FÚTBOL SALA - SUPERCOPA ESPAÑA

6-4. El Inter retoma la hegemonía

15.04.2021 | 23:01

Liderado por Eric Martel, goleador dos veces y asistente otra, el Movistar Inter confirmó el cambio de tendencia, ganador de la Copa de España 2021 y este jueves de la Supercopa; las dos contra el Barça, vencedor de casi todo hace un curso y ahora destronado por el 'nuevo' equipo madrileño (6-4).


Ha recuperado la hegemonía. Si es puntual o no, lo determinarán la Liga y la Liga de Campeones. Pero el Barça lo había ganado casi todo en los dos cursos precedentes y el Inter se ha adjudicado los tres últimos títulos nacionales disputados. Primero fue la Liga el pasado junio, después la Copa de España y ahora la Supercopa, quizá menos llamativo o prestigioso, pero demuestra su actual momento.


Su transformación del pasado verano es hoy un proyecto con una firmeza indiscutible, que se siente capaz de todo y ha retomado el sitio que por historia le ha pertenecido al conjunto madrileño; esa cima de la que se había caído en las últimas dos campañas, hasta su reivindicación con la 'extraña' Liga ganada hace diez meses.


Ya no están ni Ricardinho ni Ortiz, pero ahora lucen otros futbolistas en las filas del más campeón de todos, ganador de su decimocuarta Supercopa de España. Como Eric Martel, por ejemplo, el líder del triunfo de este jueves del Movistar Inter, con dos goles y una asistencia, o Cecilio, goleador decisivo en el WiZink Center, mientras persisten las paradas indispensables de Jesús Herrero.


Otra decepción para el Barça. Y ya van dos en tres semanas contra el mismo rival. No hubo desquite de la Copa de España.


Como en ella, el Barça se adelantó primero. El 0-1 lo marcó Matheus, beneficiado por un rechace y por la comodidad con la que ejecutó su zurdazo sobre la portería de Jesús Herrero. Como en la Copa, el Inter respondió. Esta vez no necesitó la inflexión de una bronca o un tiempo muerto. Esta vez, era mejor. Con 0-0 y con 0-1.


En el minuto 7, Pito marcó el 1-1. El Inter lo necesita en su versión más desbordante, que también descubre la más determinante (terminó después con molestias musculares). En ello está el brasileño. Su gol lo generó su zancada, con la que superó a Aicardo, y lo facilitó un rebote decisivo en la salida de Dídac: se quedó con vía libre hacia la portería, el gol y el 1-1.


Como en la Copa, el control, el ritmo o la presión las ganó el conjunto madrileño en el primer periodo, en el que, igual que en la final hace tres semanas, remontó antes del intermedio, con el 2-1 de Eric Martel con un certero tiro con la zurda con el que aprovechó al minuto la inferioridad numérica entonces del Barça. En el minuto 11.


Uno antes, Dídac, guardameta azulgrana, fue expulsado por repeler con la mano fuera del área el lanzamiento de Fer Drasler. Tan al límite del área, pero unos milímetros fuera, la tarjeta roja no fue instantánea. No señalaron nada los árbitros, primero. La tecnología cambió la percepción de la acción. Hizo falta una concienzuda revisión hasta que ambos sintieron la certeza de la nueva decisión.


Expulsado Dídac, lesionado Miquel Feixas, Óscar de la Faya -madrileño, 20 años, internacional sub'19- irrumpió en la portería, con la responsabilidad que supone una final, un título en juego y un panorama tan comprometido para el Barça, por debajo de su rival -en el marcador y sobre la pista-, aliviado cuando Eric Martel lanzó fuera el doble penalti que le ofrecía el 3-1 y resistente rumbo al descanso cuando el joven portero despejó dos tiros lejanos de Pito o cuando frustró a Fer Drasler en un duelo individual entre medias.


Sostenido por él -también despejó otro tiro de Borja y otro remate a Cecilio antes del descanso-, el Barça sobrevivió, pero, como en la Copa, se sentía a contracorriente, sometido por su rival y nada constante, impreciso y poco rotundo sobre la portería contraria, más allá de que sí dispuso de alguna ocasión puntual.


Hasta ahí, el duelo tuvo similitudes con la final de Copa. Después, no. Porque el Inter no fue un equipo tan completo, tan perfecto, como entonces. La evidencia está en la forma con la que, de pronto, tiró todo lo que había hecho antes con dos errores, con dos invitaciones a la remontada del Barça, que aceptó los regalos.


El primero, a los tres minutos de la reanudación, fue de Cecilio. Ni siquiera tuvo que intervenir nadie del conjunto azulgrana. El descontrolado y potente despeje lo alojó en su propia portería, como si hubiera sido la contraria (2-2, m. 23). El segundo fue de Borja, que falló una entrega en su campo: Aicardo lo aprovechó con el 2-3.


Tan de repente cambió todo como volvió al empate, con el remate de Eric Martel instantes después (3-3, m. 24), para relanzar otro encuentro. De nuevo fue del Inter, con el 4-3 de Dani Saldise (m. 29), a pesar del 4-4 de Adolfo (m. 35) y, sobre todo, con el golazo del 5-4 de Cecilio y con el 6-4 de doble penalti de Fer Drasler.


- Ficha técnica:


6 - Movistar Inter: Jesús Herrero, Boyis, Cecilio, Martel, Dani Saldise -cinco inicial-; Raya, Pito, Borja y Fer Drasler.


4 - Barça: Dídac, Marcenio, Daniel, Matheus, Ximbinha -cinco inicial-; Andre Coelho, Aicardo, Dyego, Adolfo, Ferrao y Esquerdinha.


Goles: 0-1, m. 4: Matheus. 1-1, m. 7: Pito. 2-1, m. 11: Eric Martel. 2-2, m. 23: Cecilio, en propia puerta. 2-3, m. 24: Aicardo. 3-3, m. 24: Eric Martel. 4-3, m. 29: Saldise. 4-4, m. 35: Adolfo. 5-4, m. 37: Cecilio. 6-4, m. 38: Fer Drasler, de doble penalti.


Árbitros: Rodrigo Miguel y Sánchez Molina. Expulsaron con roja directa tras la revisión tecnológica a Didac, portero del Barça, en el minuto 10. Amonestaron a Raya (m. 5), por el Inter, y a Daniel (m. 7) y al entrenador Andreu Plaza (m. 33), por el Barça.


Incidencias: partido correspondiente a la Supercopa de España, disputado en el WiZink Center de Madrid ante unos 1.500 espectadores.


Iñaki Dufour

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal