Estadio DeportivoHueco blanco

La Junta de Accionistas, una balsa de aceite que no se recordaba

La Junta de Accionistas, una balsa de aceite que no se recordaba
33
El club verdiblanco ha celebrado la Junta General de Accionistas en el Pabellón de San Pablo. - Lince.
Estadio DeportivoEstadio Deportivo4 min lectura
El Real Betis celebró este martes su Junta General de Accionistas, marcada, después de una década de conflictos y litigios por la mayoría de los títulos, a menudo intervenidos, por la tranquilidad y el buen ambiente. De hecho, fue una balsa de aceite para el consejo encabezado por Ángel Haro y su mano derecha, José Miguel López Catalán, que lograron sacar adelante sin mayores inconvenientes y con la holgura acostumbrada en las últimas ediciones (más allá de un problema informático que obligo a posponer las votaciones de los asuntos principales un buen rato) los siete puntos recogidos en el orden del día, especialmente los relativos a la aprobación de las cuentas del pasado ejercicio y el presupuesto del actual -superior a 125 millones y en el que está incluido el traspaso de Fabián, como explicó el directivo encargado del capítulo económico, José María Pagola: "Todas las Sociedades Anónimas Deportivas tienen un fondo de maniobra. LaLiga nos carga el 7,5% de los ingresos de las televisiones como gasto"-. Como broche, se ratificaron los nombramientos como consejeros de José María Gallego Moyano y Joaquín Caro Ledesma, que habían ingresado en el órgano de gobierno por el proceso de cooptación.

La junta verdiblanca, celebrada en el Palacio Municipal de Deportes de San Pablo, arrancó pasadas las 19:30 horas de ayer, tras comprobarse la asistencia de 2.109 asistentes, con 293 presentes (el resto, representado), lo que supone el 43,03% del capital social del club. Ángel Haro, presidente del consejo de administración, fue el encargado de abrir el acto con un breve discurso en el que admitía que "es un orgullo que sea la primera junta con la opción de que esté representado el 100% del capital de la entidad", ya que, "después de los largos procesos judiciales por los que ha atravesado" el Betis, se puede "volver a la normalidad de un club cuya única dueña es la afición verdiblanca, representada por todos sus accionistas".

El villaverdero quiso también "dar la bienvenida especialmente a los que se han incorporado en el proceso de compra de títulos del pasado año; a los presentes y a los que han ejercido su voto a través del novedoso sistema telemático (1.812), que otorga valor y representación a cada una de las acciones sin un número mínimo".

Por último, el dirigente heliopolitano sacaba pecho: "Ésta es una junta del 'Betis de los béticos', que celebramos con el equipo en Europa y aún con el sabor del triunfo en el Camp Nou, la ratificación de lo razonablemente bien que están haciendo las cosas nuestro cuerpo técnico y nuestros jugadores. Este consejo de Administración tiene muy claro que su función es trabajar mucho a diario por hacer crecer al Betis con un único fin, el de lograr la felicidad de los béticos". Luego, dio paso a los puntos del día y auguró que todo se desarrollaría "con la normalidad y la cordialidad propias de un encuentro entre béticos".