VELA VENDÉE GLOBE

Romain Attanasio y Sam Davies, una pareja en alta mar

12.11.2020 | 13:33

Redacción deportes, 11 nov (EFE).- Ni Romain Attanasio ni Sam Davies están realmente solos en esta edición de la Vendée Globe. El francés y la británica son pareja, si bien la normativa de la prueba no hace excepciones con ellos. Al igual que los otros 31 participantes, también ellos se enfrentan a la vuelta al mundo en solitario, sin escalas ni asistencia.


A diferencia de otras ediciones, en las que uno de los dos se quedaba en tierra cuando el otro participaba, en 2020 han decidido emprender la aventura a la vez. En las ediciones de 2008 y 2012 fue Sam la que compitió. En 2016 lo hizo Romain. En esta ocasión será el hijo que tienen en común, Ruben, de 9 años, el que les esperará a su regreso a Vendée dentro de unos tres meses.


Ambos sintieron que su hijo había crecido ya lo suficiente para intentar juntos la aventura. Attanasio partió de la localidad francesa de Les Sables d'Olonne con la aspiración de meterse en el top-10, mientras que a Davies, séptima en la última actualización de la clasificación, le persigue la comparativa con Ellen MacArthur, subcampeona de la carrera en el año 2000.


La británica no se quedó lejos de su compatriota en 2008, cuando alcanzó la costa en el cuarto puesto, por eso la organización lanza la siguiente pregunta: "¿Y si fuera ella la segunda mujer que consigue subir al podio de la Vendée Globe?".


Aun teniendo un barco del año 2010, Sam Davies parte con opciones de colocarse en la zona alta. La experiencia le dice que es el mar el que reparte las cartas y ella ya demostró su valía. Ser madre le da, además, otro significado al proyecto "Initiatives-Coeur", con el que contribuye a costear las operaciones quirúrgicas de niños sin recursos que padecen malformaciones cardíacas.


De hecho, uno de sus dos desafíos en esta edición de la Vendée Globe es recaudar apoyo para ayudar al menos a 60 niños. Cada operación tienen un coste de 12.000 euros.


El otro reto es batir el récord que Armel Le Cleac'h estableció en 2016, al finalizar la vuelta al mundo en 74 días, 3 horas, 35 minutos y 46 segundos.


Romain Attanasio apunta a una cifra algo más modesta. Le gustaría completar el recorrido en 85 días. "Es casi un mes menos que la última vez, lo que parece una locura cuando lo pienso. Pero es difícil establecer un tiempo de llegada como objetivo porque solo la mitad de los barcos terminarán la carrera", remarcó.


"Los que han hecho varias veces la Vendée Globe dicen que ninguna edición es igual que otra. Así que imagino que será diferente a la de 2016. Sé que lo voy a pasar mal y que tendré muchos problemas. La Vendée Globe está llena de incertidumbre. No sabemos cuándo ni cómo terminaremos o si tendremos que parar en el otro lado del mundo. No sabemos nada", sostuvo.


La única certeza es que Sam Davies y él son la primera pareja que acepta al unísono participar en la aventura.


Lucía Santiago

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal