Estadio DeportivoHueco blanco

Tecatito, el rendimiento inmediato

Tecatito, el rendimiento inmediato
Tecatito, el rendimiento inmediato - Antonio Gutiérrez / Efe
Estadio DeportivoEstadio Deportivo5 min lectura
El mexicano Jesús 'Tecatito' Corona fue anunciado como nuevo jugador del Sevilla el pasado 14 de enero y se estrenaba en la liga española, a la que llegó tras un prolongado y fructífero periodo en Oporto portugués, pero debido a las urgencias del equipo, inmerso desde inicios de curso en una plaza de bajas, ha respondido desde su debut con un rendimiento inmediato, para algunos sorprendente pero no tanto para los que conocían su trayectoria futbolística.

Tecattito suma en mes y medio ocho partidos como sevillista -seis de LaLiga, uno de la Liga Europa y otro de la Copa del Rey- y en todos ha destacado por la banda derecha, aunque no siempre en su mejor faceta, la de extremo, ya que por esa merma de efectivos también ha estado en misiones defensivas.

El de Hermosillo, que el pasado 6 de enero cumplió 29 años, no era muy conocido en España pero suma ya 63 ocasiones en la que ha sido internacional con México y su actual entrenador, Julen Lopetegui, fue un buen padrino para que recalara en el club de Nervión, pues ya lo tuvo a sus órdenes en los 'dragones'.

El extremo derecho fue galardonado como el 'Mejor Jugador' de la Liga de Portugal en la temporada 2019-2020, un premio que le fue otorgado tras la votación de los entrenadores y de los capitanes de todos los equipos de la primera división lusa.

Por eso, no sorprende su rendimiento, como el dado el domingo en el derbi ante el Betis disputado en el Sánchez-Pizjuán, estadio que volvió a reconocerle sus virtudes y mas cuando de sus botas salió la jugada de 1-0 para los sevillistas.

El mexicano se hizo un autopase ante el bético Álex Moreno, vio por el área a Youssef En-Nesyri, le metió un preciso pase en profundidad del que el marroquí se sacó un penalti por derribo del meta chileno Claudio Bravo que posteriormente transformó el croata Iván Rakitic.

Corona se formó en el conjunto mexicano del Monterrey y dio el salto a Europa en el verano de 2013, cuando fue fichado por el Twente holandés, en el que destacó en la en su segunda temporada, lo que le llevó en el verano de 2015 al Oporto, campaña en la que se encontró a su actual entrenador.

Lopetegui ya dijo entonces que era una de sus "debilidades", además de que se trataba de un "extraordinario jugador, con mucho talento, una capacidad de control de juego y situaciones ofensivas muy alta y una velocidad importante", por lo que desde que el técnico vasco se hizo cargo del Sevilla en el curso 2019-20 sonó como posible refuerzo.

Tecatito, por ello, reconoció cuando llegó a Sevilla que estaba "cumpliendo un sueño de poder jugar en esta liga" y también se encargó, en una ciudad tan cervecera como la capital andaluza, de recordar de dónde viene su apodo.

"En Monterrey tenían de patrocinador a Tecate -empresa cervecera- y con mi apellido Corona -otra marca de cerveza mexicana- empezaron a bromear con que no me podía llamar así, que había que buscar una solución. Entre broma y broma se quedó Tecate, Tecatito", explicó.

Ahora, después de seis temporadas y media en el Oporto, llegó al Sevilla y se encontró, además de Lopetegui, con Óliver Torres, que ya compartió vestuario con él en el conjunto luso, lo que parece que le ha dado toda la confianza para que parezca que lleva varias temporadas en este equipo, con el que debutó en el derbi de la Copa del Rey ante el Betis con solo un par de días en la ciudad.

El debut fue amargo por la eliminación, pero el domingo se encontró con la cara feliz en el segundo duelo ante el 'eterno rival' y ahora tiene tiempo por delante para trabajar y mantener la línea con la que ha arrancado, ya que su contrato se prolonga hasta 2025.

El extremo es el cuarto mexicano en la historia del club tras los pasos de Torrado, Miguel Layún y Chicharito, que no tuvieron excesivo éxito, por lo que para él "es un objetivo hacer historia en un club con mucha historia", dijo en su presentación en Sevilla.