un resultado y jugar bien". "Si no lo haces, un compañero va a entrar por ti. Después, también está la exigencia de jugar ante 80.000 aficionados y no con tus amigos. Por eso es importante recordarse a uno mismo que hay una responsabilidad y un plan de juego, sí; pero que también hay que disfrutar del hecho de jugar a fútbol, de lo perfecto que está el césped o de jugar en un gran estadio. Cuanto más uno lo recuerde y cuanto más lo disfrute, mejor nivel va a alcanzar en su carrera", afirma.


Con diez años menos y todo el futuro por delante, Dani Olmo está empezando a revelarse como uno de los delanteros más prometedores del fútbol español. Formado en la cantera del Espanyol y el Barcelona, despuntó en el Dinamo de Zagreb antes de dar el salto a la Bundesliga de la mano del RB Leipzig, con el que la pasada temporada pisó las semifinales de la Champions. El catalán sonríe al recordar sus avances en el fútbol y su irrupción en la selección española absoluta, al tiempo que sueña con un doble desafío para el verano de 2021. Quiere jugar la Eurocopa y los Juegos Olímpicos.


"Yo tuve la suerte de hacerlo en 2012", interrumpe Mata. "Si puedes, te aconsejo que lo hagas. Pasa una vez en la vida lo de ser olímpico", subraya.


No es esa la única línea coincidente en las carreras de Juan Mata y Dani Olmo, a quienes el sorteo emparejó en el Grupo H de la Liga de Campeones. Más allá de esa rivalidad ?"es una pena que tengamos que jugarnos la clasificación con Dani", lamenta el asturiano; "es una pena que no nos podamos clasificar los dos", coincide el catalán- ambos comparten un hilo común.


"Hay ciertas similitudes en las edades a las que fuimos haciendo las cosas. Estoy seguro de que a Dani el hecho de haber ido a Croacia, y de estar ahora jugando en Alemania, le ha hecho crecer no solo como jugador sino como persona. Eso me sirvió a mí cuando me fui con 15 años de Asturias a Madrid, para jugar en la cantera del Real Madrid; y luego cuando me fui a Valencia. Eso te va haciendo madurar y te hace crecer como persona, además de como jugador", puntualiza Mata.


Cuando Dani Olmo partió hacia Croacia no era mucho mayor que él cuando dejó Asturias. Tenía 16.


"Me fui pensando un poco en mi futuro y en que sería lo mejor para mí, para progresar en lo futbolístico y en lo personal. Gracias a Croacia y a Zagreb soy la persona y el futbolista que soy. Me fui allí para estar donde estoy ahora, para poder dar el salto a una de las grandes ligas de Europa. Ahora con el Leipzig, en Alemania, estoy muy feliz y puedo tener un hueco y un espacio en el fútbol español, en la selección. Estoy muy feliz por lo que estoy consiguiendo", confiesa.


"DANI NO HA TOCADO TECHO"


Recuerda asimismo Olmo que durante los primeros años de su etapa en Zagreb tuvo cerca a su madre. Juntos empezaron a construir una nueva vida, en un país que considera su "segunda casa" después de cinco años viviendo allí. Se siente en deuda con la acogida que le brindó Croacia. Por eso intervendrá en Zagreb a través del programa de ayuda de Common Goal, una iniciativa solidaria que encabeza Juan Mata y a la que hace algunos meses se unió el delantero español del Leipzig.


"Hace poco tiempo Croacia sufrió una guerra y aún tiene secuelas. Me veía con la obligación de ayudar a los niños y niñas más desfavorecidos, que han sufrido sus consecuencias", justifica.


Por este paso que Dani Olmo decidió dar, muestra inequívoca de su solidaridad, Juan Mata habla de él con "orgullo".


"Lo primero que admiro de él es la edad, el fútbol que tiene por delante y los momentos que va a vivir, por el nivel que tiene y por lo que va a seguir creciendo. Le miro también con la ilusión de ser un jugador asentado en la selección y en los planes de Luis Enrique. Es un jugador capaz de asistir y de marcar, que entiende bien el juego y que se asocia muy bien. No ha tocado techo. Le quedan muchísimos años (?) Pero también le miro con orgullo, por haber recibido su llamada para unirnos en Common Goal. Me llena de orgullo que, a su edad, un jugador de este nivel piense en cómo puede ayudar a través del fútbol y que reconozca el poder del fútbol más allá de marcar goles o de ganar títulos", asevera Mata.


Para Dani Olmo, por su parte, el centrocampista del Manchester United "es un referente", "dentro y fuera del campo", por su capacidad de adherir a unos 200 futbolistas a su iniciativa.


"Cuando tienes a jugadores como Dani en tu equipo es más fácil que ganes partidos y con Common Goal ocurre lo mismo. Cuando se unen jugadores del nivel de Dani, me hace sentir muy contento", afirma.


"También me hace sentir contento este momento que estamos viviendo en el deporte en general y en el fútbol en particular. Se está viendo la plataforma que tenemos y la capacidad que tenemos de llegar a la gente, de comunicar nuestros valores y de ayudar a través del fútbol. Marcus Rashford, Raheem Sterling, Héctor Bellerin, Jordan Henderson? son muchos los jugadores que están ayudando y es síntoma del momento que estamos viviendo. A veces, por desgracia, parece que hace falta que pase algo para que la gente se dé cuenta de que dependemos unos de otros y de que nos necesitamos unos a otros. Pero en este momento estoy viendo a muchos jugadores haciendo cosas y luchando por grandes causas, lo que me hace muy feliz", apunta Mata.


En su caso, según explica, le mueve el deseo de "conectar los diferentes mundos del fútbol". "El mundo del fútbol profesional, el de los partidos importantes, las victorias y las derrotas, con el fútbol en países donde las situaciones no son tan privilegiadas", remarca.


"En ocasiones, el fútbol es una vía de escape para niños y niñas que se juntan, hacen amigos y se desarrollan y educan jugando a fútbol. Esos dos mundos, el del fútbol profesional y el del fútbol como herramienta social, parecían separados. Common Goal trata de acercarlos de manera longeva en el tiempo. Por eso salió este movimiento desde los jugadores profesionales hacia las organizaciones que utilizan el fútbol para el desarrollo. Antes ya había jugadores, equipos o ligas que habían ayudado. La UEFA o la FIFA ya habían hecho cosas muy buenas. Así que no se trata de un antes y un después con este movimiento. Pero sí que creo que se ha creado un momento en el que todo el mundo se ha dado cuenta de la importancia del deporte en la sociedad para tratar de crear una sociedad más igualitaria e inclusiva; y el fútbol, obviamente, es uno de los deportes más importantes", reflexiona el jugador del Manchester United.


Como una muestra de la evolución de la disciplina hacia la igualdad valora Dani Olmo la designación de la francesa Stephanie Frappart como árbitra del Juventus-Dinamo de Kiev.


"Me alegré mucho de que un partido de estas dimensiones lo arbitrase una mujer. Ha sido la primera vez en Champions, pero no la primera vez que una mujer arbitra un partido de fútbol masculino. Así que ojalá sea el primer paso para igualar todo lo demás. El fútbol femenino está demostrando tener mucho nivel y me alegro, en general, de que todo vaya así", comenta durante la conversación con EFE.


Juan Mata comparte su parecer. "Me parece un paso hacia delante por parte de UEFA y de FIFA que se tomen medidas para ayudar a la mujer en un deporte que hasta ahora estaba prácticamente protagonizado por hombres. Y no solo a nivel de arbitraje, sino de fútbol femenino, cosa que conocemos muy bien en nuestro movimiento porque la mitad de los miembros son jugadoras de fútbol. Me parece fantástico que el fútbol femenino tenga más repercusión, apoyo, publicidad y capacidad de que la gente lo vea y que niñas a las que les gusta el fútbol tengan la oportunidad de poder jugar", celebra.


Y es que esas conquistas sociales del fútbol son parte de la lucha diaria de Juan Mata. Más allá del césped, pretende reunir el 1 por ciento de los beneficios del fútbol para hacer su deporte más inclusivo.


"El fútbol es fantástico en el terreno de juego; pero también como herramienta social, por la igualdad y la inclusividad. Eso es parte del ADN del fútbol", sentencia Juan Mata a pocas horas de jugarse la supervivencia en la Liga de Campeones con el Manchester United.


Durante 90 minutos Dani Olmo será su rival. Ocurre que su alianza más allá del fútbol no tiene límite temporal y es más importante incluso que el decisivo partido de este martes.


Lucía Santiago

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal