La portada de hoy
 
 
Estadio deportivo

Estrellas y estrellados en la Euro2020

12.07.2021 | 12:12
Estrellas y estrellados

El cierre de la decimosexta edición de la Eurocopa, la condicionada por la covid y de sedes esparcidas, coronó de nuevo a Italia, que más de medio siglo después -53 años- recuperó el cetro continental que en Londres logró por segunda vez en su historia.


El triunfo realza la leyenda del combinado transalpino, gran competidor, experto en Campeonatos del Mundo, que ha ganado en cuatro ocasiones, pero gris en sus actuaciones en el Viejo Continente, donde, hasta ahora, solo impuso su dominio en la edición de 1968, en la que fue anfitrión.


Acumula ahora seis títulos entre los dos grandes torneos. El primero desde hace tres lustros, cuando fue campeón mundial en Alemania 2006.


Roberto Mancini ha sabido rentabilizar una estupenda camada de futbolistas con futbolistas supervivientes del pasado que aún ofrecen un rendimiento alto y una buena respuesta en los eventos relevantes.


La 'azzurra' alardea ahora de un juego más atrevido, más imaginativo, más ofensivo. Aunque no ha rehusado recurrir al catenaccio que le hizo fuerte en el pasado. Italia salió en la Eurocopa del túnel. De los sinsabores de Sudáfrica 2010 y Brasil 2014, incapaz de superar la primera fase, y también de la Eurocopa 2016, donde se estancó en cuartos.


La Eurocopa 2020 ha recuperado el poder de la selección italiana, coronada como la mejor del torneo y postulada como una de las aspirantes al éxito en Catar y pujar por su quinta corona mundial para ubicarse a la altura de Brasil. Fue el gran triunfador del evento.


ESPAÑA


La selección española también salió reforzada de la Eurocopa 2020. Distanciado del prestigio que le otorgó aquella generación ganadora en Sudáfrica 2010 y en Austria y Suiza 2008 y Polonia y Ucrania 2012, llegó reconvertido, cauto y sin expectativas el combinado de Luis Enrique.


La 'roja' fue de menos a más y en el lanzamiento de penaltis se quedó fuera de una final que alcanzó Italia. España no decayó a pesar de que los resultados no reflejaron su propuesta. Generó dudas contra Suecia y Polonia pero espabiló con Eslovaquia, mantuvo el tipo con Croacia en octavos y Suiza en cuartos y brilló ante el conjunto azzurri, aunque perdió.


Aun así, Luis Enrique ha formado un bloque esperanzador para el futuro, para el Mundial. La selección española salió del túnel de los últimos eventos, con eliminaciones precipitadas, como en Brasil 2014, Rusia 2018 o la Eurocopa de Francia 2016, para recuperar el optimismo y la mirada en Catar.


DINAMARCA, UCRANIA, SUIZA, AUSTRIA


La Eurocopa 2020 fue la de las sorpresas. La de marcadores inesperados y equipos imprevistos que dejaron de lado el papel de figurantes para adquirir un protagonismo extraordinario.


Fue el caso, especialmente, de Dinamarca, que se sobrepuso al efecto del sobresalto de Christian Eriksen en su primer partido para alcanzar las semifinales. Recordó el conjunto danés a la Dinamarca de 1992, que fue campeona. Estuvo a un paso de la final de Wembley. Cayó en la prórroga, ante el anfitrión, y por culpa de un penalti dudoso. Fue la sensación.


Suiza dio una imagen estupenda. Sobre todo como equipo. El conjunto de Vladimir Petkovic, verdugo de la gran favorita, Francia, se mostró como un conjunto incómodo para el rival y con aspiraciones. El cuadro helvético ensanchó en la Eurocopa la buena pinta que ofreció en el Mundial de Rusia 2018. El buen grupo de futbolistas, en plena madurez y lleno de experiencia, estuvo al borde del éxito. A un paso de las semifinales que le arrebató España en la tanda de penaltis.


Austria y Ucrania rebasaron sus propias expectativas. Aprovecharon los beneficios del torneo y avanzaron como alguna de las mejores terceras de la fase de grupos. El cuadro centroeuropeo llegó por primera vez en su historia a los octavos de final de este torneo y puso contra las cuerdas a Italia, que tuvo que solventar la situación en la prórroga. El equipo liderado por David Alaba dejó una buena imagen igual que Ucrania que también cayó en las eliminatorias.


El bloque de Andrey Shevchenko nunca había llegado tan lejos. Dio un paso al frente en la competición, con las ideas claras y como un equipo incómodo para el rival. La anfitriona, Inglaterrra, le abrió los ojos en cuartos después de que los ucranianos superaran en octavos a Suecia. Fue la gran revelación.


DECEPCIONANTE GRUPO DE LA MUERTE


Francia, especialmente, Portugal y Alemania fueron las grandes decepciones de la Eurocopa 2020. Las tres, incluidas de inicio en el mismo grupo, progresaron hacia las eliminatorias. Pero ninguna de ellas apuntó hacia el título. La terna se quedó lejos de los momentos cumbre del evento.


El campeón del mundo fue el gran derrotado del torneo. Salió malparado el conjunto de Didier Deschamps a pesar del refuerzo que supuso Karim Benzema. El seleccionador fue incapaz de imponer el conjunto sobre las individualidades y su elenco de estrellas firmó una competición para olvidar.


No hubo noticias de Kylian Mbappe y pocas de Antoine Griezmann. Francia cayó en octavos, contra Suiza, en el lanzamiento de penaltis después de un partido que tuvo ganado y que se dejó empatar. A la luz salieron problemas internos y ambientes enrarecidos que sonrojaron a un plantel del que se esperaba mucho más.


Portugal se dejó su corona en octavos de final, eliminado por Bélgica. A excepción de Renato Sanches y poco más nadie alcanzó el nivel esperado. Fernando Santos fue incapaz de alargar la exitosa trayectoria del combinado luso con Cristiano Ronaldo a la cabeza, que pudo firmar su final en una Eurocopa.


Alemania cerró su ciclo sin más. No fue brillante el adiós de Joachim Low al equipo nacional. Dio la sensación en la competición de ser un conjunto en decadencia, necesitado de una remodelación y distante del que fue campeón en Brasil 2014. Fue despedido de la Eurocopa en octavos, eliminado sin más por Inglaterra.


PAÍSES BAJOS SE ESTANCA


El despegue esperado para Países Bajos no llegó en la presente edición de la Eurocopa. El combinado que dirigió Frank De Boer, cesado a la vuelta del torneo, fue otro de los desengaños del evento. El buen nivel ofrecido en las fases de clasificación descarriló en la fase final de la Eurocopa donde llegó como candidata.


Después de no pasar de la primera fase en Polonia y Ucrania 2012 y de quedarse sin clasificación en Francia 2016, la Oranje se estancó en octavos, eliminada inesperadamente por la República Checa.


BÉLGICA Y ROBERTO MARTÍNEZ SE QUEDAN SIN TIEMPO


Bélgica volvió a quedarse a medio camino en un gran torneo y a su generación dorada se le acaba el tiempo y las ocasiones de alcanzar un éxito.


El español Roberto Martínez mantiene el crédito. Pero no termina de explotar ni de rentabilizar la mejor camada de jugadores de su historia. Tal y como sucedió en Francia 2016 no pasó de los cuartos de final después de perder contra Italia. El tercer lugar del Mundial de Rusia 2018 fue su mejor papel, insuficiente para el nivel que se le presupone. Llegó al torneo como favorita. Puede que Catar sea su última oportunidad.


 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal