Hueco blanco

El Niza se adelanta a los clubes de LaLiga en la carrera por hacerse con Bryan Gil

El Niza se adelanta a los clubes de LaLiga en la carrera por hacerse con Bryan Gil
- Aitor Torvisco
Aitor TorviscoAitor Torvisco7 min lectura
El de Bryan Gil, que se marchó del Sevilla FC al Tottenham Hotspur inglés por 25 millones de euros más Erik Lamela, fue uno de los traspasos más importantes del pasado mercado estival de fichajes. Sin embargo, la primera temporada del extremo barbateño en la afamada Premier League no está siendo todo lo exitosa que cabía esperar y el internacional español tiene muchas papeletas para salir cedido en esta ventana de transferencias de enero.

Desde luego, pretendientes no le faltan. Especialmente, en LaLiga, donde han sido numerosos los clubes que han llamado a las oficinas de White Hart Lane para interesarse por la situación de Bryan Gil y las condiciones de un posible préstamo para los próximos seis meses. No obstante, según la información desvelada por el prestigioso diario galo L'Equipe, el Niza ha tomado la delantera en la multitudinaria carrera por hacerse con los servicios del desaprovechado canterano sevillista.

Tal y como avanzó ESTADIO Deportivo a finales del pasado mes de diciembre, entre ese nutrido grupo de interesados estaba (y está) el Cádiz CF, que admitió a este periódico que veía al barbateño "una opción muy interesante" para reforzarse en este mercado de invierno. Sergio González ya tiene al extremo que había pedido y también con procedencia sevillista como es Oussama Idrissi, pero ni que decir tiene que ha dejado abiertas las puertas del Nuevo Mirandilla por si un jugador de la calidad de Bryan Gil se pusiera a tiro.

Tal y como aseveraron a la redacción de este diario desde la familia del jugador, Bryan se encuentra "contento" en Londres y el club también lo está con él. Pese a ello, reconocen que la situación no es la idónea y que esperaban tener un mayor protagonismo, pero remarcaban que de antemano ya eran conscientes de que el reto era importante, de ahí que se estén pensando mucho si procede agarrarse a una cesión como vía de escape o si, por el contrario, debe quedarse en el cuadro 'Spurs' trabajando y confiando en revertir su situación.

En la decisión final, más tendente a salir a préstamo a día de hoy, va a pesar muchísimo el Mundial de Qatar que se celebra el próximo verano. Las plazas en la convocatoria de España están muy disputadas y el canterano del Sevilla FC sabe que sin jugar es totalmente imposible entrar entre los citados por Luis Enrique, quien después de contar con él para la absoluta le dejó fuera de la lista para la pasada Eurocopa. Valencia y Real Sociedad son otros de los muchos clubes españoles que han llamado a su puerta.

El Tottenham, por su parte, no ve mal dejar salir al español para que recupere sensaciones y no devaluar un fichaje que estuvo entre los diez más caros del pasado verano y que sólo suma 755 minutos repartidos en 19 encuentros oficiales (ocho de la Premier, seis de la Conference League, cuatro de la Copa de la Liga inglesa y dos de la FA Cup). Demasiado poco, para el glamur que tenía el cartel con el que llegó y que recordaba que la pasada temporada fue una de las revelaciones de LaLiga durante su cesión en la SD Eibar y que, aunque no estuvo en la Euro, sí fue a los JJ.OO. de Tokio, donde se colgó la medalla de plata.

En este sentido, esos diez primeros traspasos por su importe fueron los del belga Romelu Lukaku (Inter Milan/Chelsea), el inglés Jadon Sancho (Borussia Dortmund/Manchester United), el marroquí Achraff Hakimi (Inter Milan/PSG), el francés Raphael Varane (Real Madrid/Manchester United), el inglés Tammy Abraham (Chelsea/Roma), el francés Ibrahima Konaté (Leipizig/Liverpool), el danés Martin Odegaard (Real Madrid/Arsenal), el marfileño Amad Diallo (Atalanta/Manchester United), el francés Eduardo Camavinga (Stade Rennais/Real Madrid) y el español Bryan Gil (Sevilla/Tottenham). Estos diez movimientos generaron casi el 15 por ciento del total de los gastos de los clubes el pasado verano.

Por si colaba, su amigo Alejandro Pozo hizo un intento de ficharle para la UD Almería, donde juega cedido por el Sevilla FC y donde le gustaría quedarse el próximo curso. Si los rojiblancos suben a Primera, su permanencia allí estaría asegurada y le encantaría volver a coincidir con su amigo Bryan Gil, con quien no sólo jugó en la cantera nervionense sino también en el Eibar. "Siempre tienes otro equipo que te da la confianza, como me ha pasado a mí y a Bryan ahora lo ha firmado el Tottenham, aunque ahora no está disputando minutos pero bueno, saldrá cedido y volverá a jugar y sentirse futbolista. Eso es lo que necesitamos los jugadores jóvenes, sentirnos futbolistas y jugar minutos".
 
En este sentido, preguntado durante una entrevista para ESTADIO Deportivo sobre la posibilidad de que el barbateño pudiera acabar recalando el curso que viene en préstamo en un Almería en Primera división, no dudó en ponerle la alfombra roja: "Ojalá, ojalá (risas). Si yo puedo hacer lo que sea lo haré, está claro. Es un pedazo de futbolista y me llevo con él genial. Ya te digo yo que él estaría encantado, porque Andalucía es Andalucía. Al final es nuestra tierra y es diferente para nosotros".