FÓRMULA UNO

Hamilton, camino del récord

24.10.2020 | 20:15
Hamilton, camino del récord

Después de haber igualado en victorias al alemán Michael Schumacher en la Fórmula 1 en el anterior gran premio del Mundial, el de Eifel en el Nürburgring alemán, el británico Lewis Hamilton (Mercedes) dio este sábado otro paso para ser el hombre récord de la categoría reina.

En el Autódromo Internacional del Algarve, que por primera vez acoge una prueba de la categoría reina, el de Mercedes pretende superar este domingo (14.10/13.10 GMT) a Schumacher y acercarse a un título que tiene en el bolsillo.

No le resultó fácil al piloto inglés salir desde la pole y tampoco se le plantea una carrera sencilla para sumar la victoria 92. El séxtuple campeón del mundo tiene a su mayor rival en casa, en su equipo, el finlandés Valtteri Bottas.

Cada carrera y cada calificación son un pulso entre los dos Mercedes, un paso por delante de los Red Bull, aunque el neerlandés Max Verstappen no anda lejos de ellos este fin de semana. Matemáticamente, la escudería alemana tiene opciones remotas de sellar el Mundial de Constructores en Portimao a falta de otras cinco pruebas.

Bottas había sido mejor hasta la Q3, había dominado las tres sesiones libres y había pisado fuerte en la Q2. El tiempo de esa segunda parte de la calificación (1:16.466), le habría dado la pole si hubiera mantenido el registro en la tercera y definitiva, pero empeoró su crono (1:16.754) y se le escapó por poco (1:16.652).

Hamilton le arrebató la primera plaza en la parrilla de salida y por novena vez arrancará delante del resto de pilotos. Esta vez por una décima.

Los dos comparten equipo, pero no estrategia: Bottas se la jugó a una vuelta y Hamilton, a dos. Visto lo visto, al líder del Mundial, que acaricia su séptimo título, le salió mejor.

Detrás de los Mercedes, el Red Bull de Verstappen, el único que fue capaz de acabar en el mismo segundo que los dos primeros, y que saldrá por la parte limpia.

Ferrari ha transmitido mejores sensaciones en Portugal y lo confirmó el monegasco Charles Leclerc con la cuarta posición en la parrilla. La actualización de su SF1000 parece haberle permitido dar un salto adelante. Al menos a él, ya que su compañero, Sebastian Vettel, afronta su recta final en Ferrari con un bucle de decepciones, nuevamente fuera de la Q3.

Leclerc acabó justo por delante del mexicano Sergio 'Checo' Pérez (Racing Point). El tapatío ha ido de menos a más en Portugal. Como él mismo dijo, empezó totalmente perdido, pero se ha reencontrado a tiempo en el complicado circuito luso. Además, ha mejorado la vuelta del otro Red Bull, el del tailandés Alex Albon, a quien el jefe, Christian Horner, le ha metido presión.

El español Carlos Sainz, al que se le da muy bien el primer sector del circuito y algo peor los dos siguientes, estará emparejado en la cuarta fila con su compañero de escudería, el británico Lando Norris, al que batió en la calificación. Y como Verstappen, saldrá por la zona limpia. Una ventaja en Portugal, ya que la zona derecha de la recta tiene un asfalto más gastado.

El ganador del Gran Premio de Italia, el francés Pierre Gasly (Alpha Tauri), estará en la parrilla unos metros detrás de Sainz, después de haberse repuesto del incendio de su coche en la segunda sesión práctica del viernes.

Si en ese entrenamiento los servicios de extinción tardaron más de medio minuto en llegar al coche y a la grúa le llevó un cuarto de hora retirar el monoplaza, este sábado la rejilla de una alcantarilla se levantó al paso de Vettel en el último minuto de la tercera sesión libre y su reparación (y la revisión del resto del circuito) demoró media hora la calificación.

El australiano de Renault Daniel Riccardo, tras haber vuelto (en el GP de Eifel) a un podio dos años y medio después, no pudo rodar en la Q3 por haber sufrido una salida de pista en los instantes finales de la Q2 y saldrá décimo.

Los pilotos se van aclimatando al exigente circuito luso, con curvas ciegas, pocos puntos de referencia y muchas ondulaciones y, a la vez, el asfalto se entona para tener un mayor agarre. La pista sigue resbaladiza, pero menos que el viernes, cuando las salidas, trompos y sobrevirajes fueron una constante.

Aun así, los equipos tienen muchas dudas para la carrera, como admitió Carlos Sainz. El plan es incierto, igual que la meteorología. Incluso la lluvia podría aparecer en escena aunque inicialmente no estaba invitada al espectáculo.


 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal