Lección del Deceuninck con triunfo de Honoré en Ondarroa; McNulty sigue líder

09.04.2021 | 21:16

El danés Mikkel Frolich Honoré, que ganó la etapa, y el checo Josep Cerny, que le acompañó en meta, redondearon una auténtica lección de ciclismo del Deceuninck-Quick Step en Ondarroa, quinta fracción de la Itzulia 2021, tras la que sigue como líder el estadounidense Brandon McNulty (UAE Emirates).


Una jornada de transición en lo importante de la carrera vasca, la pelea por la general, y que aprovechó el Deceuninck para ofrecer unos de esos recitales que acostumbra desde hace ya años.


El equipo belga metió a dos corredores en la escapada casi de salida de seis unidades, atacó al resto componentes en la última subida puntuable, Urkaregi (3ª), y remató al tercer superviviente de la fuga, el francés Julian Bernard (Trek), a poco de meta.


No fue la única exhibición del día, ya que el Astana dio otra. Aunque el movimiento en busca de la victoria de etapa de los vascos Alex Aranburu y Omar Fraile, también en Urkaregi, no tuvo premio.


En todo caso, los azules regalaron 20 km. de persecución a la cabeza de carrera de hizo de la jornada una clásica más que una jornada de una carreta por etapas.


De todos modos, en la general ni hubo lucha, porque los 160 km. entre Hondarribia y Ondarroa no lo permitían, ni hubo más cambios el de que Adam Yates, la baza del Ineos, no aparezca en el Top 10 y le hayan superado Alejandro Valverde (Movistar), quien hoy cumple 18 años como ganador en carreras profesionales, Ion Izagirre (Astana) y Mikel Landa (Bahrain), séptimo, octavo y noveno.


Por delante ellos, sigue líder McNulty con 23 segundos de ventaja sobre Primoz Roglic (Jumbo), 28 sobre Vingegaard (Jumbo), 36 sobre Pello Bilbao (Bahrain) y 43 sobre su líder Tadej Pogacar.


En la etapa, Bernard fue tercero, a 17 segundos; y cuarto, a 28, el sudafricano Daryl Impey encabezando el pelotón.


En la escapada casi de salida acompañaron a Honoré, Cerny y Bernard el costarricense Andrey Amador (Ineso) y el neerlandés Ide Schelling (Bora). Unos kilómetros después, no sin sufrimiento, se les unió el noruego Andreas Leknessund (DSM).


La fuga, a pesar de contar con buenos rodadores y ayudada por el viento favorable, no pasó de los 3 minutos de ventaja ante el interés del pelotón de no darla demasiadas posibilidades.


Pero, a pesar del esfuerzo de los ProTeam Euskaltel-Euskadi y Caja Rural, que trabajaban para Mikel Aristi y Jon Aberasturi, a los Deceuninck ya fue imposible cazarles.


La etapa de mañana, la sexta de la Itzulia 2021, es la llamada a decidir la carrera. Y no solo porque sea la última, sino por su formato corto y explosivo. Solo 111,9 km, pero siete puertos puntuables: tres de Primera, uno de Segunda y tres de Tercera.


Tras superar Arribinieta (3ª; km.5) y Elkorrieta (3ª; km.12), llega Azurki (1a; km.24; 5,4 km. al 7% de desnivel medio y rampas de hasta el 16); Elosua (2a; km.44) servirá de transición hacia una segunda mitad de etapa ya con los las dos subidas a Arrate.


La primera por Krabelin (1ª; km.69; 5 km. al 9,6 y tramos al 17) y la segunda, después de Trabakua (3ª; km.90), por Usartza (4,5 al 8,8 y puntos al 13), con la cima a 2.400 metros de meta.


Un escenario sin duda ideal para que los eslovenos Pogacar y Roglic continúen con el impresionante pulso que iniciaron en el Tour y que ha tenido en los tres primeros días de esta Itzulia el siguiente capítulo. Un duelo de gigantes al que también se quieren unir Valverde, Landa, Ion Izagirre y un Pello Bilbao que es el mejor colocado en la general, cuarto, del pelotón nacional. Todos con opciones y completando una buena carrera.


Ramón Orosa

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal