Suso: regreso al pasado

22.01.2021 | 10:04


El Sánchez-Pizjuán acogerá este sábado (16:15 hroas) la visita del Cádiz. Un duelo regional frente al Sevilla FC que vivirá con un regusto especial uno de los integrantes del plantel dirigido por Julen Lopetegui. Justo en su mejor momento como sevillista y, posiblemente, también en uno de sus mejores estado de forma de toda su carrera como profesional. 

El gaditano suma esta temporada 18 encuentros jugados, de los cuales ha sido titular en 14 de ellos, anotando tres goles. Sú fútbol, cayendo hacia el interior, genera espacios tanto por dentro como por fuera, algo que aprovecha Navas para sus internadas. Un futbolista que llegó al Sevilla FC hace ahora justo un año como una "oportunidad de mercado" y que hoy por hoy se antoja uno de los hombres más desequilibrantes del vestuario blanquirrojo. 

Él Cádiz, su Cádiz, ese que dejó de niño sin llegar a debutar para intentar cumplir su sueño de convertirse en estrella del fútbol, será el próximo rival al que tenga que medirse Suso. Este sábado; un viaje al pasado en el que reencontrarse con sus raíces, con ese niño que soñaba vestido de amarillo hace no tantos años. "Sigue siendo un jugador con mucho talento, con muchísima calidad. Un futbolista con una gran calidad técnica, uno contra uno y un excelente golpeo. Es un jugador diferente", resumía para ESTADIO Deportivo Quique González, coordinador de la cantera del Cádiz CF; uno de los hombres que, seguramente, mejor conozca a Suso. Tanto al que todo el mundo destaca ahora como al que años atrás empezó a despuntar con un balón en los pies en la Bahía de Cádiz.

La de Jesús Joaquín Fernández Sáez de la Torre, Suso, es la historia de un joven gaditano que nació en la 'Tacita de Plata' el 19 de noviembre de 1993 y que estuvo predestinado prácticamente desde la cuna para ser una estrella del balón. Un diamante pulido en la barriada de la Paz y que desde muy pequeño maravilló a todos con la camiseta del CD Berchmans, desde donde dio el salto a un Cádiz CF, en el que comenzó a brillar ante los ojos de todo el universo futbolístico.

Y eso, quizá, le acabó cegando un poco... No es para menos, pues que con 15 años te llame por teléfono Rafa Benítez diciéndote que quiere contar contigo para su Liverpool no es baladí. "Yo siempre digo que es un jugador que no tiene mucho mérito fijarse en él. Era muy bueno, y sigue siéndolo. Tenía una calidad extraordinaria y, sobre todo, era muy elegante. Unas virtudes que ha potenciado y mejorado", destacaba González.

La burocracia, sin embargo, frenó su sueño, teniendo que esperar en Cádiz hasta los 16 para dar el esperado salto a la Premier, ya sin Rafa Benítez como valedor. Sería Brendan Rodgers quien lo hizo debutar y, también quien se olvidó demasiado pronto de él en unos años grises para los 'Reds'.

Suso era una estrella atrapada en el cuerpo de un niño de 16 años, y lo pagó caro. No le tembló el pulso a la Federación Inglesa para multarlo con 10.000 libras por llamar 'gay' en redes sociales a su amigo José Enrique. Un rechazo a su conducta inapropiada que chocó frontalmente con lo que para el joven Suso sólo había sido una broma a su amigo. Se las vio también por aquellos tiempos con Ginés Meléndez, quien lo apartó de la selección española sub 17 porque una tarde prefirió jugar al billar en lugar de descansar en su habitación. Eso le costó el Europeo, palabras mayores para un enamorado del balón como el gaditano.

"Era un jugador con mucha calidad, desequilibrante y algo de carácter para su edad", recordaba José Manuel Barlas, quien lo tuvo en el infantil de segundo año del Cádiz CF: "Era de los que más destacaba, ya dejaba ver sus características y sus condiciones. Era un niño que se sabía que era muy bueno, pero que se dejaba aconsejar y sabía escuchar a los que le aconsejábamos mirando por el bien suyo. Fue un año muy bonito porque nos clasificamos para la Fase Final de Andalucía eliminando al Sevilla FC, que era el favorito de siempre".

Un futbolista que "no deja indiferente a nadie, ni cuando era niño ni ahora, de adulto", apostillaba Barlas, quien coincide en su opinión con la de Quique Prieto, quien tuvo a Suso como segundo entrenador de la selección infantil de Cádiz: "Ya demostraba desparpajo y mucha iniciativa con el balón. Era un zurdo con buen desplazamiento de balón y con muchas ganas de mejorar".

El Almería, nuevo trampolín

En Almería encontró en préstamo los minutos que solicitaba en la elite, volviendo a Inglaterra y dando el salto, luego, a Italia, donde el Milan privó que Lopetegui lo firmara para el Oporto. Su cesión al Genoa sería el paso previo a liderar a los 'rossoneri', lo que el gaditano consiguió antes de que se rompiera el amor con la grada, lo que le trajo este pasado enero a Nervión.

"Es un jugador de equipo grande y el Sevilla FC hoy por hoy es ya un grande que aspira por las más altas cotas deportivas", argumentaba a este diario Quique González, quien no tiene duda de que tanto los de Nervión como el propio Suso ganaron con el fichaje".

Y es que a sus 27 años, Suso "parece un veterano" que tiene ya a sus espaldas una carrera que muchos quisieran, como destacaba Quique González: "A los jugadores con ese talento parece que le pedimos más, que tienen que salirse en todos los partidos. Es internacional absoluto, ha jugado en LaLiga, en la Premier, en el Calcio italiano... Echas la vista atrás y ha jugado ya en dos clubes históricos con un montón de copas de Europa".

La historia de un niño nacido para ser una estrella del balón, como bien aventuró el Sevilla FC cuando aún no había salido del Cádiz. Sí, justo antes de marcharse al Liverpool. Y es que ya por entonces intentaron incorporarlo a la disciplina blanquirroja, algo que finalmente no pudo ser. Se hizo de rogar, pero años más tarde Suso llegaría al Sánchez-Pizjuán, convertido ya en toda una estrella. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal