Desconocido para muchos en el Betis de Setién, salió a la luz mediática por sus formas en el Barça; hoy triunfa de la mano de Piqué y sueña con volver al Barça

15.06.2022 | 13:23
Eder Sarabia ha ascendido con el Andorra a Segunda.

Histriónico y muy controvertido, pasó al foco mediático por sus gritos y exageradas formas al plantel del FC Barcelona durante un Clásico que los culé perdieron por 2-0 y en el que las cámaras le cazaron criticando a algunos miembros de su plantilla. Así es Eder Sarabia, quien fuera mano derecha de Quique Setién en el banquillo de Las Palmas, Betis y FC Barcelona, y quien ahora haya concluido su primera experiencia al frente de un banquillo consiguiendo el ascenso a Segunda división con el Andorra de Gerard Piqué.

"Sé que sufre con el equipo. Es un proyecto que le ilusiona mucho, es un reto grande. Sabemos que es ambicioso y exigente y, cuando se mete en las cosas, quieren que salgan bien. En eso encaja conmigo porque no he venido a pasar el rato. Voy a contar un secreto". explica Eder Sarabia durante una entrevista con Marca sobre el que es su presidente, el central del FC Barcelona.

Hijo de Manu Sarabia, quien coincidió con Quique Setién en el Logroñés, el vasco se unió al cuerpo técnico del cántabro en Las Palmas, siguiéndole en su aventura en Heliópolis y luego al FC Barcelona, donde cumplió su gran sueño.

Al vasco le apasiona el Athletic Club, pero el Dream Team de Cruyff marcó su forma de entender el fútbol. Apasionado al ciclismo y al fútbol de toque y control, le pierden las formas y su nervio. Una intensidad a la hora de vivir el fútbol desde el banquillo que le ha granjeado más de un inconveniente con los árbitros, siendo expulsado y sancionado en más de una ocasión. Demasiadas, quizá. "Se pasa todo el partido gritándome, diciéndome que deje de tirarme e intentando sacarme de mis casillas", indicó en su día el valencianista José Luis Gayà tras unas semifinales de Copa entre el Betis y el Valencia.

Pese a estar alejado ahora de Setién, su relación sigue siendo inmejorable. "Tengo muy buena relación con él. Siempre ha tenido una excelente relación con mi padre, con mi hermana. El otro día le dije que viniese, que será un buen partido", comenta, al tiempo que recuerda lo complicado que fue lidiar con un vestuario como el del FC Barcelona, plagado de estrellas. Entre ellas, Messi, con quien no ha vuelto a hablar, aunque entiende que le "tiene aprecio".


Eder Sarabia se ve "volviendo al Barça"

A Messi, precisamente, le preguntó sobre su carácter, después de que salieran a la luz unas formas en el banquillo que sorprendieron a la opinión pública. "Me dijo que les gustaba que les dijesen las cosas", asegura Eder Sarabia, quien reconoce, ahora, que "Quique (Setién) estaba preocupado por la repercusión que podían tener las imágenes". "Los jugadores me dijeron que no me preocupase, que entendían las cosas. A ellos les gustaba como era yo. Muchas veces en el Barcelona se da por hecho que son excelentes jugadores y que no hay que decirles nada, pero todo futbolista hay que ordenarlo", apostilla.

Una experiencia, como la del Betis, de la que se siente muy orgulloso y que le invita a pensar en seguir creciendo y, por qué no, en una posible vuelta, bien sea al primer equipo o, antes, al Barça B: "Estoy muy bien donde estoy, soy muy feliz. He aprendido a no tener prisa, a vivir el día a día, a disfrutar. Hace unos años le dije a mi madre que en 10 años quería estar en un banquillo de Champions, y fue el titular en algún diario. Lo logré con el Barça. Ahora no pienso en eso, sólo en el ahora. Pero sí me veo volviendo al Barça. Ojalá".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal