Estadio DeportivoHueco blanco

El motor le juega una mala pasada al sevillano Manu Bejarano

Marchaba cuarto en Paul Ricard cuando la unidad de potencia de su Lamborghini falló, acabando decimoquinto

El motor le juega una mala pasada al sevillano Manu Bejarano
- Estadio Deportivo
Estadio DeportivoEstadio Deportivo3 min lectura
El piloto sevillano Manu Bejarano perdió una buena ocasión de subirse a su primer podio en la Lamborghini Super Trofeo Europa en la primera carrera de la segunda cita de la temporada, disputada en el circuito de Paul Ricard. Tras dos cuartos puestos en Imola, el sevillano llegaba a tierras francesas con ganas y avalado por su trabajo previo, pero un fallo en su motor le privó de la oportunidad de subirse al cajón acabando decimoquinto.

Tras firmar un sexto lugar en la clasificación matutina, con su compañero del Imperiale Racing Hans Fabri partiendo desde más allá del puesto trigésimo, el de Montequinto salió bien y mantuvo su posición de inicio. El francés Milan Petelet estuvo presionándolo durante varios giros hasta que cometió un trompo en una curva de derechas fruto de la frustración de una persecución sin resultados.

Cuando quedaban 30 minutos (más la última vuelta) de los 50 que componen la prueba se abrió la ventana para hacer la parada en boxes y el primero en hacerlo en la vuelta 10 fue el líder de la carrera, el holandés Max Weering. Tres giros después lo hicieron Bejarano y el resto de pilotos de la cabeza y cuando todo se recompuso el sevillano era quinto por los problemas que sufrió Pierre-Lois Chovet, que acabaría retirándose. El piloto andaluz iba muy rápido y empezaba a recortarle tiempo al suizo J. D. Auria, compañero de Stephane Tribaudini, hasta superarlo. Era cuarto y el coche que tenía por delante tenía una sanción de 10 segundos, por lo que era tercero virtualmente.

Pero no tuvo tiempo de ir a por más, ya que su motor empezó a fallar y los tiempos de Bejarano empezaron a alejarse de sus mejores registros llegando a rodar 15 segundos más lento para no dañar más la unidad de potencia. Así, el sevillano cayó hasta la decimoquinta plaza de la general, séptima de su categoría (lamayor) Pro Cup en una carrera en la que se impuso la dupla formada por Weering y el italiano Loris Spinelli, seguidos del dúo compuesto por Milan Teekenns y el también transalpino Marzio Moretti.

Bejarano trabaja a contrarreloj junto con su ingeniero para solucionar los problemas de motor que lo alejaron del podio cara a la segunda carrera del fin de semana, que se disputará en Paul Ricard este domingo desde las 10:05. En ella el sevillano saldrá desde la séptima plaza, puesto que firmó por la mañana en una clasificación complicada en el largo circuito francés.