LIMA 2019 PELOTA VASCA

La pelota vasca, un deporte hereditario en América

11.08.2019 | 01:33
La pelota vasca, un deporte hereditario en América

Lima, 10 ago (EFE).- De abuelos a padres, de padres a hijos, y así de generación en generación se mantiene viva la pelota vasca en América, un deporte hereditario entre unas pocas familias que han conservado esta disciplina con tanta pasión y esfuerzo como si se hubiesen nacido en el mismo País Vasco.


En los Juegos Panamericanos de Lima 2019 se reunieron los mejores pelotaris del continente, cuyas potencias son países que en su momento tuvieron una fuerte inmigración española y, por ende, también vasca, como son México, Argentina, Uruguay y Cuba, entre otros.


Allí están los Rodríguez, Andreasen, Ramírez y González, apellidos que sin ser necesariamente vascos son también referencia en el deporte al que la histórica región española dio su nombre.


"Yo juego desde los 6 años. Mi papá es un apasionado desde joven y tuvo la nobleza de llevarme a jugar siempre con una pelota y una raqueta", contó a Efe el mexicano Arturo Rodríguez, vigente campeón mundial del frontón con pelota de goma, que en Lima 2019 se colgó el oro al ganar la final al argentino Facundo Andreasen.


"Yo lo practico por él y, sin querer queriendo, mi hermano también fue campeón mundial y panamericano, y ahí fuimos acarreando la vida en este deporte. Entrenamos juntos, y gracias a Dios aquí seguimos", añadió.


Rodríguez lamentó que "falta mucho trabajo" por difundir este deporte en América, desde los clubes hasta las asociaciones locales y la federación internacional.


"Se dice que en México hubo más de 5.000 canchas, y ahora desgraciadamente las están derribando. Para mí es una tristeza saber cuando una cancha la quieren demoler", indicó Rodríguez.


El campeón mundial aseveró que en México "hay talento, pero a veces hay que invertir en viajes, pelotas, raquetas... y no es barato, por lo que muchas ahí se pierden esos talentos".


Más al sur, en Argentina la situación es muy similar, como acreditó Andreasen, plata en pelota de goma individual al perder contra Rodríguez por 2-1 (12-15, 15-9 y 10-7), y cuyos hermanos Sebastián y Santiago también consiguieron medalla en dobles.


"Yo soy el tercer hermano. Somos cuatro. Compartir el viaje con ellos fue increíble. Venimos de una familia que tiene la paleta todo el tiempo en la mente, muy apasionada de este deporte. Mi papá lo jugó desde muy chico, y mis dos abuelos también", recordó Andreasen.


"No hay duda de que mis hijos también van a jugar, sean varones o mujeres. Yo soy un apasionado de este deporte, no solo por lo lindo que es sino por las cosas extras que se transmiten fuera de la cancha", añadió.


El argentino aseguró que la pelota vasca "es un deporte donde se comparten y se transmiten muchos valores, donde se forma una familia".


"Nosotros somos una gran familia de pelotaris. Acá somos rivales dentro de la cancha, uno pierde y otro gana, pero no somos muchos los que jugamos. Necesitamos que cada vez haya más gente que pueda jugar a esto porque es precioso", apostilló Andreasen.


Para el cubano Alejandro González, que se llevó el bronce a pesar de jugar lesionado, recordó que empezó a practicar la pelota vasca con 10 años por la influencia de su padre.


"Mi papá fue atleta, miembro del equipo nacional. Fue campeón panamericano y medallista mundial. Él me llevaba desde pequeño a las canchas y a mí no me gustaba, me gustaba más el béisbol, pero empecé, me enseñó y a partir de ahí fui ganando", explicó a Efe González.


El pelotari cubano indicó que cerca de su casa tiene un complejo deportivo con seis canchas. "Todos los días estoy ahí, desde las ocho de la mañana hasta el mediodía, siempre esforzándome por hacer feliz a las personas que me quieren", agregó González entre lágrimas de emoción.


González le ganó el bronce al uruguayo Braian Ramírez, quien al igual que el resto le llegó la pelota vasca por medio de su padre y su abuelo.


"Me llevaban a ver frontón que hay en mi pueblo, y desde ahí no paré de jugar. Ellos jugaban más por divertirse. En Uruguay lo que más abundan son los trinquetes, más que los frontones", aclaró a Efe Ramírez.


Caso distinto fue el de la argentina Melina Spahn, que se colgó el bronce en el dobles del frontón peruano, al que la pelota le llegó por sus amigas.


"Al tiempo me enteré que mi padre lo había jugado de forma recreativa, pero yo arranqué junto a mis amigas. No es un deporte como el fútbol o el hockey, que en Argentina se ve por al televisión continuamente, pero hay trinquetes y frontones y se juega mucho, casi todos los días hay gente en las canchas", precisó a Efe Spahn.


Todos ellos hacen fuerza conjunta para que la pelota se mantenga como deporte en los Juegos Panamericanos, y así algún día, hacer realidad el sueño de volver a verlo en unos Juegos Olímpicos. EFE

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Servicios

Nuestra Opinion

Nuestra Opinión

Sigue las opiniones de nuestros periodistas.

Hemeroteca

Hemeroteca

Toda la información de Estadio con solo un click.

Multimedia

Galería Fotográfica

Galería Fotográfica,Betis, Sevilla FC y mucho más...

El tiempo

El tiempo

Consulta el tiempo en Estadio Deportivo.

Descarga nuestra APP

Descarga nuestra APP

Toda la informacion deportiva en tu bolsillo.


Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal