AUTOMOVILISMO GP TOSCANA

Bottas domina en Mugello; Verstappen, único que aguanta a los Mercedes

11.09.2020 | 13:47

Madrid, 11 sep (EFE).- El finlandés Valtteri Bottas dominó, por delante de su compañero ingles Lewis Hamilton, los entrenamientos libres para el debutante Gran Premio de la Toscana -el noveno del Mundial de Fórmula Uno-, en el circuito italiano de Mugello; donde el holandés Max Verstappen (Red Bull) fue el único que se acercó a los dominantes Mercedes.


Bottas, que al igual que los demás marcó su mejor tiempo en el segundo ensayo y con neumático blando, cubrió en su mejor vuelta los 5.245 metros de la pista -a 35 kilómetros al norte de Florencia- en un minuto, 16 segundos y 989 milésimas, 207 menos que el séxtuple campeón mundial. Verstappen giró a 246 milésimas; y, a partir de ahí, nadie quedó por debajo de las nueve décimas que separaron al finés del otro Red Bull, el del tailandés Alex Albon, cuarto y único que se situó a menos de un segundo del nórdico de Mercedes.


Los Renault del australiano Daniel Ricciardo -a un segundo- y el francés Esteban Ocon -a un segundo y una décima- se ordenaron detrás de las avasalladoras 'flechas de plata', de negro en contra del racismo. En unos entrenamientos que el mexicano Sergio Pérez (Racing Point) acabó con el séptimo tiempo; y el español Carlos Sainz, que el pasado domingo fue segundo en Monza, con el decimotercero.


Bottas ya había sido el mejor en el primer ensayo, por delante de Verstappen -a sólo 48 milésimas- y del monegasco Charles Leclerc, de Ferrari, propietaria del circuito y que alcanza en Mugello su Gran Premio número 1.000. Dato que refleja en sus monoplazas, pintados esta vez de rojo burdeos, el que lucían en su primera carrera en la categoría reina, la de Mónaco de 1950.


Desde entonces, el equipo de Maranello, en plena crisis deportiva (ni Leclerc ni el alemán Sebastian Vettel han puntuado en las últimas dos carreras: en Bélgica y, peor aún, en Monza), creció hasta convertirse en el más laureado de la historia. Con quince títulos de pilotos, 16 de constructores y 238 victorias.


El domingo -cuando está previsto dar 59 vueltas, para completar un recorrido 309,5 kilómetros- Mugello recibirá su bautismo como sede de una prueba de F1. Pero en su día sirvió de importante campo de pruebas, sobre todo cuando éstas no estaban restringidas. Y en esta pista dio gran parte de los más de 145.000 kilómetros que hizo en días de test el alemán Michael Schumacher, único séptuple campeón mundial, que logró cinco de sus siete títulos con la 'Scuderia'.


Hamilton, que lidera con 164 puntos, 47 más que Bottas y con 54 sobre Verstappen, quiere igualar este mismo año las siete coronas del 'Kaiser', de cuyo otro gran récord histórico se situará a sólo una si este domingo suma su victoria 90 en la categoría reina, la sexta en el Mundial del covid-19.


Un certamen marcado por estrictas medidas de seguridad sanitarias que poco a poco se van relajando. Si en Monza, la primera prueba que no fue a puerta totalmente cerrada, entraron 250 médicos, sanitarios y militares homenajeados de esta forma por su labor en los peores momentos de la pandemia; se preven 2.880 espectadores hasta el domingo en Mugello. Donde los elevados precios de las entradas y la especulación -algunas fueron rebajadas, al no haber demanda, de 600 a 300 euros- ha generado no poca polémica.


Sainz, que, entre otras cosas, trae un nuevo morro en su McLaren, acabó una "jornada difícil" en el decimotercer puesto de la tabla de tiempos.


El talentoso piloto madrileño fue decimoquinto, a segundo y medio de Bottas, en el primer ensayo -que el francés Pierre Gasly (Alpha Tauri), que el domingo festejó en Monza su primera victoria en F1- acabó quinto. Y después de las 33 vueltas que dio por la mañana, Sainz dio otras 32 en la sesión vespertina. Avanzó dos puestos, pero se quedó algo más lejos del finés: a un segundo y 662 milésimas.


Las horas previas al arranque del Gran Premio de la Toscana estuvieron marcadas por dos anuncios: el de la salida de 'Checo' Pérez de Racing Point, el miércoles; y, un día después, el de que su sustituto en la escudería -que se denominará Aston Martin- será Vettel, a quien a su vez Sainz sustituirá en Ferrari.


'Checo' -decimoquinto en el primer ensayo, a casi dos segundos- acabó séptimo la jornada tras añadir 34 vueltas en la sesión vespertina a las 29 que había dado por la mañana. Giró en 1:18.198 y se quedó a un segundo y dos décimas de Bottas, en una sesión en la que protagonizó uno de los incidentes, cuando, al volver a pista desde el 'pit lane', chocó contra el finlandés Kimi Raikkonen (Alfa Romeo). Acción que está siendo investigada y que podría costarle una sanción al bravo piloto tapatío.


Vettel dio un espectacular trompo en la segunda sesión, en la que marcó el duodécimo tiempo, a segundo y medio de Bottas y un puesto por delante de Sainz. Que se inscribió una plaza por delante de su compañero inglés Lando Norris, que sólo dio nueve vueltas en una sesión que acabó mucho antes de lo esperado, al perder el control de su McLaren y accidentarse; por fortuna, sin mayores consecuencias.


Sainz se quejó de que nunca encontraron la ventana de trabajo del coche, en el que afirmó no haberse sentido cómodo; pero apuntó que las cosas pueden cambiar de un día para otro. Este sábado, en territorio virgen, todos seguirán buscando mejoras y soluciones en el tercer y último ensayo libre, horas antes de la sesión de calificación, que ordenará la formación de salida de la carrera dominical.


Adrian R. Huber

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal