SNOWBOARD JUEGOS OLÍMPICOS TOKIO 2020

Eguibar: "Pase lo que pase, es duro estar en la piel de los olímpicos ahora"

24.03.2020 | 17:06
Eguibar: "Pase lo que pase, es duro estar en la piel de los olímpicos ahora"

Madrid, 24 mar (EFE).- Lucas Eguibar, ganador de la Copa del Mundo de boardercross de snowboard (tabla de nieve) en 2015 y doble subcampeón mundial de la disciplina dos años después, fue el último abanderado español en unos Juegos Olímpicos, los de invierno de PyeongChang (Corea del Sur), hace dos años.


En una entrevista telefónica con la Agencia Efe, el campeón guipuzcoano explica cómo se sentiría si fuese un deportista de verano afrontando la incertidumbre del más que posible aplazamiento de los Juegos de Tokio 2020 y valora la temporada que acaba de cerrar con un brillante triunfo en la penúltima prueba de la Copa del Mundo, en Sierra Nevada, la estación andaluza en la que ganó sus dos platas en los Mundiales de 2017.


Pregunta: ¿Cómo lleva estas jornadas tan extrañas para un deportista de elite? Obviamente, al estar acabada su temporada llevará todo el asunto del confinamiento con menor preocupación, pero ¿qué hace, todos estos días?


Respuesta: Después de que acabasen las carreras sí que estuve unos cuantos días sin hacer absolutamente nada. Al final, después de acabar la temporada, estás cansado. Dejas de estar centrado en tus objetivos, por lo que agradeces desconectar y no hacer nada. Pero después de tres o cuatro días encerrado ya me sentía mal.


Así que ahora hablo con amigos, con la familia, juego a la 'play', cocino, limpio y hago un poco de deporte: el que se puede hacer dentro de una casa. Así se pasa el día. Pero, obviamente, a mí no me ha pillado como a los deportistas de disciplinas de verano. No tengo la preocupación de cómo entrenarme y todos los problemas que ellos tienen ahora.


P: Acabó cuarto la general de la Copa del Mundo, después de una gran victoria ante su afición, en Sierra Nevada; la primera que logra en España. ¿Qué valoración hace de la temporada que se cerró hace diez días?


R: Yo diría que mi temporada fue buena, pero no muy buena. Demostré que estoy ahí, el cuarto del mundo; que no está mal. Pero no está bien. Yo sé que puedo estar más adelante. Y es el segundo año que me quedo en el cuarto, un puesto en el que no quiero estar. Yo quiero estar más arriba. Y seguiré trabajando para lograrlo.


Aunque algunos momentos de la temporada, como la victoria en Sierra Nevada, especialmente, también fueron increíbles; porque ahí sí que hice una carrera espectacular (obtuvo la victoria tras ganar todas las series eliminatorias y después de haber sido el mejor en la clasificación). Así que me quedo con eso, también.


P: Acabó muy fuerte la temporada. Con dos pruebas más en el calendario, ¿hubiera luchado por el Globo de Cristal?


R: No lo sé. Nunca se sabe. Ojalá. Lo cierto es que me estaba encontrando bien al final de la temporada, aunque tampoco es que no me sintiera así en otras carreras. Lo que pasa es que los circuitos de Sierra Nevada y Veysonnaz (Suiza, que albergó las finales de la Copa del Mundo) me gustaban más.


El de Canadá (Big White, donde se disputaron dos pruebas) a mí no me gustaba mucho, con mucha curva y sin saltos. No era un circuito dinámico, como el de Sierra Nevada, en el que salías de una curva y tenías un salto; tenías 'dubbies', luego entrabas en otra curva, tenías otro salto... Había mucho salto; y esos son los circuitos que me convienen. Por mi físico y porque me gustan. En Montafon (Vorarlberg, Austria, donde arrancó la Copa del Mundo) se vio que estaba preparado (fue cuarto).


P: La verdad es que fue una temporada atípica, pero ¿considera al austriaco Alessandro Hämmerle (que revalidó el título) digno ganador de la Copa del Mundo?


R: De entre todos, se lo merecía él o (el italiano) Lorenzo Sommariva. Sommariva siempre ha estado atrás, incluso dentro del equipo italiano no era de los más destacados. Y este año nos ha sorprendido a todos. Ha trabajado muy bien y se ha quedado a nada de ganar el Globo; así que, por una parte, se lo merecía. Pero estaba luchando contra Hämmerle, que por algo es doble ganador de esta competición. Eso no es fácil.


P: Ha sido dos veces olímpico y, además es usted el último abanderado español en unos Juegos. ¿Cómo se sentiría si fuese un deportista de elite de verano, sin poder entrenarse y sabiendo que seguramente se aplazarán los Juegos de Tokio? ¿Cuál es su enfoque? ¿Cómo ve esta situación?


R: Pues, si me pongo en la piel de todos estos deportistas, sin duda sería duro. Ser deportista de elite no es fácil. Hay que entrenarse a diario; y muchas veces solo. Hay que ser exigente con uno mismo, tener claro cuál es el objetivo; y trabajar duro.


Si no puedes ir ni a un gimnasio y tienes que estar en tucasa encerrado; encima sabiendo que en otros países tus rivales sí pueden entrenar en pistas de atletismo, por ejemplo, o a un río, a remar, o lo que sea. Es como si a mí me encerrasen y me dijeran que no puedo hacer 'snow' dos o tres meses antes de unos Juegos. Es duro, es duro. Pase lo que pase. No me quiero ni imaginar lo que están viviendo ellos, porque para nosotros, los Juegos lo son todo. Son lo máximo. Estar tantos años preparándolos y que a nada de que empiecen te encierren en tu casa tiene que ser muy jodido.


Sinceramente, una de las opciones buenas es la de aplazar los Juegos, sin duda. Pero eso tampoco es tan fácil, porque la gente lleva mucho tiempo preparándose para estar a tope en julio. Si ahora de repente les dicen que se pasan a otro año... hay gente que a lo mejor pensaba retirarse después de los Juegos o lo que sea; o simplemente el haber estado preparándolos tanto tiempo y que te los cambien... es algo muy duro. Por eso les mando todo mi apoyo.


Adrian R. Huber

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal