El sabor del presente

18.08.2017 | 12:43
El sabor del presente

El agua no apagó la caldera. Enfrió el ambiente, dejó a sevillistas en su casa, pero quienes acudieron al Sánchez-Pizjuán se llevaron varias cositas extraordinarias al paladar y, en general, un buen partido, con una pizca de sufrimiento, y la satisfacción de comprobar en directo que su equipo está comprometido con la única causa de la que debe hablarse en Nervión: dar caza al Atlético de Madrid y lograr el acceso a Champions sin pagar el carísimo peaje de una previa.

En el tarro de las esencias, la especia Ganso se impuso al resto de los sabores. El brasileño regaló una asistencia con aromas de taconazo por el que muchos pagarían una entrada para verla en el fragor de la batalla. Su genial acción, sin embargo, acabó con Correa enviando el balón a la grada y con la grada recibiéndolo con la sensación de que el Sevilla este año sólo ha contado con medios-delanteros, que ha faltado un goleador de verdad capaz de rentabilizar tanto talento en el último pase.

Ganso, tan criticado por su lentitud, al menos pudo reivindicar su condición de futbolista exquisito y esa oportunidad se la ha devuelto Sampaoli. El técnico argentino te quita la camiseta y te la devuelve cuando los méritos se imponen a los nombres. Con Nasri o Franco Vázquez hizo varias excepciones que confirman la regla, pero en general impera en su espíritu la meritocracia. Se han destapado los defectos del técnico argentino, cuenta con muchas dotes de actor-personaje, pero suele poner a los buenos y suele acertar en las lecturas de los partidos cuando llega la hora de los cambios. En la inferioridad del Celta, volvió a dar minutos a un Nasri con ganas de disfrutar. Y si él disfruta, se paran los relojes y suenan los violines. Disparo a gol que acabó en el larguero por la intervención de Sergio Álvarez, control del partido con un punto más de velocidad, aunque en apariencia está sobrado de peso, y asistencia a Ben Yedder, otro que se gana los minutos a base de goles, para romper el empate.

A Correa le falta, seguramente, correa y muchos minutos para ser definitivo. Falló lo que no debió, pero se desquitó con un gran gol y con una magnífica jugada que pudo llenar de gloria a un extraordinario Escudero. Con su pierna menos buena, la diestra, el lateral envió el esférico al larguero. Con la buena, la zurda, hizo una vaselina preciosa que mereció el premio de un gol con el que el Sevilla habría cerrado el partido y con el que los fieles de Nervión habrían regresado a casa con el gustillo en la boca de un tanto inolvidable.

También se degustan acciones de valor de Jovetic, mientras que Lenglet deja una sensación agridulce. Igual comete un penalti innecesario, aunque pueda parecer riguroso, que se recrea en la salida del balón o realiza un robo con clase dentro del área recordando a mariscales como Antonio o Escudé. Iborra intentó hasta en tres ocasiones, sin lograrlo, que Gil Manzano regalara una pena máxima similar a la de Lenglet bajando un punto más el listón.

Ganó el Sevilla, Aspas tuvo el detalle de no celebrar el gol de penalti y la tercera plaza sigue siendo un objetivo alcanzable para el Sevilla de Sampaoli. La necesidad del todavía técnico sevillista pudo más que el ensayo previo a las semifinales de la Europa League de su posible sucesor, Berizzo. El presente se impone al posible futuro. El paladar vive del instante, del momento en el que uno se lleva a la boca una genialidad de Ganso, una finta de Nasri, una arrancada explosiva de Correa o una maravillosa vaselina de Escudero. Unas veces con premio, otras con la única recompensa de quedar en el recuerdo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Servicios

Nuestra Opinion

Nuestra Opinión

Sigue las opiniones de nuestros periodistas.

Hemeroteca

Hemeroteca

Toda la información de Estadio con solo un click.

Multimedia

Galería Fotográfica

Galería Fotográfica,Betis, Sevilla FC y mucho más...

El tiempo

El tiempo

Consulta el tiempo en Estadio Deportivo.

Descarga nuestra APP

Descarga nuestra APP

Toda la informacion deportiva en tu bolsillo.


Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
Política de Privacidad | Aviso legal