La portada de hoy
 
 

Estadio deportivo
ANÁLISIS 

El retoque táctico de Rubi que explota lo mejor de Joaquín

12.12.2019 | 10:33
Joaquín destrozó al Athletic partiendo desde la izquierda.

Seguramente, el despertar del Real Betis tenga mucho que ver con el cambio de mentalidad de la plantilla, anquilosada hasta después de San Sebastián en el pensamiento único del toque y del rondo como método de entrenamiento de Quique Setién, pero no se le debe quitar mérito a un Joan Francesc Ferrer 'Rubi' que, además de no poder nunca el optimismo ni la compostura, no ha dejado de tocar teclas

Con un particular 4-1-4-1, en el que el pivote hace tanto labores de centrocampista como de tercer central (para ese rol, sería ideal el anhelado y casi imposible de fichar Emre Can), el técnico catalán ha logrado, al fin, que el verdiblanco sea un equipo reconocible, ordenado y capaz de interpretar las distintas fases del juego: ahora sabe tanto cómo meterte en tu campo como transitar rápido tras el robo para matarte a la contra. Que le pregunten, si no, al Athletic... 

La solución ideada por Rubi, ante la falta de un pivote específico, resulta tremendamente inteligente, dado que no resta potencial arriba, donde cuenta con sus mejores futbolistas, ni sobre todo a los laterales, pues por fuera cuenta con dos (Emerson y Álex Moreno) que tienen alma de carrileros y que que pueden explotar sus fantásticas cualidades gracias a la función de esa suerte de 'líbero', que evita que cada pérdida se convierta en un drama, como ocurría antaño. 

En ese contexto, está brillando especialmente Joaquín, a quien Rubi ha situado en la izquierda no sólo para que Álex Moreno tenga expedito el camino hasta el banderín de córner contrario, sino también para generar superioridades por dentro y ayudar a dos futbolistas (Guardado y Canales) que no son especialmente fuertes en la resta, cerrando vías de pase ante posibles contragolpes. 

No se trata de una posición nueva para el portuense, pues tanto Manuel Pellegrino, en el Málaga CF, como Vincenzo Montella, en la Fiorentina, le situaron en la banda siniestra, pero ahora, a sus 38 años, el cambio de costado se hace aún más necesario. Y es que, pese a contar aún con un físico envidiable, Joaquín ya no tiene tanta capacidad como antes para verticalizar y deshacerse de los rivales en carrera, para ganar la línea de fondo; su desborde se mantiene intacto si parte desde la izquierda, desde donde tiene salida también hacia dentro y su regate puede entregarse más a la habilidad que a la velocidad.

Además, recibe constantes ayudas de Álex Moreno, quien divide la atención tanto del lateral derecho como del marcador central diestro rivales con sus apariciones en carrera. En la incertumbre, la variedad de toma de decisiones que puede tomar el inescrutable '17' verdiblanco se multiplica, dado que cuenta con un campo de visión mayor que en la derecha y que puede tanto abrir al lateral catalán como al costado contrario, donde suele aparecer Emerson; filtrar un pase a Loren, para explotar el desmarque del marbellí; o aparecer en situaciones de gol (ha firmado cinco de sus seis tantos partiendo desde la izquierda), tanto en el segundo palo como en el punto de penalti, cuando el brasileño profundiza por su carril. 

Así, ni más ni menos, destrozó al Athletic y así, con este 'novedoso' rol, la afición heliopolitana está disfrutando de una de las mejores versiones de Joaquín, del Joaquín de los asombrosos 38 años. 

Mapa de calor de Joaquín Vs. Athletic Club 

Regates de Joaquín Vs. Athletic Club

Disparos de Joaquín Vs. Athletic Club

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal