Bravo: "Soy muy competitivo, no me gusta tirar una semana a la basura"

17.09.2020 | 00:32
Bravo: "Soy muy competitivo, no me gusta tirar una semana a la basura"

Con Claudio Bravo, el Betis no sólo ha fichado a un portero. Ha contratado a todo un líder, en el campo y en el vestuario; rol que ejerce con determinación desde el primer día. El chileno asegura que la receta para mantener la forma física y el hambre competitivo a los 37 años es "no relajarse y querer siempre más" y nunca perder la confianza en sus posibilidades y en las del equipo. Por eso, olvida ya la victoria ante el Alavés y aboga por concentrarse exclusivamente en el partido del domingo ante el Valladolid: "Hay que salir con el cuchillo entre los dientes"

"He estado en equipos en los que la dinámica es triunfo tras triunfo. No te da tiempo de disfrutar una victoria, sino que tienes que prepararte muy seguido para volver a competir e intentar ganar. La receta es no relajarse y centrarse en querer siempre ganar más. La confianza también es vital en este tipo de situaciones. Cuando pasan partidos como el del otro día te refuerza esa sensación y a medida de que van pasando los partidos y las victorias, tenemos que acostumbrarnos a estar arriba, aunque perdamos, pero que sigamos arriba, que no nos quedemos anímicamente destrozados. Que pierdas 3-2 o 2-1, pero compitamos bien, que no haya entrado el balón... Que estemos más cerca de ganar el partido. Esa mentalidad la tenemos todos. Y es lo que tiene que perdurar hasta el final", manifestó Bravo en una entrevista para los medios del Betis.  

"Ha sido sumamente valioso e importante comenzar de esta forma. Nos quedamos con un sabor positivo, porque en la pretemporada también se ganó y se compitió bien. Había que tratar de aprovechar el poco tiempo que teníamos para adecuar la idea que tenía el míster, para acelerar los procesos de cohesión de la idea... Creo que el equipo, poco a poco, va avanzando; pero creo también que tiene margen de mejora... Vamos por buen camino, pero se está comenzando, esto es muy largo y lo que no tenemos que quedarnos es con sensación de conformismo. Tenemos que seguir mejorando y seguir teniendo ganas de ganar los siguientes partidos", aseguró antes de pasar página.

"Cuando ganas, tienes el día para disfrutar o digerir la victoria. Hemos ido viendo y palpando las sensaciones que tiene también el cuerpo técnico. Pero está olvidado, ya nos hemos centrado en preparar el próximo partido, con el cuchillo entre los dientes para intentar ganarlo". "Espero un partido abierto, ellos no son de los equipos que se cierran. Les gusta tener el balón y elaborar, y arriba tienen gente muy buena", añadió sobre los pucelanos.

Pellegrini insiste mucho en dejar la portería a cero y el internacional andino espera volver a conseguirlo el domingo. En este sentido, considera que es vital frenar la sangría de goles encajados de años atrás. Eso sí, aclara que defender es cosa de todos: "Si ha pasado algo así es porque desde la parte de arriba del equipo se estaban haciendo mal las cosas. Es algo conjunto, no sólo de la defensa y el portero. Si desde arriba el funcionamiento es malo, nos llegarán más y nos crearán más peligro en nuestra área. Que nuestro primer defensa sea nuestro delantero, si no, los centrocampistas, si no, los laterales... Y así debe ser".

Y si llegan a la portería, para eso está él, como demostró ante Battaglia y Laguardia en Vitoria. "Es complicado. En la primera parte no me eché en ninguna ocasión al suelo. Participé teniendo contacto y golpeando el balón y aconsejando a mis compañeros para que se organizaran bien. Es eso lo que te mantiene vivo, centrado y concentrado, para poder actuar en ese tipo de acciones. Es el secreto de nuestra posición, comunicar siempre. A lo mejor, si ese cabezazo hubiera ido a una escuadra o a un lado, me hubiera costado más. Pero estuve ahí. Siempre quieres estar compitiendo. Soy muy competitivo, trabajo siempre para que las cosas salgan de la mejor manera. Trabajo para ganar, no me gusta perder. Soy ambicioso. No me gusta tirar una semana a la basura".

Toda esa comunicación permanente para corregir al equipo la captaron las cámaras de 'El Día Después': "Para mí es extraño verme, que se escuche todo. Pero es mi forma de ser dentro del campo. Entiendo que comunicando, motivando o corrigiendo a los compañeros las cosas van a salir bien. Alguna palabra mala hay compañeros que la asimilan bien y les sirve para motivarse u otros que les sienta mal y les desmotiva. Hay que conocer a los compañeros. Pero estamos compitiendo y todos debemos querer ganar. Todo granito de arena debe servir para ganar. Si alguien me chilla porque estoy haciendo algo indebido, lo mastico, me lo trago y seguimos para adelante. Desde mi posición, que se ve distinto, mi labor principal es parar, pero ordenando las piezas de forma óptima, se minimiza el riesgo de que te puedan marcar".

Bravo, que se siente encantado en la ciudad de Sevilla y en el Betis, asegura que firmar por este club fue "una decisión sencilla". "Me tocó plantear las opciones que teníamos en casa, hablar con mis hijos, porque están en una edad fundamental en su vida. La decisión de venir aquí también pasó porque ellos querían estar en Sevilla. Para mí era fácil la decisión, tengo amigos en el club y sé lo que es jugar en el Betis. Mi hija mayor me dijo que tenía amigos aquí, el colegio también lo localizamos rápido. Tomamos una decisión en un conjunto. Estamos aquí maravillados, la verdad", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal