Las notas del Real Madrid ante el Atlético

07.03.2021 | 19:31
El Real Madrid se reenganchó a LaLiga casi en el epílogo.

La fe del francés Karim Benzema, que pasó de fallar lo que un 9 del Real Madrid jamás debe perdonar a un acto de fe para encontrar el tanto que evitó la derrota de su equipo en el derbi madrileño del Wanda Metropolitano, y dos paradas salvadoras del belga Thibaut Courtois, que impidieron la sentencia rojiblanca, mantienen con vida al equipo de Zinedine Zidane en Liga.

El regreso del gran referente goleador madridista fue decisivo en un Real Madrid con dudas y falto de intensidad en el primer acto, que se sostuvo en el arranque del segundo gracias a las paradas de Courtois que evitaron la sentencia del Atlético de Madrid y acabó logrando un empate que premió su lucha hasta el final.

Así jugó el Real Madrid el derbi del Wanda Metropolitano ante el Atlético de Madrid (1-1):

- Thibaut Courtois (9): Salvador. Nuevamente decisivo con sus paradas para mantener en pie a su equipo cuando perdía y se volcaba en busca de goles. Nada pudo hacer el portero belga en el tanto del Atlético de Madrid ante la exquisitez en el remate de exterior de Luis Suárez. Se desquitó en los siguientes intentos del uruguayo, un remate picado a los 38 minutos y la más clara a los 55 minutos. Fue cuando se engrandeció en un mano a mano clave ante Carrasco en el que exhibió virtudes achicando y tapando espacios con su envergadura para salir victorioso.

- Lucas Vázquez (6): instalado como la solución de Zinedine Zidane en un lateral derecho sin Dani Carvajal, le tocó un duelo de exigencia ante Carrasco, que siempre le buscó y encaró. Sufrió sin ayudas, especialmente en la segunda parte con más espacios, pero se desquitó con su aportación ofensiva. Adelantó metros para instalarse en campo contrario y generar peligro con centros. Incluso disparó en una acción de estrategia. Al descanso protagonizó un pique con Luis Suárez y Hermoso.

- Raphael Varane (3): salió claramente derrotado de su duelo con Luis Suárez y acabó desquiciado. No fue el líder de la defensa como debe asumir ante la ausencia de Sergio Ramos. Por su espalda apareció el delantero uruguayo en el tanto que desequilibró el derbi. Se olvidó del marcaje del y no pudo reaccionar cuando vio que Casemiro no llegaba. Estuvo impreciso, incómodo e inseguro. Fue amonestado por llegar tarde en un marcaje que se convirtió en pesadilla, en una acción que mostró la impotencia que sentía.

- Nacho Fernández (4): su pérdida de posición para salir al corte en la acción del primer gol fue una de las claves del duelo. Se lanzó con agresividad pero no consiguió llegar al balón ni impedir que pasase Marcos Llorente. Ese desajuste lo pagó caro la zaga madridista. Cometió algún error en salida de balón que pudo costar la sentencia. Reaccionó metiendo intensidad y garra, sumándose al ataque en cuanto pudo y dejando un remate a la portería rival. Rebajó la fiabilidad que exhibía en sus últimos encuentros.

- Ferland Mendy (5): se instala con demasiada frecuencia en una zona más propia a un media punta, abandonando la banda y buscando el espacio entre el lateral derecho y el central del rival. Cuando lo hace como recurso puntual puede ser beneficioso. Si se queda parado en una zona donde no entra en juego, genera más problemas que soluciones. Provocó que llegase tarde al repliegue defensivo y dejase un espacio que aprovechó Llorente en el tanto rojiblanco. Cuando se emparejó con Marcos sufrió en el marcaje. Pasó desapercibido en el derbi.

- Casemiro (8): se incrustó de inicio entre los centrales en la salida de balón y restó presencia numérica en fase ofensiva al Real Madrid. Es el segundo goleador de la temporada y cada vez que puede prueba suerte. Lo demostró en un mal despeje centrado de Hermoso, que enganchó de volea pero se topó con Oblak. Esperaba el balón para rematar un saque de esquina en la acción polémica del derbi, la mano de Felipe que el colegiado no interpretó como penalti. De su garra y empuje acabó llegando el empate, asomando en área rival para asociarse con Benzema y regalarle el gol. Defiende, marca y ahora asiste. Un jugador imprescindible para Zidane.

- Toni Kroos (6): fue de menos a más. El Real Madrid añoró su fiabilidad y la seguridad que transmite con el balón en la primera parte, en momentos de poco dominio y menos posesión con sentido. Le faltó movimiento en sus compañeros cuando quiso dirigir pero consiguió mejorar al equipo en la segunda parte. Dio un paso al frente en liderazgo y asumió el peso del juego con un gran derroche físico.

- Luka Modric (5): cayó en la trampa de Diego Simeone, siempre bien defendido con vigilancias y ayudas entre compañeros rojiblancos. Provocó que su influencia en el partido fuese menor, desaparecido en el primer acto, sintiendo impotencia ante lo poco que influyó en el juego madridista. No cesó en el intento y buscó romper líneas en el segundo acto pero no mantuvo su nivel habitual. Intentó una exquisitez en un gesto repleto de clase para cerrar el partido. Una falta esquinada en la que, a falta de un zurdo especialista, la chutó el croata con el exterior de su pie derecho por encima del travesaño.

- Marco Asensio (2): sigue sin demostrar que merezca la titularidad indiscutible de la que disfruta con Zidane. Cambió de banda por la entrada de inicio de Rodrygo pero apenas apareció en ataque con algún centro desde el costado izquierdo, sin una sola acción de regate o intento de disparo. No ayudó en defensa a Lucas Vázquez cuando más sufría con Carrasco y provocó que fuese sustituido a la hora de partido.

- Rodrygo (2): fue la sorpresa de Zidane en el equipo titular y no respondió como el técnico francés esperaba. Apenas apareció pegado a banda derecha, no explotó su velocidad ni exigió a Hermoso y cometió perdidas que provocaron gestos de desesperación en el joven jugador. No pisó área ni chutó a Oblak. Su cambio era previsible y fue el primer sustituido tras un mal partido.

- Karim Benzema (9): regresó para un partido decisivo, probablemente sin estar aún al máximo de sus posibilidades. Le costó entrar en juego y encontrar espacios para recibir el balón y asociarse con sus compañeros en la primera parte. Pasó de tener que escuchar en caso de derrota que un 9 del Real Madrid no puede fallar las dos que tuvo en una acción ante Oblak, a firmar un tanto que mantiene con vida a su equipo en Liga. En cuanto su equipo tuvo el balón volvió a desequilibrar convirtiéndose en un incordio continuo para los centrales rivales. Tuvo tres y a la cuarta no falló en un tanto que nació de su lucha hasta el final. Firma más del 30% de los goles del equipo de Zidane. Imprescindible.

--

- Fede Valverde (7): su entrada a la hora de partidos solventó los apuros defensivos de Lucas Vázquez. Cayó a banda derecha para echar una mano a su compañero en defensa y le metió pulmón al juego madridista, aumentando presencia en el centro del campo y músculo. Buscó el gol con un disparo lejano, estuvo activo y se dejó todo para evitar la derrota.

- Vinicius (8): cumplió con el papel que se espera de él, pegado a banda izquierda, encarando y generando desequilibrio. Dejó un pase repleto de calidad a Karim Benzema, quien instantes antes no le había visto su desmarque. Con el exterior del pie la puso perfecta al remate del francés en la mejor ocasión del partido hasta el gol. Lejos de mostrarse afectado por la suplencia en un día grande, saltó al césped del Metropolitano a reivindicarse y mostró que puede ser importante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal