FÚTBOL ATLÉTICO MADRID

Torreira debuta, Suárez resuelve

17.10.2020 | 19:02
Torreira debuta, Suárez resuelve

Hay pocas incorporaciones a lo largo de la era Diego Simeone que hayan debutado tan rápido como el medio centro uruguayo Lucas Torreira, con apenas tres días con sus compañeros, y hay menos ejemplos aún de una irrupción tan determinante como Luis Suárez, la solución del Atlético de Madrid en la visita a Balaídos, donde encarriló el triunfo certificado luego por Yannick Carrasco.


No le falta gol al Atlético, aunque tal explicación hubiera retomado el protagonismo. Realidad -y por momentos excusa también- en la irregularidad que marcó el pasado curso, era nada más un mal recuerdo cuando goleó 6-1 al Granada en su puesta en escena... Y una explicación recurrente para justificar el 0-0 en Huesca. El otro 0-0 con el Villarreal tenía muchos matices, porque no tiró a portería.


Quizá dos paréntesis puntuales, no puede faltarle gol a un equipo que tiene en sus filas a Luis Suárez. Por eso lo ha fichado. Su currículum no admite dudas. Ni siquiera ahora. Desde que ha llegado al Atlético, casi cada ocasión es gol. Las dos contra el Granada y la primera contra el Celta. Por ahora, cinco ocasiones, tres goles.


Y eso, en un equipo de tal estructura como el Atlético, tal y como está diseñado, es una mina de la que extraer goles y puntos, tanto como lo es su portero: Jan Oblak. Hay pocas victorias en los últimos tiempos del conjunto rojiblanco que no se entiendan sin alguna parada decisiva suya. La de este sábado en Balaídos, la 200 de Diego Simeone en la Liga, también lleva su firma remarcada.


Desde su indispensable intervención a un duelo individual ante Santi Mina defendió el Atlético el 1-0 de Suárez, que había dado el primer golpe al partido; rápido, certero y resolutivo en el minuto 6 para culminar la relevante acción colectiva, que pasó por Lemar, Koke, Diego Costa y Manu Sánchez, asistente final, antes de armar su zurda para batir a Iván Villar.


DIEGO COSTA, CLAVE EN EL 0-1, LESIÓN Y DUDA PARA MÚNICH


La intervención de Diego Costa, en tiempos cuyo pasado no admite ninguna comparación con su presente, fue tan interesante como definitiva, dentro de esa discrepancia que sostiene desde que volvió entre su incontestable curso 2013-14 y sus últimas dos campañas, a años luz de su mejor versión como goleador.


Una lesión muscular aparentemente en el muslo izquierdo, en el inicio del segundo tiempo, lo frustró después. Fue reemplazado. Y su concurso en la Liga de Campeones ante el Bayern está más que en duda, a la espera del diagnóstico exacto de la dolencia.


Ese infortunio marcó el final de la apuesta de este sábado de Simeone, que juntó por primera vez a Luis Suárez y Diego Costa. Y en el once. No lo había hecho en ningún momento de los primeros tres encuentros. En el 6-1 al Granada, Suárez entró por Costa. En el 0-0 con el Huesca y en el 0-0 con el Villarreal fue al revés, con el brasileño por el uruguayo. Joao Félix empezó en el banquillo...


TORREIRA, DEBUT, PARTIDO COMPLETO Y MÁS DE 9 KILÓMETROS


Y Lucas Torreira fue titular. Con el número 5, como un medio centro puro junto a Koke Resurrección, con algo más de libertad el madrileño que él para subir su posición. "Energía, vitalidad, recuperación, dinámica en el medio...", presuponía el técnico que iba a aportar el futbolista, que se ha estrenado con victoria. Es el jugador número cien que emplea Simeone en la Liga con el Atlético.


Y lo hace sin adaptación, que realmente no la necesita por los años que ya acumula en el fútbol europeo desde que llegó en edad juvenil al Pescara -luego jugó en el primer equipo de ese club, en el Sampdoria y en el Arsenal desde 2015 hasta la actualidad-, y con una confianza indudable de Simeone, que lo mantuvo los 90 minutos, aunque terminó desfondado, con un visible esfuerzo y cansancio.


No hay mejor ejemplo que su veloz titularidad. El jueves hizo su primer entrenamiento, el viernes probó en el once titular de Simeone en el medio centro, con la exigencia que eso tiene, sobre todo cuando eres un recién llegado, y el sábado ya estaba desde el inicio sobre el césped de Balaídos para un estreno práctico, serio, sin alardes, con entusiasmo, con más de 9 kilómetros recorridos, con un tiro y, sobre todo, con la veracidad que da ser el ganador.


Ya no está Thomas Partey, que se ha ido al Arsenal por los 50 millones de su cláusula de rescisión, y este sábado no estaba disponible Saúl Ñíguez, baja por unas molestias musculares y un fijo en cada partido y en cada esquema del técnico argentino en el centro del campo, pero sí había más posibilidades que el propio Torreira para jugar en el medio centro, como el mexicano Héctor Herrera.


Pero Simeone eligió al internacional uruguayo de 24 años, aunque no había casi ni entrenado con su equipo y aunque presentaba las mismas circunstancias de volver del largo viaje con su selección que Herrera o que, por ejemplo, Joao Félix o Yannick Carrasco. Ninguno de los tres empezó de inicio en la visita al estadio de Balaídos.


En cambio, sí lo hicieron Jan Oblak, Kieran Trippier, Stefan Savic, Kieran Trippier y Luis Suárez, además de Torreira, que también han estado las dos últimas semanas con sus países. Renan Lodi era baja por lesión, por la contractura muscular con la que volvió de jugar con Brasil y que le pone en seria duda ante el Bayern Múnich el miércoles en el inicio de la Liga de Campeones.


También está complicado el concurso en ese encuentro de Diego Costa, a la espera del diagnóstico de la lesión muscular sufrida en el segundo tiempo ante el Celta. Y la evolución de las molestias de Saúl Ñíguez y José María Giménez. Cuatro hombres importantes en duda para el descomunal reto ante el campeón de Europa. Ahí apunta ya Luis Suárez, con sus tres goles en cinco ocasiones. Quiere revancha.


 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal