La portada de hoy
 
 
Estadio deportivo

La amenaza de sanción de la RFEF y un agravio inmediato encienden aún más los caldeados ánimos del Betis

10.01.2022 | 14:22
La amenaza de sanción de la RFEF y un agravio inmediato encienden aún más los caldeados ánimos del Betis

El enfado del Real Betis con el colectivo arbitral después de la serie de decisiones injustas perpetrada por Muñiz Ruiz en Vallecas en el empate contra el Rayo no hace más que ir en aumento a medida que pasan las horas. A pie de campo, como Sergio Canales; en zona mixta, como Guido Rodríguez o Manuel Pellegrini e incluso en las redes sociales, altavoz elegido por la propia entidad verdiblanca para mostrar su queja formal por lo sucedido este domingo y plataforma utilizada también por consejeros como Ozgur Unay y pesos pesados del vestuario como Claudio Bravo. Y es que, una amenaza de sanción por parte de la RFEF y un claro agravio en el Villarreal-Atlético han encendido aún más los caldeados ánimos de los heliopolitanos.

El Real Betis difundió un comunicado oficial en sus sus perfiles oficiales en el que después de expresar que es "un club que siempre ha respetado al colectivo arbitral", resaltaba su enfado al entender que más allá de errores humanos, el árbitro Muñiz Ruiz faltó a su labor principal de "impartir justicia" para realizar una secuencia de decisiones injustas definidas desde las oficinas del Benito Villamarín como "una ignominia". Bien, pues según avanza el diario Mundo Deportivo, esta publicación podría ser denunciada por el departamento de Integridad de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) al Comité de Competición.

Es más, así ha sucedido con un tuit muy similar -aunque algo más jocoso e irrespetuoso- del Valencia CF acerca del partido contra el Real Madrid y el polémico penalti de Alderete sobre Casemiro cuando el marcador del Santiago Bernabéu aún reflejaba el 0-0. En caso de que Competición acepte esta más que previsible denuncia, el Real Betis se expone a una apertura de expediente y a una fuerte multa económica. Así lo contempla el artículo 100 bis del código disciplinario de la RFEF, según el cual se considera una infracción "realizar determinadas declaraciones a través de cualquier medio sobre los miembros del colectivo arbitral o los miembros de los órganos de garantías normativas".

Como la 'ley mordaza', pero en el fútbol. Cabe recordar, sin ir más lejos, que los organismos federativos ya abrieron expediente a Manuel Pellegrini y al entonces jugador verdiblanco Emerson 'Royal' la última vez que se atrevieron a quejarse de los árbitros, a inicios de la pasada temporada y después de otra actuación polémica frente al Real Madrid.

Esta situación echa leña al fuego, como ha expresado en su cuenta de Twitter el veterano portero Claudio Bravo. "¿No sería mejor multar a los que cometen los múltiples errores en el partido? ¿Qué culpa tienen los demás por decir la verdad? La multa, para silenciar", espetó el chileno visiblemente indignado. "¡La enésima vergüenza! Espero que después de lo acontecido hoy, haya un antes y un después en el arbitraje nacional", se quejaba también el consejero Ozgur Unay.

Jugar con uno menos durante una hora en un campo en el que nadie ha ganado esta temporada, ver cómo se iba al limbo una claro mano de Catena dentro del área, de que no se sancionase una evidente falta de Falcao en el tanto del empate rayista, de faltas en acciones prometedoras de Carvalho y Fekir que no obtuvieron castigo... Por si fueran pocos motivos para desatar la indignación en el Betis, Alberola Rojas se encargó de demostrar hasta qué punto había sido injusta la expulsión de Álex Moreno en Vallecas sólo unas horas después.

El colegiado castellano-manchego fue el encargado de dirigir el Villarreal-Atlético con el que terminó la sesión dominical de la jornada 20 de LaLiga y le tocó vivir una acción muy similar a la producida entre el bético Álex y el rayista Isi Palazón. Los protagonistas fueron el colchonero Rodrigo de Paul, que levanta el pie derecho intentando despejar un balón, y el local Manu Trigueros, que baja en exceso la cabeza y es golpeado por la bota del argentino. La acción se resolvió sin ni siquiera una amonestación.

Claro, que aquí faltaba la siempre llamativa sangre. El jugador del cuadro castellonense no se hizo herida y todo quedó en nada. En Vallecas, Muñiz Ruiz no había pitado ni falta, luego echó mano de la amarilla condicionado por las protestas franjirrojas y, finalmente, al ver sangre, decidió mostrar una roja directa. Idénticas acciones, desenlaces totalmente opuestos. Sin duda, para sentirse agraviado.

"Hoy hemos luchado contra todo y contra todos", decía Sergio Canales, quien aunque se mordió la lengua de manera prudente para evitar consecuencias mayores, recordó que el enfado va mucho más allá de la roja a Álex. "Eh... (se toma unos segundos para pensar bien lo que iba a decir) no sé, no es sólo por la expulsión. Todos nos equivocamos, yo fallo pases y goles... Es, más bien, cómo ha sido el transcurso del partido. La verdad, estoy muy caliente y prefiero no hablar más del árbitro", declaró ante las cámaras de M+LaLiga.

"Los árbitros y la gente de LaLiga tendrán que ver si está bien la expulsión o no", espetó a los medios del club Guido Rodríguez, en la misma línea que Canales. "Se nos hace muy cuesta arriba el partido tras la decisión. Se deja llevar por la sangre. Es una jugada peligrosa en la que la cabeza está muy abajo, pero tendrá que decidirlo la gente que se encarga de eso y tomar las medidas", insistía el internacional argentino.

Tampoco ocultó su enfado el técnico del Betis, Manuel Pellegrini. "Me voy con la amargura de que un hecho puntual desequilibre un partido. Antes de tomar una decisión tan drástica el colegiado debe ir a ver la jugada y hay que estar muy seguro. Yo creo que el jugador del Rayo va mirando hacía abajo y con la cabeza agachada", confesó en rueda de prensa, antes de apostillar: "Veo a los árbitros muy nerviosos, no tienen capacidad de diálogo". Desde luego, la amenaza de sanción de la RFEF viene a confirmar esta última apreciación del chileno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal