¿Qué se considera falta en el fútbol? Todo sobre la Regla 12

Las infracciones durante el juego están tipificadas en el reglamento de la FIFA y se revisan y matizan cada año, especialmente las que conllevan expulsión o penalti

¿Qué se considera falta en el fútbol? Todo sobre la Regla 12
El camerunés Nouhou derriba al brasileño Antony durante el Mundial de Qatar 2022. - CORDON PRESS
Villa GómezVilla Gómez6 min lectura

Se considera falta en el fútbol cualquier tipo de infracción de las reglas del juego, aunque el término se acuñó inicialmente para definir derribos o entradas realizados de manera imprudente o temeraria. Son decretadas por el árbitro en cualquier zona del campo, incluso dentro de las áreas de penalti, y pueden ser sancionadas con tarjeta amarilla o roja (esta última, como la segunda amarilla, conlleva la expulsión inmediata del terreno de juego y la inhabilitación para el próximo o los próximos partidos, dependiendo de los comités jurisdiccionales). Recientemente, la IFAB (The International Football Association Board) ha implantado una tercera amonestación de color azul para penar faltas tácticas o protestas al colegiado que excluirían al infractor durante diez minutos, suponiendo la acumulación de dos (incluso su combinación con otra amarilla) también una expulsión. Se probará en la 24/25 en algunos partidos de la FA Cup inglesa.

Así es la Regla 12

Las faltas y su tipología están recogidas en la Regla 12, que especifica que toda conducta incorrecta de esta índole debe ser castigada con tiros libres directos (penaltis de producirse dentro del área) o indirectos, aunque éstos solamente pueden producirse tras infracciones con el balón en juego. Para ello, el árbitro debe apreciar una de estas tres conductas:

* imprudente: el jugador muestra falta de atención o consideración al jugar contra un adversario o actúa sin precaución"; no acarrean una sanción disciplinaria adicional.

* temeraria: el jugador realiza la acción sin tener en cuenta el riesgo o las consecuencias para su adversario; implica amonestación.

* con uso de fuerza excesiva: el jugador realiza la acción sin tener en cuenta el riesgo o las consecuencias para su adversario: conlleva expulsión.

Cuándo se señala libre directo

Queda prohibido y, por tanto, será sancionado como falta y libre directo (se sacan con el balón detenido y debiendo disparar directamente a la portería contraria) las siguientes faltas:

* Cargar.

* Saltos apoyándose en un rival.

* Dar una patada o intentarlo.

* Empujar.

* Golpear o intentarlo (con la cabeza también).

* Hacer una zancadilla o intentarlo.

* Hacer una entrada o intentarlo.

* Sujetar a un contrario.

* Cometer una mano.

* Morder o escupir a alguien.

* Lanzar un objeto a la pelota, a un adversario o al árbitro del partido, o hacer contacto con la pelota con un objeto.

Cuándo se señala libre indirecto

Los libres indirectos penalizan infracciones más leves. Se conceden si un jugador:

* juega de manera peligrosa: al intentar jugar la pelota, amenaza con lastimar a alguien (incluido el propio jugador) o evita que un adversario cercano juegue la pelota por temor a lastimarse.

* impide el avance de un adversario sin contacto: moverse en el camino del rival para obstruir, bloquear, ralentizar o forzar un cambio de dirección cuando la pelota no está dentro de la distancia de juego de ninguno de los jugadores.

* usa lenguaje y/o gestos ofensivos, insultantes o abusivos.

* evita que el portero suelte el balón con la mano o el pie cuando está en proceso de hacerlo.

* comete cualquier otra infracción por la cual el juego se detiene para amonestar o expulsar a un jugador.

Las manos y sus sanciones

La señalización de una mano como falta ha evolucionado en los últimos años. En su última acepción, será mano cuando ésta "se posicione de manera antinatural y consiga que el cuerpo ocupe más espacio". En este sentido, "se considerará que un jugador ha conseguido que su cuerpo ocupe más espacio de manera antinatural cuando la posición de su mano o brazo no sea consecuencia del movimiento de su cuerpo en esa acción concreta o no se pueda justificar por dicho movimiento. Al colocar su mano o brazo en dicha posición, el jugador se arriesga a que el balón golpee esa parte de su cuerpo y esto suponga una infracción". Se considera mano punible cuando ocurra lo anteriormente descrito y el balón golpee desde la parte inferior de la axila hacia abajo.

Por el contrario, no serán punibles las acciones en las que el jugador esté en una posición natural y el balón impacte en su mano, así como aquéllas en las que la mano esté pegada o próxima al cuerpo. No será mano si se trata de la de apoyo (la que se usa para no perder el equilibrio y golpearse con el césped), las que provengan del propio futbolista tras jugar el balón (el rebote tras controlar la pelota) o del despeje de un compañero, así como las manos accidentales de un compañero en acciones inmediatamente previas a un gol.

Unete a nuestro canal de Whatsapp Únete a nuestro canal de Telegram