OPINIÓN 

Así queda la revolución de Monchi

02.09.2019 | 21:30

Trece fichajes, 12+1 para los supersticiosos. Puede darse el caso de que el Sevilla juegue algún partido con un equipo completamente nuevo, para un entrenador que también se estrena esta temporada: Bono; Pozo (renovado), Diego Carlos, Koundé, Reguilón; Jordán, Fernando, Oliver Torres; Ocampos, Chicharito y Rony Lopes.


Lopetegui puede, incluso, realizar tres cambios y dar entrada a Gudelj, De Jong y Dabbur -aunque a éste lo fichó en enero Caparrós-, y todos serían futbolistas que visten esta campaña por primera vez la camiseta del Sevilla.

Una revolución de cabo a rabo. Una renovación casi completa del plantel que ha convertido al Sevilla en uno de los equipos que mayor inversión ha realizado en fichajes este verano.

Según el portal Transfermarkt, el séptimo que más ha gastado. Un total de 158,75 millones de euros que, realmente, serían 57,55 si se tienen en cuenta los 101,20 millones ingresados en ventas. Sólo por detrás de Madrid, Barcelona, Atlético, Juve, Machester City y Manchester United. Ese es el dato, al menos, antes del cierre definitivo del mercado veraniego.

El cambio es muy profundo y ha sorprendido el arranque liguero del Sevilla, 7 de 9. También sorprende que Monchi, en unas palabras que le engrandecen, asegure que "lo que falta es culpa mía, por no haber generado el escenario económico para haber hecho más".

¿Es mejor el plantel? La respuesta, como ha comentado el director deportivo, la tendremos en mayo, cuando se sepa hasta dónde ha sido capaz de llegar este nuevo proyecto. En la foto, de entrada, puede haber una mejoría en la portería. Se ha quitado la presión ambiental que podía generar Rico, y Bono llega para ser una competencia de nivel para Vaclick.

En defensa, Diego Carlos apunta muy buenas maneras; a Koundé hay que verlo aún; Reguilón está a un gran nivel (mucho mejor que Arana y está ganándole la partida a Escudero); y Pozo se ha ganado la oportunidad de intentar ser un recambio de garantías para Navas en el lateral, aunque ýa ha apuntado Monchi que Koundé puede jugar en esa posición, como en su día Sergio Ramos.

El centro del campo es mejor, sin duda. Ha ganado consistencia con Fernando y Joan Jordán (a ambos se les intuye ya un gran rendimiento); a Gudelj y a Oliver Torres hay que verlos aún más en acción. Eso mismo ocurre en los extremos con Rony Lopes, quien debutó ante el Celta sin apenas minutos para poderle evaluar; y con Ocampos, aunque el argentino ya ha demostrado que tiene cualidades físicas y técnicas con las que puede convertirse en un futbolista importante a las órdenes de Lopetegui.

La gran incógnita está en el ataque. El trabajo para el equipo de De Jong es innegable, pero Lopetegui debe crearle aún las condiciones oportunas para aprovechar sus virtudes rematadoras. Sin extremos que centren y sin pisar área será complicado que vea puerta. Dabbur está inédito, no ha entrado en ninguna de las tres convocatorias, y Chicharito viene con muchas ganas a intentar reencontrar su mejor versión.

Los partidos dirán si el caudal ofensivo del Sevilla le da para hacer buena la solidez defensiva que muestra. Lopetegui, de momento, tiene el armazón y, como Monchi, ha hecho lo más complicado: poner los cimientos. El césped pondrá a cada cual en su sitio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal