CICLISMO PARÍS-NIZA

Sam Bennett logra el doblete y Roglic se cae, pero mantiene el liderato

11.03.2021 | 21:04
Sam Bennett logra el doblete y Roglic se cae, pero mantiene el liderato.

El irlandés Sam Bennett (Deceuninck Quick Step) cumplió el pronóstico en una jornada señalada para el sprint con doblete al final de la quinta etapa de la París-Niza, disputada con un recorrido de 200,2 kilómetros entre Vienne y Bollène, en la que Primoz Roglic mantuvo el jersey amarillo pese a sufrir una caída.

Etapa tranquila y atípica, ya que no se produjo ni la tradicional escapada de modestos corredores que buscan ratos de gloria. El recorrido era largo, pero sin sobresaltos. Solo al final los esprinters tomaron cartas en el asunto, y entre todos, Sam Bennett apareció en el momento adecuado para apuntarse un doblete y la cuarta victoria de la temporada.

El maillot verde del Tour 2020, de 30 años, amplió la fiesta del Deceuninck, ya que en la Tirreno-Adriático, y solo unos minutos antes, su compañero campeón mundial Julian Alaphilippe se había hecho con la victoria. Los 'lobos' logran éxitos a pares.

En la Carrera del sol el sprint encumbró a Bennett por delante del francés Nacer Bouhanni (Arkea) y del alemán Pascal Ackermann (Bora), todos con un tiempo de 05h16.9.

Roglic pasó página con el maillot amarillo, y lo defenderá en la sexta jornada, otra vez con montaña, con una ventaja de 31 segundos sobre el alemán Max Schachmann (Bora) y 37 respecto al estadounidense del UAE Brandon McNulty. El español Ion Izagirre, muy combativo, rebaño 3 segundos del esprint intermedio y es cuarto a 40 segundos.

SIN ESCAPADA, JORNADA DE NO AGRESIÓN

Después de la primera etapa de montaña el pelotón se tomó la jornada llana hacia Bolléne con tranquilidad absoluta, sin escapadas, sin tan siquiera los habituales intentos de los corredores más modestos.

Una curiosa situación que se fue desarrollando a ritmo cicloturista, con ambiente distendido, una especie de pacto de no agresión hasta la llamada de la lucha por la etapa. La Carrera del sol fue bastante placentera.

La paz se rompió momentáneamente a 72 km de meta, cuando un grupo de 11 belgas de diferentes equipos, con Gilbert, Lampaert y Campanaerts entre ellos, intentó el despegue. Falsa alarma, ya que reaccionó de inmediato el Deceunicnk, dejando claro que la etapa debía resolverse al esprint y con Sam Bennett vencedor.

CAÍDA DE ROGLIC, BENNET NO PERDONA

La etapa no tuvo el aliciente de la caza de escapados. Los equipos de los esprinters empezaron a tensar a 20 kilómetros de meta. Algunos momentos de nervios y tal vez de relajación provocaron caídas. El mismo líder Primoz Roglic y su compañero Tony Martin se fueron al suelo con diferente suerte.

El esloveno se levantó y siguió la marcha, el alemán hubo de retirarse camino del hospital para ser sometido a las pertinentes pruebas radiológicas.

El Jumbo quedaba mermado, pero los que seguían en carrera aun asumieron parte de la aproximación a meta, aunque fueron los hombres del Deceuninck los que se pusieron al frente en un tramo de curvas clave para la colocación previa a la recta de meta.

Muchos eran los candidatos, pero solo uno el elegido, el más fuerte del momento. Sam Bennett siguió sumando, ya con doblete y pensando en el triplete. La ambición de los 'lobos' es ilimitada. Este viernes vuelve la montaña con la sexta etapa, que unirá Brignoles y Biot, de 202,4 kilómetros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal