Estadio DeportivoHueco blanco

La enrevesada historia que ha llevado a la selección de Brasil hasta Pellegrini

Los vínculos en la filosofía de afrontar el fútbol entre el chileno y Pep Guardiola habrían llevado a la Confederación brasileña de fútbol al ir a por el técnico del Betis como recambio de Tite, según Marca

La enrevesada historia que ha llevado a la selección de Brasil hasta Pellegrini
Manuel Pellegrini, técnico del Betis. - UES
Sandra RomeroSandra Romero4 min lectura

El chileno Manuel Pellegrini ha conseguido darle otro aire al Betis, clasificándolo para Europa de manera consecutiva en dos ocasiones y haciendo que vuelva a tocar plata 17 años después, una vez que el pasado curso se alzara con la Copa del Rey, imponiéndose al Valencia CF en el Estadio de La Cartuja.

Una labor al frente del banquillo verdiblanco que en Heliópolis han visto clara desde el primer momento, de ahí que no sea de extrañar que renovaran a Manuel Pellegrini hasta 2025, siendo su cláusula de salida de 5'5 millones de euros. Una cuantía lo suficientemente importante como para expantar a los posibles interesados.

"La ampliación del contrato del entrenador supone un importante paso adelante del proyecto de crecimiento del Real Betis Balompié, apostando por uno de los técnicos con mayor prestigio del fútbol mundial. El proceso de renovación ha sido muy rápido dado el clima de máximo entendimiento y confianza existentes entre la entidad y su primer entrenador", decía el comunicado con el que el Betis anunció la renovación del chileno.

No es de extrañar, por tanto, que la selección brasileña haya puesto sus ojos en el técnico chileno, tal y como Marca recordaba días atrás. Una información que ha corrido como la pólvora por su país natal, donde son numerosos los medios que se hacen eco de la bomba informativa. Una noticia que es aún más enrevesada si, además, entra en la ecuación a Pep Guardiola.

¿Qué relación hay entre Pellegrini, Guardiola y la selección de Brasil?

La pregunta es obvia. Cualquier aficionado bético que se estruje la cabeza no encontrará ningún vínculo a priori. Sin embargo, se trata de una historia larga, de relaciones del pasado que llevó el nombre de Pellegrini hasta la mesa de la selección brasileña meses atrás. El objetivo era claro: convertirlo en el recambio de Tite, que ha decidido abandonar el cargo de seleccionador brasileño tras el Mundial de Qatar.

Brasil siguió el mismo hilo que llevó a cabo en su día el Manchester City en su momento. Y no es moco de pavo. Brasil, en primer lugar, se marcó como objetivo a Guardiola, y fue a por él. Lo tanteó, pero el catalán rechazó dicha posibilidad. De ahí que la Confederación brasileña se lanzara a por el actual entrenador del Betis.

Aunque los estilos no parezcan similares, indican las fuentes que casan por muchos aspectos. Los vínculos durante el trabajo diario son latentes, así como el concepto de fútbol, de jugadores y los pequeños matices en el día a día. Es decir, Brasil fue a Pellegrini porque entienden que su estilo y filosofía es similar a la de Guardiola, aunque sobre el verde no se vea del todo así.

De hecho, no es de extrañar que Guardiola se haya referido en alguna ocasión con elogio hacia Pellegrini: "Soy un fanático de Pellegrini. He aprendido mucho de él. Me considero uno de sus colegas y admiradores. Soy un discípulo de su filosofía de juego. Puedo ver un partido de un equipo sin saber quién es su entrenador, pero noto de inmediato si se trata de un equipo de Pellegrini debido a su forma de jugar. Lo he enfrentado muchas veces y sufrido cuando estaba con el Villarreal o con el Real Madrid y yo estaba en Barcelona", comentó Guardiola justo tras ser presentado en el City.