Hueco blanco

Movilización histórica de la afición del Almería para llenar Butarque

Los aficionados rojiblancos agotaron las entradas durante la tarde del miércoles, lo que augura un desplazamiento histórico a Leganés

Movilización histórica de la afición del Almería para llenar Butarque
La afición rojiblanca volverá a estar al pie del cañón para darle un último empujón a los suyos - Mario Gómez
Mario GómezMario Gómez4 min lectura
La UD Almería se juega a vida o muerte el ascenso directo a LaLiga Santander. Será en la última jornada ante el CD Leganés a domicilio, en el Estadio Municipal de Butarque, un campo que históricamente no se le ha dado bien al Almería, donde nunca ha ganado el cuadro rojiblanco. El equipo dirigido por Joan Francesc Ferrer 'Rubi' depende de sí mismo para lograr el premio mayor: subir a Primera División.

No será una tarea sencilla, pues el Leganés querrá dar una última alegría a sus aficionados, que no han vivido la mejor temporada posible después de un arranque nefasto que se llevó por delante a Asier Garitano. El relevo de Garitano fue Medhi Nafti, ex jugador del Valladolid que también querrá vencer para hacerle un favor al que fue su equipo, que ha llevado al Leganés a tener un gran rendimiento durante esta segunda vuelta.

El Almería necesitará tirar de mucha casta y coraje, sumado a la calidad que atesoran sus futbolistas, para poder hacer la heroica y convertirse en equipo de Primera, ya sea venciendo o empatando, salvo que el Eibar empate y el Valladolid gane. Los muchachos de Rubi no estarán ni mucho menos solos en Butarque, puesto que la afición rojiblanca se ha puesto manos a la obra para organizar una movilización hacia la ciudad del sur de Madrid que podría ser histórica.

Alrededor de 4000 aficionados del Almería llenarán Butarque


El club rojiblanco recibió mil entradas en total, de las cuales 500 estaban reservadas para la federación de peñas. Las entradas, puestas a la venta durante el miércoles por la mañana, volaron rápidamente ante una afición que hacía cola desde altas horas de la madrugada. La segunda opción disponible para los aficionados rojiblancos era adquirir las entradas a través del Leganés, que no puso ningún problema para que los almerienses compraran sus tickets de forma directa.

A lo largo de la mañana, al mismo tiempo que en Almería se vendían entradas, un nutrido grupo de almeriensistas residentes en Madrid acudieron a las oficinas de Butarque para adquirir sus entradas de forma presencial. Durante la tarde, se pusieron a la venta los tickets restantes en la página web del Leganés, y en poco tiempo terminaron por venderse para la desesperación de algunos que tampoco pudieron conseguir entrada, al igual que pasó la jornada pasada ante el Alcorcón.

Con un Butarque lleno, sin esperar una gran movilización de seguidores pepineros, se estima que alrededor de 4000 aficionados de la UD Almería alienten a su equipo en las gradas a más de 500 kilómetros de la ciudad almeriense. Volverá a ser un gran día de convivencia, tal y como lo fue la última jornada ante el Alcorcón y podría superar al último desplazamiento masivo rojiblanco, ante el Málaga en febrero.