La final que revaloriza al fútbol vasco

02.04.2021 | 19:58
La final que revaloriza al fútbol vasco.

La que mide este sábado al Athletic Club y la Real Sociedad en La Cartuja de Sevilla es una final de Copa del Rey que revaloriza al fútbol vasco, un fútbol históricamente reconocible, de entidad y que tiene en el que enfrenta a los equipos de Bilbao y San Sebastián su derbi más clásico.

Nunca se han medido Athletic y Real en una final de Copa, al menos con su nombre actual. Si bien en 1910 el conjunto vizcaíno ya ganó al guipuzcoano una final copera, aunque los donostiarras la jugaron con el nombre de Vasconia Sporting (1-0).

Pero la de este sábado será la final de las finales entre equipos vascos. Una cita que tiene tres precedentes. Además de la victoria del Athletic ante el Vasconia, los triunfos Real Unión de Irún -el primero con el nombre de Racing-, sobre el Athletic y el Arenas de Getxo en 1913 y 1927. Los dos también por 1-0.

Con esta final, rojiblancos y blanquiazules recuperan un tanto el protagonismo compartido en la década de los 80 del siglo pasado, la de los títulos de la Real y de los últimos grandes éxitos de un Athletic que, no obstante, lleva una década larga encadenando de nuevo grandes acontecimientos y reverdeciendo laureles.

Aquellos años 80 en los que Athletic y Real lograron dos títulos de liga, uno de Copa y una Supercopa cada uno. De todos modos, a este partido el conjunto bilbaíno llega con la experiencia haber disputado siete finales desde 2009, tres de Copa, una de Liga Europa y tres de Supercopa. De ellas, perdió las cinco primeras, cuatro contra el Barça y una frente al Atlético de Madrid; y ganó las dos últimas, ambas de Supercopa y ante el Barcelona.

La última el pasado mes de enero, la Supercopa de nuevo formato en la que se impuso al Real Madrid y el Barça en cuatro días, con la Real como cuarto equipo participante.

Fue un hito para la historia ganar un torneo corto a semejantes rivales, quizás los clubes de fútbol más poderosos del mundo.

Como otro hito persigue esta temporada el equipo al que Gaizka Garitano metió en la final del sábado y del que Marcelino García Toral sacó lo mejor para que el capitán Iker Muniain levantase el trofeo de la Supercopa, un icono ya en Bilbao.

Es el histórico triplete que podría lograr en una sola temporada si suma a la esa Supercopa 2021 las dos finales de Copa 2020 y 2021 que le llegan en dos semanas, la segunda ante el Barça. Todas en La Cartuja, donde ya ganó la primera.

De lograrlo, también haría historia Marcelino a nivel individual, ya que sería el primer entrenador en ganar dos títulos seguidos de Copa con dos equipos diferentes. El de Villaviciosa es vigente campeón porque ganó en 2019 con el Valencia al Barça.

A la segunda final de este curso, Marcelino llega con las ideas claras y cierto misterio sobre el doble pivote que ponga en liza. Una pareja de medio campo que elegirá entre Dani García, Unai Vencedor, Unai López y Mikel Vesga. Cuatro jugadores a los que el técnico asturiano ha dado parecido protagonismo desde su llegada.

Lo demás del once titular del sábado está claro: el internacional Unai Simón será el meta titular y por delante de él la línea de cuatro defensiva estará compuesta por Óscar de Marcos, Yeray Álvarez, Íñigo Martínez y Yuri Berchiche.

También está claro el ataque rojiblanco, que ocuparán en las bandas Alex Berenguer, la derecha, y Muniain, la izquierda, con Raúl García e Iñaki Williams como pareja más adelantada.

En la Real, el retorno de David Silva, que llega en buenas condiciones tras su última lesión, es la mejor noticia para un equipo que afronta este partido con peores sensaciones que su rival pero con, al menos, las mismas opciones dados los antecedentes en los derbis de las últimas temporadas.

Los donostiarras ya han olvidado el 1-6 ante el Barcelona en el último encuentro de LaLiga y necesitan un revulsivo que, sin duda, es la presencia de Silva en el once inicial, ya que con el canario en el campo las derrotas son muy escasas.

El último título logrado por la Real, también en Copa, se aleja a 1987, por lo que sólo tres de los jugadores que reeditarán dicha cita había nacido -Miguel Ángel Moyá, David Silva y Nacho Monreal-. Un dato que revela lo mucho que le ha costado volver a tener tan cerca algo grande que llevar a unas vitrinas.

Imanol Alguacil sí vivió aquel día histórico que ahora tratará de repetir con un once muy reconocible, ya que también retornan al equipo Monreal, Aritz Elustondo y Joseba Zaldua, ausentes en los últimos partidos de Liga. Y puede que Asier Illarramendi, dada su experiencia, coja un timón en el centro del campo que también han manejado con notable éxito Ander Guevara y Martin Zubimendi.

Dos caras de la moneda se dan en este partido para la Real. La cara es la de los excelentes resultados de Imanol Alguacil en los derbis ante los vizcaínos, con una sola derrota en cinco encuentros.

La cruz la representa Marcelino García Toral. El asturiano es el técnico de Primera División que mejores resultados obtiene ante los guipuzcoanos, ya que solo ha perdido dos partidos de 20 jugados. Aunque, eso sí, ambas derrotas se produjeron en la Copa.

El Athletic tendrá una nueva oportunidad en la final de la presente edición ante el Barcelona que jugará en dos semanas, pero la Real lo pone todo en un encuentro en La Cartuja que puede impulsar a una brillante y joven generación a la que, de momento, le falta un título.

Alineaciones probables:

Athletic: Unai Simón; De Marcos, Yeray, Íñigo Martínez, Yuri; Berenguer, Dani García, Unai López, Muniain; Raúl García y Williams.

Real Sociedad: Remiro; Zaldua, Elustondo, Le Normand, Monreal; Illarramendi, Silva, Merino; Oyarzabal, Portu e Isak.

Árbitro: Xavier Estrada Fernández (Comité Catalán).

Árbitro VAR: Ignacio Iglesias Villanueva (Comité Gallego).

Campo: La Cartuja.

Hora: 21.45.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal