GIMNASIA TOKIO 2020

Ray Zapata: "Ya no hay margen: hay que entrar en la final sí o sí"

09.01.2020 | 14:24
Ray Zapata: "Ya no hay margen: hay que entrar en la final sí o sí"

Madrid, 9 ene (EFE).- Entre los veinte gimnastas que trabajan en estos primeros días de enero en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Madrid, solo hay un que no ha tenido vacaciones de Navidad y que ya entrena los ejercicios completos: es Ray Zapata, uno de los mayores especialistas mundiales en suelo, que necesita dominar las tres próximas copas del mundo para asegurarse una plaza propia en los Juegos Olímpicos de Tokio.


Como los buenos trapecistas, Zapata trabaja sin red: "Ahora no hay margen para decir 'voy a intentar entrar en la final'. No, no. Ahora hay que entrar sí o sí", comentó el gimnasta a Efe al término de un entrenamiento.


Su objetivo es claro: "Tengo que conseguir dos oros en tres copas del mundo para finalizar primero en el ránking. Es muy complicado, pero no imposible. Y estoy poniendo todo de mi parte para sacar lo mejor de mí y lograrlo".


Los caminos de la gimnasia siempre enrevesados.


El equipo español masculino de artística (como el femenino) ya está clasificado para Tokio. Zapata, que sorprendentemente fue reserva en el Mundial de 2019 en el que se aseguró la plaza, puede ser incluido o no en el equipo que vaya a los Juegos, a criterio del seleccionador Fernando Siscar. Pero si se impone en la general de la Copa del Mundo o es el mejor entre los que aún no están clasificados, Ray obtendría una plaza más para España que, además, sería una plaza individual nominal que nadie le podría quitar.


Estos compromisos le llevarán a Melbourne (Australia) del 20 al 23 de febrero, a Bakú (Azerbaiyán) del 12 al 15 de marzo y a Doha (Catar) del 18 al 21 del mismo mes.


"Trabajo dos ejercicios, uno de 6,5 y otro de 6,3 de dificultad. El de 6,3 es para entrar en la final. Y una vez dentro, hay que ver lo que sale más rentable, si hace falta o no arriesgar", explicó Zapata.


"Una décima es un mundo. A lo mejor con el de 6,3 voy más tranquilo y puedo clavar más series, voy más limpio en el aire. Con el de 6,5 tengo que ir más rápido, hay más dificultad. Tengo un poco más margen de error, pero también mucho margen de fallo. Tengo que estar preparado para hacer los dos ejercicios", afirmó.


El ejercicio de 6,5 incluye el 'zapata', un elemento bautizado con su nombre porque fue creado por él y que consiste en un doble mortal adelante con giro y medio.


Durante los días de Navidad, el gimnasta nacido en Santo Domingo hace 26 años ha trabajado "la resistencia y la adaptación a los ejercicios", que ahora ya practica completos "para llegar en el máximo pico de forma a la primera competición".


"Me duele todo", afirmó. "El gimnasta que diga que no le duele nada, miente. A mí me duelen sobre todo las piernas, que es lo único que utilizo, con mucha carga. Pero por lo general estoy bastante fuerte y creo que estas competiciones las afrontaré en una forma muy buena", señaló tras bromear con el entrenamiento extra que le supone la avería del ascensor de su casa, en un quinto piso.


"Yo aún aguanto, pero mi perro ya se queja", apuntó.


Con el cuerpo a punto, Zapata dedicará parte de su tiempo en las próximas semanas a poner también su mente en el mejor estado posible.


"Empezaré a trabajar con un psicólogo porque lo que me viene ahora es algo muy, muy fuerte y creo que tengo que buscar ayuda para afrontarlo", admitió.


"Yo tengo la cabeza bastante amueblada y suelo competir mejor que entreno. Pero hay que saber focalizar la energía. No es lo mismo trabajar para ser segundo que para ser primero. Es una diferencia muy grande. Se puede ser fácilmente segundo o tercero, pero para ser primero, y primero cada vez, tienes que ser muy bueno y trabajar mucho con esa energía para que salga bien ese día. Y, si no sale, saber remediarlo", explicó el gimnasta.


"Creo que necesito un poco de ayuda en ese ámbito y estoy en el proceso de conseguirlo", agregó.


De momento, Zapata parece tener completamente superado el golpe anímico que le supuso ser solo reserva en el Mundial de Stuttgart, clasificatorio para los Juegos de Tokio, después de haber hecho el esfuerzo de preparar los seis aparatos.


"Por supuesto", dice a la pregunta de si fue doloroso. "Estaba preparado, sobre todo en suelo. Podía haber estado entre los mejores. O no. Nunca lo sabremos. Pero yo había trabajado para ello", afirmó.


"Quedarse fuera de un clasificatorio en el que podía haber estado en la final, incluso haber conseguido una medalla, es duro después de tanto trabajo. Pero era yo u otro y creo que fue la mejor elección. Si hubiera competido no tendría ahora la oportunidad de conseguir la plaza individual. Salió bien, fue la decisión más acertada. Había un millón de combinaciones y fue la mejor ", dijo.


"Esto es alto rendimiento y somos un equipo. No puedes ser tú siempre el centro de atención", subrayó Zapata. Pero la realidad le desmiente en cada entrenamiento: cuando él se pone en acción, los demás se paran y miran. Sus ejercicios de suelo son un espectáculo. Sus compañeros los disfrutan y, cuando acaba, le aplauden.


Natalia Arriaga

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal