Hueco blanco

El Valencia podría entrar en causa de disolución

Solicitan de manera urgente la administración judicial del Valencia CF debido al riesgo de quiebra económica y causa de disolución

El Valencia podría entrar en causa de disolución
La afición che quiere a Lim lejos del Valencia CF. - UES
Sandra RomeroSandra Romero3 min lectura

Noticia bomba la que avanza Superdeporte sobre la delicada situación del Valencia CF. El juzgado de Primera Instancia Número 1 de Valencia dispone de un escrito de petición de medidas cautelares en el que se solicita de manera urgente la administración judicial del Valencia CF, debido al riesgo de "quiebra económica" y "causa de disolución" en el que se encuentra.

El escrito se fundamenta sobre un informe pericial sobre la situación patrimonial del club, después de que el juez haya fijado una provisión de fondos de cien millones de euros dentro de la causa que enjuiciará si la venta de la mayoría accionarial a Meriton Holdings en 2014 fue nula.

En una audiencia previa llevada a cabo fueron la Fundación y Meriton quienes solicitaron la mencionada provisión de cien millones, lo que puede implicar que se entre en causa de disolución.

Dicha cantidad se corresponde con el precio de las acciones y que Meriton se obligaba a haber provisionado a 30 de junio y durante lo que dure un pleito que puede alargarse varios años.

El informe pericial en el que se sostiene la solicitud de administración judicial para el Valencia CF hace alusión a que los propios auditores del club mencionan que el patrimonio se ha reducido en más de diez millones de euros debido a las pérdidas de ejercicios anteriores. Esta cifra es inferior a la mitad del capital social, que asciende a 21.591.000, lo que ya es en sí "un motivo de disolución".

En la demanda se sostiene, también, que está acreditado que el Valencia CF "se vendió sin que el comprador asumiera ni una sola obligación: ni económica, ni social, ni deportiva, ni de ningún tipo". Además, se denuncia que la venta fue "absolutamente opaca" y que no se justifica en ningún momento por qué se eligió a Meriton Holdings y porqué "se rechazó a los demás aspirantes".Añade que los propios demandados, y voluntariamente, "han colocado obviamente al VCF en causa severa de disolución, pues teniendo un capital social de 59 millones de euros () estos días el propio club ha reconocido cuando menos unas pérdidas de 50 en el ejercicio recién acabado de cerrar, con fecha 30/06/22". También se argumenta que "de no adoptarse las medidas cautelares, se dará el peligro evidente de desaparición del club, de tal manera que nada quedará para restituirse, lo que es objeto principal de esta demanda". El futuro del Valencia CF, por tanto, corre un serio peligro.