La portada de hoy
 
 
Estadio deportivo
FÚTBOL EUROCOPA AUSTRIA

Alaba y Arnautovic: "angel y demonio" del fútbol austriaco

12.06.2021 | 11:06
Alaba y Arnautovic: "angel y demonio" del fútbol austriaco

Viena, 12 de jun (EFE).- Vieneses de familias inmigrantes, inicios humildes, compañeros de vestuario en la selección y amigos fuera del campo, así son David Alaba y Marko Arnautovic, las estrellas del fútbol austriaco que representan, además, la cara y la cruz del equipo.


"Siempre se habla de nosotros dos. David es el ángel y yo el demonio", bromeaba Arnautovic hace unos años en una de sus primeras ruedas de prensa tras aterrizar en la Premier League inglesa.


Mientras que Alaba, que acaba de fichar por el Real Madrid, es discreto, paciente y trabajador, Arnautovic es conocido por sus excesos, su irregularidad y su indisciplina.


Pero ambos son indispensables para que Austria haga una buena Eurocopa, donde se estrena este domingo en el grupo C contra la modesta Macedonia del Norte.


ALABA, TRABAJO Y DISCIPLINA


Nacido en el seno de una familia multicultural (madre filipina y padre nigeriano), Alaba siempre tuvo claro que se quería dedicar al fútbol, a diferencia de su padre y hermana, que encontraron el éxito en la música.


Formado en las categorías inferiores del Austria de Viena, el ahora defensa madridista destacó siempre por ser una persona discreta, trabajadora y centrada en el deporte.


Con más de 400 partidos a sus espaldas y dos Ligas de Campeones en su palmarés, Alaba se ganó en sus once temporadas vistiendo la camiseta del Bayern de Múnich el derecho a ser considerado uno de los mejores defensas del mundo.


En el terreno de juego es polifacético, adaptándose bien a los roles de central, lateral, interior o volante defensivo.


Fuera del campo es una persona poco excéntrica, que no esconde su profunda fe cristiana, y siempre alejado de la polémica e involucrado en diversas causas, como la lucha contra el racismo.


En abril pasado, sin ir más lejos, criticó desde su cuenta de Twitter la iniciativa de dos médicos franceses de utilizar a la población africana como conejillos de indias para las nuevas vacunas contra el coronavirus.


"¿Probar una vacuna de la COVID-19 en África? ¿Estos tipos son doctores o payasos? Este es un tipo de racismo que nunca imaginé. Inaceptable. Tenemos que unirnos y trabajar juntos contra el coronavirus", comentó.


ARNAUTOVIC, "EL CHICO MALO"


La otra cara de la moneda es Arnautovic, que sobresale tanto por su calidad como por atraer todo tipo de polémicas.


En su tiempo en el fútbol base, el atacante de origen croata destacó, a partes iguales, por su talento y fuerte personalidad, que ya ponía en duda que fuera a sacar todo su potencial como futbolista.


Con 17 años recaló en las filas del Twente holandés y su gran rendimiento llamó la atención de uno de los gigantes de la Serie A italiana, el Inter de Milán.


Es aquí donde comienza la "fama" de Arnautovic y, es que, a pesar de jugar solo tres partidos por una lesión en el pie, se ganó el rechazo de su entrenador, José Mourinho, que aseguró que tenía "la actitud de un niño".


En solo medio año, el delantero forjó una estrecha amistad con el también conflictivo delantero Mario Balotelli y protagonizó algunas polémicas, como la noche que le robaron un lujoso coche que le había prestado Samuel Eto'o.


Del Inter pasó al Werder Bremen alemán, donde llegó a ser suspendido por hacer carreras ilegales de coches con un compañero de vestuario durante la madrugada.


Lesiones provocadas mientras jugaba con su perro, críticas abiertas al club, choques contra carritos de golf y frecuentes visitas a clubes nocturnos le hicieron ganarse el apodo de 'El chico malo del fútbol austriaco'.


Sus escapadas a Austria tampoco pasaron desapercibidas. En 2013 una patrulla le dio el alto para un control ordinario de alcoholemia y el jugador insultó y amenazó a los agentes. "Tengo tanto dinero que puedo comprar vuestra vida", le dijo a uno de los policías.


REDENCIÓN EN LA PREMIER


En 2013 recaló en las filas del Stoke City y, tras el nacimiento de su primera hija, aseguró haberse enmendado y que, "pese a no ser un ángel", estaba más centrado.


"La gente siempre busca algo, si tiro una botella de agua parece que he puesto una bomba o matado a alguien. Hacen un gran drama de todo", explicaba tras su llegada al club inglés.


Tras seis temporadas en Inglaterra, donde también jugó en el West Ham United, Arnautovic pasó al Shanghai Port chino.


"Sobrestimé a la liga china y no entrenaba", explicaba el futbolista en una entrevista a Sky Sports en la que también reconocía que se había descuidado y que bebía "cosas como Fanta y Coca-Cola" de forma habitual.


Ahora, a sus 32 años y el ocaso de su carrera, Arnautovic tiene una última oportunidad de redención en la Eurocopa.


Según la prensa austríaca, incluso antes de jugar el campeonato ya tiene una oferta para volver a la liga italiana, a las filas del FC Bologna.


"Tiene cualidades excelentes. Es un jugador que marca la diferencia solo con su presencia", asegura el seleccionador austriaco, Franco Foda.


Al mismo tiempo, Arnautovic sigue fiel a sus excentricidades: a la concentración de la selección austríaca al sur de Viena llegó conduciendo un Rolls Royce dorado.


Alejandro Giménez

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal