La portada de hoy
 
 
Estadio deportivo
FÚTBOL EUROCOPA ESPAÑA

De Pedri a Koke, protagonistas circunstanciales... Y decisivos

30.06.2021 | 17:00
De Pedri a Koke, protagonistas circunstanciales... Y decisivos

San Petersburgo (Rusia), 30 jun (EFE).- Hace un año, cuando debía disputarse la Eurocopa 2020, ni Pedri González ni Koke Resurrección ni Aymeric Laporte ni César Azpilicueta ni quizás Unai Simón habrían figurado ni siquiera entre los 24 elegidos por Luis Enrique Martínez para el torneo; ahora son esenciales y determinantes en su esquema, revelados como protagonistas tan circunstanciales como decisivos.


EL FENÓMENO PEDRI


"Si yo fuera el entrenador del Barça, a Pedri me lo quedaba, porque cuando reciba una pelota y vean cómo se asocia comprobarán que es fantástico". Son palabras de Pepe Mel el 20 de junio de 2020, cuando el futbolista terminaba su cesión en Las Palmas. Ya había despuntado en Segunda, con 36 encuentros jugados, ya era internacional sub'21, pero ni siquiera había debutado con la sub'21 ni había dado el salto tremendo del último curso hasta la Eurocopa.


"Hay veces que los hechos hablan por sí solos y definen mucho mejor una situación que las palabras. Pedri es un jugador único, totalmente diferente a lo que hay. La misma frescura que dentro del campo la tiene fuera. Aunque parece tímido, tiene mucha sorna. Ese mismo descaro lo tiene hasta jugando al ping-pong, que, por cierto, juega muy bien", dice de él Luis Enrique Martínez, el seleccionador.


Pedri es crucial para él. Con tan solo 18 años, el futbolista más joven de la historia de la selección en disputar una Eurocopa lo ha jugado todo, cada instante, de menos a más, de las dudas de sus primeros dos duelos al impacto de los dos siguientes. Luce el '26', promedia un 91 por ciento de acierto en el pase (ha completado 277 de 305), de los que la mayoría (176) son de media distancia, y corre más que nadie en la selección, con 46,9 kilómetros en total. Es el tercero, a la vez, de toda la Eurocopa en metros recorridos.


EL INIMAGINABLE MOMENTO DE KOKE


La Eurocopa era una utopía para Koke Resurrección, el capitán del Atlético de Madrid, en 2020. No había sido su temporada más reconocida ni reconocible, con los vaivenes que también sufrió su equipo, pero tampoco estaba en los planes del seleccionador. Ni de Luis Enrique ni de Robert Moreno. Ni de nuevo después del asturiano.


Desde el 11 de octubre de 2018, en la goleada por 1-4 a Gales (el tercer encuentro de la primera etapa de la era Luis Enrique), cuando disputó 45 minutos como recambio, hasta el 11 de noviembre de 2020, cuando reapareció como internacional frente a Países Bajos, desapareció de las convocatorias, ajeno a todo el recorrido que había tenido antes, fijo en las listas desde 2013 hasta 2018, incluidos los Mundiales de Brasil 2014 y Rusia 2018 y la Eurocopa de Francia 2016, tan transcendental en la selección como en su equipo.


"El estilo de juego del Atlético (en esta temporada) me ha beneficiado mucho, porque hemos tenido más la posesión, hemos tenido más balón, hemos atacado mucho más, con gente más ofensiva...", incide Koke como una de las causas de su regreso a la selección para subirse al tren que lo ha dirigido un año después a la Eurocopa.


Además, como un titular indudable para Luis Enrique, cuyo valor es incalculable hoy por hoy para el equipo. "Si me llegan a decir hace un año que estaría disputando la Eurocopa no me lo hubiera imaginado. Volver a estar aquí te hace valorar mucho lo difícil e importante que es", apunta mientras rebobina hacia el pasado.


LA ESPERA DE LAPORTE


Nacido en Agen, en Francia, Aymeric Laporte hizo todo el recorrido de crecimiento como internacional en las categorías inferiores de los 'bleus'. Fue internacional sub'17 en once ocasiones; sub'18, en nueve; sub'19, en doce; sub'21, en diecinueve... Y ninguna como absoluto, aunque bien podría haberlo sido, convocado tres veces por Didier Deschamps pero sin minutos, a punto de ir a la Eurocopa 2016 con Francia hasta que se lesionó.


Convocado por última vez por la selección de Francia el 29 de agosto de 2019, cuando incluso superó a Samuel Umtiti en la elección del técnico galo para aquella lista, tampoco jugó entonces, hasta que desapareció de los planes efectivos del entrenador, no de la teoría de que algún día podría ser citado de nuevo por Deschamps.


"¿No ha jugado con nosotros? Podría haber sucedido, diez segundos habrían servido. Ha estado siempre en las prelistas de convocados, pero ha habido competencia para su puesto", exponía el técnico ya cuando Luis Enrique había elegido para la Eurocopa a Laporte, que, a su vez, había seleccionado jugar con España el torneo continental.


Todo fue posible por la nacionalización del central, que vivió una década en Bilbao entre las categorías inferiores del club rojiblanco y su ascenso al primer equipo. El 11 de mayo fue efectiva. El 24 sonó entre los nombres que pronunció Luis Enrique, que le ha dado la titularidad en cada uno de los cuatro partidos. Su salida de balón es ideal para España. Además, ha marcado un gol.


LA 'SORPRESA' DE AZPILICUETA


La mañana del 24 de mayo hacía "un frío terrible" en Londres, donde el Chelsea preparaba la final de la Liga de Campeones. César Azpilicueta terminó el entrenamiento, enfiló el camino hacia el vestuario y cuando entró se cruzó con José Calvarro, fisioterapeuta del club inglés, que le dio una noticia que aún aguardaba con la ilusión de un debutante: su regreso a la selección para la Eurocopa.


Presente en Brasil 2014, Francia 2016 y Rusia 2018, el lateral derecho -central en la defensa de tres propuesta por el Chelsea con Thomas Tuchel- no había jugado ningún encuentro con la selección española desde el 18 de noviembre de 2018; dos años y medio sin ser llamado ni por Luis Enrique ni por Robert Moreno.


Siempre conservó "la esperanza", insiste Azpilicueta, que no disputó ningún minuto frente a Portugal, en el último amistoso. Ni tampoco contra Suecia y Polonia, los dos primeros compromisos de esta Eurocopa. Después, fue uno de los revulsivos que rebuscó Luis Enrique para alterar la dinámica inquietante de empates. Apareció contra Eslovaquia (0-5) y prosiguió inmóvil en el once contra Croacia (3-5), en el que marcó su primer gol como internacional.


Ha ganado la competencia a Marcos Llorente en el lateral derecho, previsiblemente también ante Suiza, cuando enlazará tres duelos seguidos que no disfrutó ni en Brasil 2014 ni en Francia 2016 ni en Rusia 2018. En estos dos últimos torneos, nada más jugó 9 minutos.


LA REAFIRMACIÓN DE UNAI SIMÓN


En 2020, Unai Simón ya se había afianzado a las órdenes de Gaizka Garitano como el titular en la portería del Athletic Club y había cumplido su ciclo en la selección sub'21, pero era nada más una posibilidad remota para estar entre los elegidos, una opción impensable para el once, con David de Gea y Kepa Arrizabalaga entonces al frente de los pronósticos para ejercer como titulares.


No hay duda hoy de quién es el titular. Nadie lo ha sido más que él desde el 1-1 contra Suiza del pasado 14 de noviembre, cuando asumió una condición de protagonista que ya no ha rebajado, en un recorrido de diez encuentros como el elegido por Luis Enrique para defender los tres palos y darle salida al juego de su equipo, incluidos los cuatro partidos ya disputados de la Eurocopa 2020.


Su confianza en él es inalterable, incluso con el fallo que supuso el 1-0 de Croacia el pasado lunes. "El fútbol es un juego de errores. No he visto en mi carrera a ningún jugador que no cometa errores. Unai ha dado una lección, no solo para profesionales, sino para cualquier niño que quiera ser futbolista", dijo el técnico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal