Estadio DeportivoHueco blanco

Lo tuvo hecho con el Sevilla, se lo quitó Emery y desde entonces va de lío en lío, el último...

Tras enfrentarse a un compañero e insultar a su entrenador, Ben Arfa podría acabar otra vez en el paro

Lo tuvo hecho con el Sevilla, se lo quitó Emery y desde entonces va de lío en lío, el último...
- José López
José LópezJosé López5 min lectura
No es un desconocido para el fútbol español y mucho menos para el fútbol mundial. De hecho, Hatem Ben Arfa llegó en algunos momentos a ser considerado como uno de los jugadores más prometedores del mundo. Deslumbró, fracasó, volvió a sobresalir, a tocar fondo...

De la misma generación que su amigo y compañero en el Lyon Karim Benzema, sólo su irregularidad y, a veces, su mala cabeza le han impedido sobresalir en el mundo del fútbol como sus cualidades merecían.

Con sólo 20 años, el Olympique de Marsella pagó 12 millones por su traspaso, un 'error' que trató de resolver con una cesión y una venta al Newcastle poco después, aunque ya a mitad de precio. Nadie más pagaría nada por él. Lo que no significa que no volviera a demostrar que el gran talento que se le veía desde joven seguía ahí.

Tras un paso por la Premier, donde no brilló, volvió en 2015 a Francia para jugar en un Niza que sólo le hizo un año de contrato. Otro error, porque ahí se volvería a ver al mejor Ben Arfa. Monchi, que ya lo tanteó en temporadas anteriores tras seguirlo de cerca, trató de incorporarlo a un proyecto ambicioso que iba a comandar Jorge Sampaoli. Sin embargo, su predecesor en el cargo, Unai Emery, que de su paso por el Sevilla FC había estado también muy atento a sus evoluciones, lo convenció para que se fuera con él al PSG.

Ben Arfa no pudo resistirse a la tentación de jugar en el mejor club de Francia y uno de los mejores del mundo, pero el técnico guipzucoano apenas le dio bola: poco más de 1.000 minutos en dos años.

Luego llegarían el Rennes, un breve paso por el Valladolid en el año del parón (2020), donde las lesiones apenas le dejaron jugar cinco ratos, el Girondins y el Lille, con el que firmó hace apenas tres meses.

Sonados son algunos de los líos que ha tenido a lo largo de su carrera, en la que se ha ganado la fama de díscolo, y el último de ellos podría dejarle de nuevo en el paro. El Lille le ha abierto un expediente por un altercado con un compañero y varios miembros del cuerpo técnico al final del último partido de la Ligue 1 que enfrentó a su equipo contra el Girondins de Burdeos.

Según 'TF1 Téléfoot', el portugués Tiago Djaló sería el jugador con el que Ben Arfa habría tenido el encontronazo y, posteriormente, habría insultado tanto al técnico del Lille, Jocelyn Gourvennec, como a su segundo, Jorge Maciel.

"El presidente tiene una regla: no tocamos el club, el equipo y el entrenador. Desde mi posición es imposible dejar pasar algo que pueda alterar la unidad del grupo. No hay nada ni nadie por encima del Lille", señaló Gourvennec, que ha sentenciado al jugador: “No había visto algo así a lo largo de mi carrera. Puede haber problemas en cualquier profesión. Cuando se está en un oficio en el que puede haber giros, cosas que no se aprecian o son inaceptables. No porque haya gente retorcida tienes que ser una persona retorcida. Eso es todo. Después, cada uno hace lo que quiere, cada uno pone la ética que quiere. Hacemos algunas cosas bien, otras no tanto, ganamos partidos o no, jugamos de una manera u otra, eso es otra cosa, pero la ética es importante para mí. Llevo 34 años en el fútbol y nunca he visto algo así”.

No contento con ello, Ben Arfa le ha respondido a través de su perfil en Instagram tachándole de incompetente por sus planteamientos tácticos. "¿Hablas de retorcido? Cuando usted y su presidente (Olivier Létang) son los más retorcidos. Su problema es la incompetencia. No jugamos para no descender”, escribía. El final será, supuestamente, el que todos esperan.