La portada de hoy
 
 
Estadio deportivo
Historia de la Eurocopa (III)

Bélgica/Holanda 00-Francia 16: La generación de oro del fútbol español

10.06.2021 | 13:34
Bélgica/Holanda 00-Francia 16: La generación de oro del fútbol español

BÉLGICA/HOLANDA 00: Francia logra el doblete con un nuevo gol de oro

La selección francesa, que se había proclamado campeona mundial en 1998, consiguió el 'doblete' con la obtención de la Eurocopa de Bélgica y Holanda 2000 gracias a un gol de oro en la final ante Italia, que rozó el título con los dedos de las manos.


El equipo galo, liderado por Zinedine Zidane, cumplió con su condición de favorito, asignado por su título mundial y por el potencial de una plantilla en la que Roger Lemerre, sucesor de Aimé Jacquet, supo aunar con eficacia veteranía y juventud.


Francia solventó la primera fase con autoridad y sólo perdió ante Holanda en el tercer partido, cuando ambos tenían asegurada su presencia en cuartos de final.


Pero a partir de ahí tuvo sus dosis de fortuna, porque su avance en el torneo se vio marcada por los errores de los rivales, la polémica y el oportunismo.


Contra España en cuartos no fue superior, pero ganó por 2-1 gracias a un penalti malogrado por Raúl González en la fase decisiva de la contienda; frente a Portugal en semifinales también estuvo al borde del k.o. y sólo pudo progresar con un gol de oro de penalti transformado por Zinedine Zidane en una mano polémica de la zaga lusa.


Incluso en la final, en la que se midió a Italia, Francia tuvo el partido perdido. Marco Delvecchio adelantó a los 'azzurri' y Zidane y compañía se quedaron más que tocados, incapaces de superar la resistencia de su duro rival.


Pero cuando el partido alcanzaba el pitido final los galos encontraron la supervivencia con un remate de Sylvain Wiltord, y en la prórroga lograron su segundo título europeo gracias a un gol de oro de un joven David Trezeguet.


Italia no podía creérselo. Lo había tenido ganado, pero Francia, con un gran equipo, no se rindió y entre la fe y la fortuna, le arrebató la gloria y confirmó su condición de mejor selección de la época.


España una vez más se estrelló en el muro de los cuartos de final, a los que llegó con agonía y de forma casi milagrosa tras acabar primera en un grupo con Noruega (0-1), Eslovenia (2-1) y Yugoslavia (4-3).


El cuadro de José Antonio Camacho pasó del k.o. a recobrar la ilusión, que se desmoronó otra vez en cuartos y tras su mejor partido del torneo, en esta oportunidad ante Zidane y compañía y con el penalti fallado por Raúl.


Partidos:

SEMIFINALES
28.06.00 Bruselas: Portugal 1-2 Francia
29.06.00 Amsterdam:Italia 0-0 (3-1 pens) Holanda

FINAL
02.07.00 Rotterdam: Francia 2-1 Italia

FICHA DE LA FINAL:
2 - Francia: Barthez, Thuram, Desailly, Blanc, Lizarazu (Pires, m.86), Deschamps, Vieira, Zidane, Djorkaeff (Trezeguet, m.75), Dugarry (Wiltord m.58) y Henry.
1 - Italia: Toldo, Pessotto, Cannavaro, Nesta, Iuliano, Maldini, Di Biagio (Ambrosini, m.65), Fiore (Del Piero, m.52), Albertini, Totti y Delvecchio (Montella, m.86).
Goles: 0-1, m.55: Delvecchio. 1-1, m.93+: Wiltord. 2-1, M.107: Trezeguet.
Arbitro: Andres Frisks (SWE). Amonestó a Di Biagio, Cannavaro y Thuram.
Incidencias: Partido disputado en el estadio De Kuip de Rotterdam ante 50.000 espectadores.


PORTUGAL 2004: Grecia, el campeón inesperado

Antes de comenzar la fase de clasificación para la Eurocopa de Portugal 2004 pocos esperaban que Grecia obtuviera el billete directo, pero menos aún, cuando se clasificó, auguraban que el conjunto que dirigía el alemán Otto Rehhagel se iba a coronar en Lisboa nuevo campeón de Europa.


Fue el título quizá más inesperado de la historia. Las tropas del 'general' Rehhagel se atrincheraron partido tras partido e, irreductibles, fueron derribando rival tras rival hasta coronarse con el gol en la final de Angelos Charisteas ante la sorpresa de todo el mundo, principalmente de un estadio volcado con su selección.


Los Luis Figo, Cristiano Ronaldo, que aunaban dos generaciones doradas del fútbol luso, y compañía, fueron incapaces de derribar el muro que habían levantado delante de su área los helenos.


Con un estilo solidario, comandados atrás por Traianos Dellas, en el medio por Theodoros Zagorakis (elegido mejor jugador del torneo) y delante con Charisteas como estilete, habían sacado partido a su principal virtud: defender con orden y aprovechar alguna ocasión.


En su primer partido de la fase de grupos Grecia ya había ganado a Portugal (2-1) y luego igualó con España (1-1). Pese a que perdió frente a Rusia (1-2) en Faro, salió airoso en el empate a puntos con el conjunto de Iñaki Sáez, que se tuvo que despedir, de forma dolorosa, al perder en Lisboa ante los anfitriones por 1-0.


La primera fase deparó también las tempranas eliminaciones de dos de las 'grandes', Italia y Alemania, que llegaba con el aval del subcampeonato mundial alcanzado dos años antes y que se marchó sin ganar si quiera partido alguno.


Francia, la defensora del título, se topó en cuartos con Grecia. Sin complejos, con una defensa a ultranza, los helenos dieron una nueva sorpresa con el gol de Charisteas en el Jose Alvalade y se plantaron en semifinales.


Portugal necesitó los penaltis ante Inglaterra tras acabar el partido con empate a dos. David Beckham falló su lanzamiento y al final Ricardo Pereira clasificó a los anfitriones.


Por la misma vía se metió Holanda ante Suecia, tras igualar a cero, y la República Checa se confirmó como el equipo que mejor fútbol estaba haciendo y destrozó a Dinamarca en Oporto por 3-0 con un doblete de Milan Baros, el máximo artillero del torneo.


Los checos, precisamente, fueron los rivales de Grecia en la semifinal del estadio del Dragón de Oporto. De nuevo una defensa numantina y un solitario gol, esta vez de Traianos Dellas, situaron al cuadro de Rehhagel en la gran final.


Portugal, con goles de Cristiano Ronaldo y Maniche, no perdonó a Holanda en la otra semifinal y la fiesta continuó en el país ibérico hasta que en la final se cruzó en su camino la sorprendente Grecia para arrebatarle la gloria.


Era el momento que generaciones y generaciones de grandes futbolistas lusos habían estado esperando. Todo un país detrás, el factor campo y el fútbol de su lado, pero al otro lado de la trinchera futbolística estaba un ejército bien pertrechado que, con su estilo y a su manera, se hizo con una victoria para muchos increíble.

Partidos:

SEMIFINALES
30.06.04 Lisboa Portugal 2-1 Holanda
01.07.04 Oporto: Grecia 1-0 R. Checa

FINAL
04.07.04 Lisboa: Portugal 0-1 Grecia

FICHA DE LA FINAL:
0 - Portugal: Ricardo Pereira; Miguel (Paulo Ferreira, m.43), Ricardo Carvalho, Jorge Andrade, Nuno Valente; Costinha (Rui Costa, m.60), Maniche, Deco, Figo, Cristiano Ronaldo; y Pauleta (Nuno Gomes, m.74).
1 - Grecia: Nikopolidis; Seitaridis, Kapsis, Dellas, Fyssas; Giannakopoulos (Venetidis, m.76), Zagorakis, Basinas, Katsouranis; Vryzas (Papadopoulos, m.81) y Charisteas.
Goles: 0-1, M.57: Charisteas.
Arbitro: Markus Merk (GER). Amonestó a los locales Costinha y Nuno Valente, y a los helenos Basinas, Seitaridis, Fyssa y Papadopoulos.
Incidencias: Final disputada en el estadio de La Luz de Lisboa ante 62.865 espectadores.

AUSTRIA-SUIZA 2008: España pone fin a la maldición con fútbol de seda

La selección española puso fin a 44 años de travesía por el desierto, acabó con su maldición en las grandes competiciones y se ciñó en la Eurocopa de Austria/Suiza 2008 su segunda corona continental con un fútbol de seda que encandiló al universo futbolístico.


Y todo ello ocurrió bajo la atinada y experta batuta de Luis Aragonés, quien revirtió una situación que no muchos meses antes era más que comprometida.


El técnico madrileño supo encontrar el equilibrio necesario a un equipo que creyó en sí mismo, en su estilo, en el juego combinativo que representaban Xavi Hernández, Andrés Iniesta y compañía, aunque no se debe olvidar la infatigable labor en la medular de Marcos Senna, la seriedad atrás de Sergio Ramos, Puyol, Marchena y Capdevila, el acierto en ataque de David Villa, máximo goleador del torneo con cuatro dianas, y Fernando Torres, y las apariciones estelares bajo los palos de Iker Casillas.


Fue la Eurocopa soñada para España. Todo lo que se le había negado desde que ganó el título en el Santiago Bernabéu en 1964 se le puso de cara para acabar con la maldición y proclamarse, con justicia y buen juego, campeona de Europa por segunda vez.


La Roja, como la bautizó Luis Aragonés, mostró al mundo una forma de jugar, un estilo basado en la combinación, en el manejo del balón, pero sin olvidar la presión y la seriedad defensiva. Y el fútbol se lo devolvió con el éxito y ciertas dosis de fortuna en determinados momentos.


Solventó la primera fase en los dos primeros partidos tras derrotar a Rusia, por 4-1, y a la Suecia de Zlatan Ibrahimovic por 2-1, con un último gol de David Villa en los compases finales.


Con el billete de los cuartos en el bolsillo, Aragonés pudo permitirse dar minutos a los menos habituales en el tercer partido ante Grecia y, al contrario que cuatro años atrás, España sumó un nuevo triunfo, por 2-1, tras remontar el gol de Angelos Charisteas en el segundo periodo a través de Rubén de la Red y Dani Güiza.


En esta ocasión, la víctima ilustre de la primera fase fue Francia, un equipo en declive, que sucumbió en el grupo de la muerte, que lideraron Holanda, cuyo arranque de torneo fue espectacular, e Italia.


Precisamente, el cuadro 'azzurro', al ser segundo del grupo C, fue el rival de España en los temidos cuartos. Fue un encuentro duro, el único que no ganó la Roja.


El 0-0 fue inamovible y de nuevo aparecieron los fantasmas que tantas veces acabaron con las ilusiones españolas, pero esta vez la historia le sonrió al conjunto de Luis Aragonés. Con Iker Casillas estelar, abortó los lanzamientos de De Rossi y Di Natale, y aunque Güiza también erró su tiro, el remate final de Cesc Fábregas acabó con el maleficio.


Los días anteriores, Alemania había acabado con el sueño de Portugal (3-2) en un partido vibrante, Turquía se confirmaba como revelación al superar a Croacia en los penaltis tras acabar el partido con empate a uno y Rusia daba la gran sorpresa al vencer a la hasta entonces intratable Holanda (3-1) en la prórroga.


La primera semifinal, jugada en Basilea, fue un canto a la emoción. Como otras tantas veces, Alemania salió airosa ante Turquía con un postrero gol de Philipp Lahm, que ponía fin a unos minutos de locos con tantos en una y otra portería y firmaba el 3-2 que mandaba al cuadro de Joachim Low a la final de Viena.


Un día después España se volvía a ver las caras con Rusia, un equipo crecido, a más. El conjunto de Luis Aragonés, superado el muro de los cuartos, cuajó su mejor encuentro del torneo y en una segunda parte pletórica selló el 3-0 con goles de Xavi, Güiza y David Silva en pleno festival de fútbol y acierto.


Tres días después, el 29 de junio, y de nuevo con el Ernst Happel como escenario, España coronó su estilo a lo grande, con un triunfo indiscutible y más amplio que lo que reflejó el gol de Fernando Torres poco después de la media hora de juego.


Sin David Villa, que se había lesionado en la semifinal, el equipo de Luis Aragonés dio una lección al siempre poderoso cuadro germano, que tuvo que inclinarse y rendir reverencia a una España que volvía a la cima tras casi medio siglo de sinsabores.

Partidos:

SEMIFINALES
25.06.08 Basilea: Alemania 3-2 Turquía
26.06.08 Viena: Rusia 0-3 España

FINAL
29.06.08 Viena: Alemania 0-1 España

FICHA DE LA FINAL:
0 - Alemania: Lehmann; Friedrich, Mertesacker, Metzelder, Lahm (Jansen, m.46); Frings, Hitzlsperger (Kuranyi, m.58); Schweinsteiger, Ballack, Podolski; y Klose (Mario Gomez, m.79).
1 - España: Iker Casillas; Sergio Ramos, Marchena, Puyol, Capdevila; Senna; Iniesta, Xavi, Cesc Fábregas (Xabi Alonso, m.63), Silva (Cazorla, m.66); y Torres (Güiza, m.78).
Goles: 0-1, m.33: Torres.
Arbitro: Roberto Rosetti (ITA).
Incidencias: Partido disputado en el estadio Ernst Happel de Viena ante 51.428 espectadores.


POLONIA-UCRANIA 12: España revalida su corona y agranda la leyenda

Por segunda vez consecutiva la Eurocopa se disputó en dos países, en este caso en Polonia y Ucrania, que contemplaron la coronación histórica de nuevo de España, que se convirtió en el primer equipo que revalidó la corona continental y, unido al título mundial en Sudáfrica 2010, alcanzó un triplete imborrable.


Gdansk, Donetsk y Kiev acogieron el nuevo festival de la Roja, la portuaria ciudad polaca en la primera fase y las dos ucranianas a partir de cuartos de final. El equipo de Vicente del Bosque volvió a sentarse en el trono y ha hacer lo que nadie había hecho.


La generación dorada del fútbol español, con las habituales incorporaciones de Del Bosque, se bañó otra vez en el éxito en un torneo que, como los anteriores, no fue sencillo y tuvo que superar momentos delicados.


Comenzó con un empate ante Italia (1-1) y acabó con una goleada ante la selección 'azzurra' en la final. Fue su mejor partido, de largo. El 4-0 premió su fútbol combinativo, por momentos brillantes, y cerró un círculo glorioso. David Silva, Jordi Alba, Fernando Torres y Juan Mata, rubricaron la fiesta española en el Olímpico de Kiev.


Fue un final de una andadura que, tras ese empate inicial, lo enmendó con triunfos ante Irlanda (4-0) y Croacia (1-0) para pasar como primera de grupo, con un convincente triunfo en cuartos ante Francia con un doblete de Xabi Alonso (2-0) y apuros en semifinales frente a la Portugal de Cristiano Ronaldo, a la que eliminó en la tanda de penaltis (4-2) tras acabar con empate a cero el partido y la prórroga.


La otra gran favorita al título, Alemania, lideró el grupo de la muerte con pleno ante Portugal, Holanda -la gran decepción- y Dinamarca. Luego se desembarazó con autoridad de Grecia y se perdió la final ante España al sucumbir ante Italia (1-2) con un doblete de Mario Balotelli.


Inglaterra, eterna aspirante a hacer algo de relevancia, ilusionó en una más que aceptable primera fase, pero los penaltis sepultaron sus ilusiones en cuartos ante Italia.


Las dos anfitrionas, Polonia y Ucrania, no llegaron a los cuartos de final. Nuevo mazazo. Lo mismo les ocurrió cuatro años antes a Suiza y Austria. Andrés Iniesta, el elegido para la gloria en el Soccer City de Johannesburgo al lograr el gol del título mundial de España, fue declarado mejor jugador del torneo y Fernando Torres máximo goleador empatado con otros cinco futbolistas.

Partidos:

SEMIFINALES
27.06.12 Donetsk: Portugal 0-0 (2-4 pens) España
28.06.12 Varsovia: Alemania 1-2 Italia

FINAL
01.07.12 Kiev: España 4-0 Italia

FICHA DE LA FINAL:
4 - España: Íker Casillas; Arbeloa, Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba; Sergio Busquets, Xabi Alonso; Xavi; Silva (Pedro, m.59), Iniesta (Mata, m.87) y Cesc (Fernando Torres, m.75).
0 - Italia: Buffon; Abate, Barzagli, Bonucci, Chiellini (Balzaretti, m.21); Marchisio, Pirlo, De Rossi; Montolivo (Motta, m.57); Balotelli y Cassano (Di Natale, m.46).
Goles: 1-0, M.14: Silva. 2-0, M.41: Jordi Alba. 3-0, M.-84: Fernando Torres. 4-0, M.88: Mata.
Arbitro: Pedro Proença (Portugal). Amonestó a Piqué y Barzagli.
Incidencias: Partido disputado en el estadio Olímpico de Kiev ante 63.170 espectadores. Italia jugó en inferioridad numérica desde el minuto 62 debido a que Thiago Motta se lesionó y su técnico ya había hecho los tres cambios.


FRANCIA 16: Portugal, el fin de una maldición

De forma inesperada, agónica, sin su gran estrella en el césped, Cristiano Ronaldo, encontró Portugal el primer título de su historia gracias a un triunfo sobre Francia (1-0) en la prórroga con gol de un héroe anónimo de nombre Eder Lopes.

Había rozado el larguero como anfitriona en 2004, había alcanzado semifinales, había disfrutado de una generación dorada con Luis Figo al frente e incluso había sido protagonista en Mundiales con Eusebio como referente, pero siempre se le había resistido alcanzar la gloria.

De la mano de Fernando Santos, con un equipo aguerrido, un bloque compacto y la pegada de Cristiano Ronaldo fue superando barreras no sin sufrimiento y acabó, sin el exjugador del Real Madrid en el campo, por ceñirse la corona continental.

Cristiano había conducido con sus goles al cuadro luso. Lo salvó en el último partido de la fase de grupos. Con un doblete firmó el 3-3 que le metió en octavos como tercera de grupo.
1-0 a Croacia en la primera eliminatoria. Los penaltis le permitieron superar a Polonia en cuartos. Cristiano abrió la victoria sobre Gales en semifinales (2-0).

Por el otro lado del cuadro, la anfitriona Francia cabalgó con solvencia. Pasó como primera de su grupo y se deshizo sucesivamente de Irlanda (2-1), Islandia (5-2) y Alemania (2-0), guiada por jugadores como Antoine Griezmann, declarado mejor jugador del torneo, o Dimitry Payet.

En la final el pronóstico se decantaba por los 'bleus', por el juego exhibido y su condición de anfitriones. Más aún cuando en los primeros compases dos entradas de Payet acabaron con Cristiano Ronaldo.

El capitán luso quedó k.o. Regresó al campo, intentó correr por un balón y comprobó que no podía seguir. Entre lágrimas se retiró definitivamente. Fue sustituido por Ricardo Quaresma (m.25). Portugal perdía su faro.

Recuperado del 'shock' y con los pasos de los minutos, Cristiano se convirtió en otro seleccionador junto a Fernando Santos en la banda.

La final, con poco fútbol pero cada vez más agónica, obligaba a ello. Portugal resistía y amagaba hasta que Éder, un jugador semidesconocido que apenas había tenido protagonismo, se convirtió en el héroe. Entró en el minuto 79 por Renato Sanches, el mejor joven de la Euro, y acabó convirtiéndose en héroe con un disparo a los 109 minutos que encumbró por fin a Portugal.
España la gran dominadora del fútbol continental en las dos Eurocopas precedentes, había confirmado el inicio de la decadencia esbozado en el Mundial de Brasil y se despidió en octavos de final ante Italia.

Partidos:

SEMIFINALES:
06.7.16 Lyon Portugal 2 - Gales 0
07.7.16 Marsella Francia 2 - Alemania 0

-- FINAL
10.7.16 París St-Denis Francia 0 - Portugal 1

- FICHA DE LA FINAL
0 - Francia: Hugo Lloris; Bacary Sagna, Laurent Koscielny, Samuel Umtiti, Patrice Evra; Paul Pogba, Blaise Matuidi; Moussa Sissoko (Anthony Martial, m.110), Antoine Griezmann, Dimitri Payet (Kingsley Coman, m.58); Olivier Giroud (André-Pierre Gignac, m.78).
1 - Portugal: Rui Patrício; Cédric Soares, Pepe, José Fonte, Raphaël Guerreiro; William Carvalho; Renato Sanches (Éder Lopes, m.79), Adrien Silva (João Moutinho, m.66), João Mário Eduardo; Nani, Cristiano Ronaldo (Ricardo Quaresma, m.25).
Árbitro: Mark Clattenburg (ING). Amonestó a los franceses Umtiti, Matuidi, Koscielny y Pogba, y a los portugueses Soares, Joao Mario, Raphael Guerreiro
Incidencias: Partido disputado en el Stade de Francia de Saint Denis ante 75.868 espectadores, José Fonte y Rui Patricio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal