Revista de prensa

Las portadas de ESTADIO Deportivo de noviembre

¡No te las pierdas!

Lunes, 27 de noviembre de 2017
Tras su año sabático

Los destinos favoritos de Luis Enrique para volver

Busca nuevo proyecto

Programa de Alta Competición 

Comprometidos por su pasión al rugby

Una sólida estructura deportiva e institucional convierten al Fundación Cajasol Ciencias en uno de los mejores equipos de la División de Honor B y en un firme candidato al ascenso de categoría.

Todos están comprometidos con el proyecto y han convertido al club en una referencia a tener en cuenta.
 10-12-2015 12:00

El Fundación Cajasol Ciencias cierra un espectacular año que esperan superar en el próximo 2016. Si la temporada pasada rozaron el ascenso, en la actual no hay de momento nadie que pueda con ellos y están, de forma meritoria, en lo más alto de la División de Honor B del rugby español, habiendo ganado todos los partidos a falta de uno para completar la primera vuelta.

Este éxito se debe, en gran parte, a la sólida estrucutra deportiva e institucional de la que pueden hacer gala, y todo ello de manera desinteresada, sólo por su amor hacia el rugby. Y es que, al no ser profesionales, dependen de la disponibilidad y de la voluntad de técnicos o directivos para ejercer una determinada labor.

En el aspecto económico, el club se ha consolidado pese a las enormes dificultades que se cernían sobre él a raíz de la desaparición de Cajasol pero, a través de la Fundación, se ha encontrado un vehículo ideal para un patrocinio que, siendo bastante modesto, es básico para la supervivencia del Ciencias. La merma de la ayuda externa ha propiciado, además, que la directiva haya profundizado en la tarea de autofinanciación, un aspecto en el que llevan trabajando una década.

En total, un magnífico balance anual en lo deportivo, institucional y económico.
Pero el objetivo para el año que está a apunto de empezar es seguir mejorando en todos esos aspectos y seguir haciendo hincapié en algo que va más allá, la ética de trabajo y la cultura de club que inculcan a los jugadores desde hace varios años para crear una identidad propia. Al no cobrar nadie -el rugby es un deporte amateur en España-, la motivación para ir a entrenar todos los días nace de la afición hacia el deporte y del compromiso personal con el Ciencias. Esto es mucho más importante para el club que cualquier jugada o estadística favorable. El único objetivo es que los casi quinientos jugadores que han pagado una ficha para jugar en el Ciencias se diviertan y jueguen mejor aún que el año pasado. Para que en 2016 sean unos cuantos más.

Otro punto a favor es la disponibilidad de la sede del club, en las instalaciones de La Cartuja, considerada una de las mejores del país para jugar al rugby, gracias a la labor que desarrolló José Luis Pérez Vázquez en la que es considerada ya para el Ciencias como una ´casa´. Allí disponen de todas las comodidades, más allá de las pistas: máquinas de melé, gimnasio, salas de vídeo y masajes...

Nadie duda de la aportación que este histórico equipo ha hecho al rugby en esta ciudad, arraigado ya en su idiosincrasia y con un gran número de practicantes. Además, este deporte lleva implícitos unos valores positivos que lo convierten en una actividad que genera grandes beneficios sociales. Todo el que se acerca a él ha quedado encantado.

Valor humano en la cantera
Una prueba del compromiso que caracteriza a los trabajadores del club es la labor que se lleva a cabo con la cantera. Desde la dirección se tiene más en cuenta la presencia del material humano que los conocimientos técnicos para diseñar un trabajo serio con los escalafones inferiores, ya que esto es más sencillo de conseguir que lo primero. Nada menos que cincuenta entrenadores, en su mayoría exjugadores del Ciencias, dedican numerosas horas a la semana, incluyendo los fines de semana, para trabajar con los niños. También debe tenerse en cuenta la apotación de los padres de los jugadores, que están muy involucrados en el funcionamiento de cada equipo de la cantera.
 
Remando todos juntos, el Fundación Cajasol Ciencias puede presumir de una Academia en la que se forman futuras promesas del rugby sevillano, andaluz y nacional que disponen de todos los medios para poder explotar su potencial y llegar algún día a la élite de este deporte. El resultado es que el número de jugadores jóvenes es cada vez mayor y son más competitivos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
Política de Privacidad | Aviso legal