BALONCESTO COPA DEL REY

La Copa atisba un cambio de ciclo

15.02.2021 | 12:02

La Copa del Rey de Madrid, resuelta con el primer título del nuevo proyecto del Barça dirigido por Sarunas Jasikevicius, parece atisbar un cambio de ciclo en el baloncesto español, a costa de un Real Madrid cuyo modelo -lesiones aparte- empieza a dar algunos síntomas de agotamiento.

 

La poderosa plantilla construida a base de talonario para acabar con el dominio del equipo de Pablo Laso en la última década, con mimbres de la talla de Nikola Mirotic, Nick Calathes, Cory Higgins o Álex Abrines, pasó como un rodillo sobre su eterno rival en una final dominada de principio a fin (73-89).


Aunque pocos se atreven aún a dar por acabado el ciclo de un Real Madrid que sigue líder en la Liga Endesa, con una sola derrota en 21 partidos, y en el Top-4 de la Euroliga y que llegó a la final muy castigado por la sobrecarga de partidos y mermado por las lesiones de Anthony Randolph, Jeffery Taylor y Rudy Fernández.


La marcha de Facundo Campazzo a la NBA, al que no se sustituyó, ha dejado sin uno de sus principales referentes a una plantilla que mantiene el gen ganador pero que tendrá que reinventarse este verano para renovarse, consciente de que varios de sus jugadores ya tienen cerca el final de sus carreras.


Tras caer ante el Barça, Laso admitió en rueda de prensa que su equipo "debe mejorar" si quiere competir al más alto nivel. "Obviamente tenemos problemas físicos pero espero que el equipo sea capaz de recuperarse", dijo.


A Jasikevicius se le preguntó minutos después en la misma sala si el éxito de sus jugadores apuntaba a un cambio de ciclo, y dijo no creer "mucho" en esa teoría "porque en clubes como el Barça o el Madrid tienes que ganar siempre".


Pero este debate no sería el mismo si el equipo catalán no hubiese remontado en su debut ante un sorprendente Unicaja que le arrasó en el primer cuarto, le llegó a ganar de 20 puntos, y solo cedió en la prórroga y tras varias decisiones polémicas de los árbitros que fueron muy protestadas por los andaluces.


Solo los cajistas pudieron jugar de tú a tú a los azulgranas, que tras ese susto inicial se mostraron muy superiores tanto al TD Systems Baskonia en semifinales como al Real Madrid en el partido por el título.


Con las tres Copas ganadas en los últimos cuatro años, todas al Real Madrid, el club catalán -que en diciembre también tumbó a los de Laso en el que hasta el momento es su único traspié liguero- acecha en el palmarés a los blancos. Ya suma 26 títulos coperos, dos menos que su eterno rival.


Al margen de los finalistas, el Lenovo Tenerife volvió a completar un muy buen torneo, confirmando su gran temporada. Estuvo sólido ante el San Pablo Burgos y plantó cara durante muchos minutos al Real Madrid en la que fue la tercera semifinal de su historia.


En el plano individual, destacaron dos nombres especialmente. Un Cory Higgins letal en sus tres actuaciones que acabó como MVP del torneo, y Dario Brizuela con su exhibición en la última eliminatoria de cuartos, en la que endosó 33 puntos al Barça, la mayor anotación de un jugador español en los últimos 30 años.


Este año, la Copa privó al trofeo por culpa de la pandemia de uno de sus mayores activos, el ambiente que daban en las gradas las aficiones de los ocho equipos participantes, pero no del habitual espectáculo sobre la pista, en donde el Barça dio el primer aldabonazo de la era Jasikevicius en forma de título.


Antonio Soto

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal