Hueco blanco

El calentón de Fekir, la provocación de Muniain, el 'show' de Mateu en el Betis-Athletic, otro gol del Panda...

El calentón de Fekir, la provocación de Muniain, el 'show' de Mateu en el Betis-Athletic, otro gol del Panda...
141
Un gol de Borja Iglesias a los 20 minutos dio este domingo el triunfo al Betis (1-0) ante un Athletic luchador, pero sin apenas remate, lo que consolida a los verdiblancos en unos puestos europeos de los que se aleja el equipo bilbaíno. - Lince

Las mejores imágenes del intenso choque disputado este domingo en el Benito Villamarín, en que los de Pellegrini rompieron la mala racha a pesar de acabar con diez

Juan SierraJuan Sierra2 min lectura
Un gol de Borja Iglesias a los 20 minutos dio este domingo el triunfo al Real Betis (1-0) ante un Athletic Club luchador, pero sin apenas remate, lo que consolida a los verdiblancos en unos puestos europeos de los que se aleja el equipo bilbaíno. Ya lleva 16 dianas el Panda. 

Tras un primer tiempo en el que los del chileno Manuel Pellegrini fueron superiores y aprovecharon una de sus varias ocasiones para adelantarse en el marcador, el Athletic buscó sin éxito la reacción en el segundo, a pesar de que jugó desde el minuto 80 con uno más por el calentón de Nabil Fekir, expulsado con roja directa por agredir a Muniain tras sufrir el francés una falta y ser provocado por el capitán rojiblanco, que incluso le tiró de la oreja, según aseguran desde el Betis.

El duelo se había ido calentando y, sobre todo, se tornó muy áspero a raíz de una acción de esa acción del  talentoso pero temperamental Fekir, al que le pudo su visceralidad al agredir a Muniain con una patada después de que De Marcos lo parara en falta y el navarro le recriminara algo, con lo que vio la roja y dejó a su equipo con diez a los 80 minutos.

Entonces, el Athletic tocó a rebato, siempre a golpes de corazón y sin claridad en ataque. Su gran rémora, además, en el Villamarín fue su falta de remate y, aunque luchó hasta el final, apenas creó peligro a un Betis que se defendió a la perfección en inferioridad y que, con su triunfo, cortó una racha de dos derrotas seguidas en Liga.