Estadio DeportivoHueco blanco
Opinión

Abre la puerta Monchi

Alejandro SáezAlejandro Sáez
Seguir
2 min lectura
Abre la puerta Monchi
- Alejandro Sáez
Cantaba Triana que quiso subir al cielo para ver. Y bajar hasta el infierno para comprender. Y eso, precisamente eso, tendremos que hacer muchos para conocer qué motivo es el que nos impide ver dentro de ti, un cancerbero que bajó hasta los avernos como sevillista para llegar a rozar las estrellas con su club. Sí, el tuyo. Pues sevillista se nace, y si no, pues se hace. Que las redes sociales y las fotografías a sobres de azúcar no deben ser suficiente para sacar una idea bien fundamentada sobre tu sentir, a pesar de que a muchos, quizá, tampoco les sobre razón al asegurar que te ha sobrado algún que otro titular.

Que una parte del sevillismo se siente molesta -lo entiendo-, pero que también tiene que cansar esa constante 'pelada de pava' por parte del 'presi' ante los micros. Que si quiere estudiar medicina para quitarte los males, que si eres el "genio" del sevillismo, que si tú y el Sevilla no han tocado aún techo y debéis seguir de la mano... Un cansino lanzar el balón a tu tejado, un 'A los leones' constante; un runrún que martillea y te mina sin que nadie repare en ello.

Por eso, como también entonaba Triana, abre la puerta Monchi, aunque dé pena el despertar. Mientras tanto, al menos yo, me aferraré a ese lejano adiós que ensoñabas para ED en la autopista de Cádiz, viniendo a ver a tu Sevilla cada partido y escuchando carnavales en el coche.