ATLETISMO PESO

La nueva 'perla' del peso nacional busca culminar la exitosa carrera de su madre

31.10.2020 | 13:57

León, 31 oct (EFE).- La lanzadora de peso Fiona Mar Villarroel Ramos, de 14 años, se ha unido con su título nacional sub-16 a la gran cantera leonesa en esta disciplina que tuvo dos nombres propios durante años, el del medallista olímpico Manuel Martínez, y Margarita Ramos, madre de la nueva 'perla' de la especialidad.


Puede que haya sido la genética o simplemente el hecho de la casualidad el decantarse por esta modalidad e incluso este deporte, porque la joven atleta probó otros tan diversos como el kárate, salvamento y socorrismo, patinaje, gimnasia artística, pádel o voleibol, hasta elegir el que colocó a su madre en la elite nacional durante más de una década.


"No le empujé a que eligiera atletismo ni tampoco los lanzamientos, pero sí que probara con un deporte que es la base de todos para después decantarse por uno u otro", afirma la progenitora en una entrevista con la Agencia Efe que ha compartido con su hija.


Quizá también ayudara el hecho de disponer de una instalación modélica, el Centro de Alto Rendimiento (CAR) de León, creado en buena parte gracias a los éxitos de esta disciplina en atletas leoneses y de la que no pudieron disfrutar sus predecesores que fraguaron sus éxitos en unas condiciones diametralmente opuestas.


En lo que ya le ha ganado de partida Fiona a Margarita es en precocidad, porque mientras la que fuera plusmarquista y que logró más de una veintena de títulos nacionales se inició de forma tardía, a los 17 años y "casi por casualidad", la nueva campeona de España sub-16 ya acumula una experiencia previa de seis años desde que comenzó en las Escuelas Deportivas Municipales.


Fiona tiene tan solo recuerdos e historias que le ha contado su madre, ya que nació tras la retirada de ésta y las imágenes que ha podido ver son las que le ha proporcionado la atleta que llegó a ser olímpica en Barcelona'92.


"Es verdad que al principio había algunos otros deportes que me atraían más y ya dentro del atletismo otras modalidades como velocidad o saltos en los que me encontraba más a gusto, pero al final, casi sin querer, acabé inclinándome por los lanzamientos", ha señalado la joven atleta del Sprint Universidad de León.


La explusmarquista nacional guarda como oro en paño un cofre con "sus tesoros" lleno de sus medallas, alguna tan especial como la que lograra en el colegio en Astorga y que abrió el camino, casi por casualidad, de un reinado sin discusión durante años.


Mientras a Margarita la moldeó Carlos Burón, a su sucesora es otro de los "productos" del lanzamiento de peso leonés, Daniel Pardo, bronce en el campeonato de España y discípulo de Víctor Rubio, quien le acompaña en las competiciones.


De hecho, a pesar de que Margarita siempre intenta estar cerca de su hija en las competiciones "pero sin agobiarla, ni presionarla, porque los consejos siempre tiene que darlos su entrenador", se perdió la cita en la que acabó de coronarse campeona de España en Granollers con un lanzamiento de 13,44 que ya es su mejor marca.


Lo que tienen claro ambas es en que el foco está puesto en ella en las competiciones por el peso del apellido, por eso la madre recomienda a la hija -y ella asiente- que "todo hay que ganárselo poco a poco y por eso lo importante es que los halagos, cuando los haya, no deben de impedir ver la realidad".


Si alguien puede tener sensaciones sobre las similitudes entre ambas es Margarita, que encuentra "muchos parecidos". "Incluso cuando la he visto en alguna fotografía me he visto reflejada, aunque de momento tenga otra morfología diferente", señala.


Margarita tiene claro que su sucesora, al menos de apellido, puede superarla y ésta, pese a su carácter introvertido propio de su corta edad, ya muestra también esa ambición que hizo grande a su madre.


Por ello, ha aceptado el reto de afrontar el que fue el gran sueño incumplido de la que fuera dominadora del peso femenino español en los 90, superar la barrera de los 18 metros de los que se quedó a tan solo unos centímetros.


"Lo veo y desde luego es mi objetivo, está claro que dentro de unos años, pero es algo que me he marcado y que intentaré cumplir", afirma convencida y sin complejos Fiona, lo que enorgullece a Margarita, quien no duda en afirmar que "sería precioso que ella pudiera lograrlo".


Fernando Pérez Soto

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal