La portada de hoy
 
 
Estadio deportivo

Atlético: Un problema central y dos finales por delante

04.11.2021 | 13:21

El Atlético tiene un problema central. La debilidad de su defensa le volvió a costar otra vez dos goles en menos de media hora en la derrota contra el Liverpool en Anfield Road (2-0) y convierte sus dos próximos encuentros de Liga de Campeones en dos finales contra el Milán y el Oporto.


Diego Pablo Simeone había advertido el día antes del partido que el duelo de octavos de final de marzo de 2020 era pasado, algo que quedaba "para el recuerdo de los atléticos". En ese encuentro, el conjunto rojiblanco se agarró a su capacidad defensiva y contó con una exhibición de Jan Oblak. Efectivamente, quedaron para el recuerdo, porque nada tuvo que ver con eso su defensa del miércoles.


El conjunto otras veces agresivo, rocoso, vencedor en la mayoría de los duelos en balones divididos, no ofrece en este inicio de temporada esas características. En el 53% de los encuentros que ha disputado esta campaña ha comenzado por detrás en el marcador: ocho de los quince duelos entre LaLiga Santander y la Liga de Campeones.


Ante el Liverpool, se repitió en Anfield Road el arranque del Metropolitano, con dos goles encajados en menos de media hora. Si la reacción en Madrid fue casi instantánea, con dos goles de Antoine Griezmann antes del descanso, en tierras inglesas no fue posible, y se complicó aún más con la expulsión del central Felipe Monteiro en la primera mitad.


"Nos han marcado dos goles muy fáciles que no pueden pasar", admitió Oblak tras el encuentro. "Nos han penalizado esos dos fallos que hemos tenido en los goles", añadió el central Mario Hermoso. Simeone, por su parte, elogió que el Liverpool tuvo "mucha precisión" en sus centros y juega "a una velocidad a la que le saca partido".


Las causas de esta situación pueden ser variadas, desde la mayor vocación ofensiva del equipo, las ausencias de defensores como Stefan Savic, que ayer cumplió su cuarto y último partido de sanción europea, o los estados de forma de los defensores actuales.


En el primer gol, el delantero del Liverpool Diogo Jota cabeceó libre de marca pasando entre Felipe y Kieran Trippier; y en el 2-0 Mané se coló a toda velocidad entre Felipe y Giménez sin ser detectado. La expulsión por roja directa de Felipe en el minuto 37 tras una patada por detrás a Mané en el centro del campo, cuando ni siquiera había pasado a campo rival y había varios defensores rojiblancos en el camino del senegalés, agravó aún más la situación.


El propio Felipe expresó su decepción tras el encuentro, a través de su perfil oficial en la red social Instagram. "¡Noche para olvidar! Estoy decepcionado y enfadado con todo lo que pasó hoy, pero ahora se trata de trabajar más y más para mejorar y evolucionar", admitió el zaguero brasileño.


UNA FINAL ANTE EL MILÁN PARA JUGARSE LOS OCTAVOS CON EL OPORTO


El resultado de la derrota, por doloroso que sea para el conjunto rojiblanco, no altera tanto la hoja de ruta. Si antes del partido en Anfield Road necesitaba cinco puntos de nueve para no depender de nadie, ahora requiere seis de seis: dos victorias ante el Milán y el Oporto. Incluso podría valerle con cuatro o tres puntos, según lo que ocurra en los otros encuentros del grupo.


La primera final será en el Wanda Metropolitano el 24 de noviembre ante el Milán. Ganar no le aseguraría al Atlético el pase a octavos, pero le permitiría llegar al duelo de la última jornada en Do Dragao (Oporto) el 7 de diciembre con opciones, haga lo que haga el conjunto portugués ante el Liverpool.


Si los lusos perdieran en Reino Unido, una victoria contra el Milán le permitiría al Atlético llegar a ese duelo por delante, y un empate con los italianos le llevaría a Oporto en igualdad de 5 puntos, pero por delante por la diferencia goleadora (actualmente -2 para el Atlético, -3 para el Oporto).


Incluso cayendo ante el Milán podría el Atlético llegar con opciones a Oporto si el equipo portugués pierde en Liverpool, pero ese escenario metería en liza al conjunto italiano, que podría aspirar al milagro ganando al Liverpool y esperando un empate entre españoles y portugueses.


El peor de los escenarios para el Atlético sería si perdiera contra el Milán el 24 de noviembre y el Oporto ganara al Liverpool en Anfield Road. Esa combinación de resultados pondría a los lusos con 8 puntos y dejaría a los madrileños con 4, por lo que quedaría eliminado de la Liga de Campeones y solo podría pelear por el acceso a la Liga Europa, y sin depender de sí mismo.


"Sabíamos que iba a ser duro hasta el final", dijo ayer Simeone. Lo será más aún si el Atlético no soluciona su problema central: la vulnerabilidad de su defensa.


 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal