Estadio DeportivoHueco blanco

Joaquín no se esconde y desvela su ilusión: "Son palabras mayores"

El capitán del Real Betis reitera su deseo de continuar su el conjunto verdiblanco logra su clasificación para la Champions League

Joaquín no se esconde y desvela su ilusión: "Son palabras mayores"
Joaquín, tras el gol del Betis al Ludogorets. - Lince Photos
Antonio José MedinaAntonio José Medina3 min lectura

"Es que la última vez que vine aquí me cayó lo más grande, porque dije que era mi último año y, al final, he seguido. La intención es que sí, que éste sea el último año. Pero esto es muy largo. (...) Si nos clasificamos para la Champions, no me echan ni con agua caliente...", decía hace unos días Joaquín Sánchez en El Hormiguero. Es la pregunta que el pasado año le hacían al capitán del Real Betis cada vez que hablaba y lo volverá ser esta temporada, aunque como se pudo ver, ya ha aprendido y deja la puerta abierta a una continuidad que, a día de hoy, parece muy lejana.

Por eso repetía esa misma aseveración ayer cuando le hacían una pregunta similar en los micrófonos de Radio Estadio Noche. "Habría que pensárselo. Lo digo de corazón. Es verdad que después hay que verse, cómo está uno, lo que puede aportar y cómo está de cabeza... pero entrar en Champions es algo especial y si puedo voy a intentar vivirlo", señalaba el portuense, al que la ilusión de ser capitán del Betis en Champions no se la quita nadie. "Son palabras mayores", admite.

Ya jugó la Champions con el Betis

Joaquín pudo jugar ya la Champions League en la única participación del Real Betis, pero pese a ser un año histórico, no fue una gran temporada, él estuvo a un paso de irse al Chelsea en diciembre y acabaría dejando el club al verano siguiente, después de que el equipo rozara los puestos de descenso. De ahí la ilusión de hacerlo con el equipo verdiblanco en pleno crecimiento.

En la presente temporada no sólo está siendo importante en el vestuario sino también sobre el césped. Se perdió los tres primeros partidos al no estar inscrito, pero de los cinco restantes ha jugado tres y acumula 151 minutos... y un golazo. "La gente pregunta que cómo se me ocurrió y la verdad es que lo hice porque estaba asfixiado, por no correr hacia atrás", bromeaba el capitán del Betis sobre su gol espectacular ante el Ludogorets, uno de los más bonitos que ha marcado en toda su carrera, como él mismo reconocía al final del partido.

De momento, se siente importante, algo clave para poder empezar a haber de su posible continuidad. "La gente ya me va a echar, me va a decir que no me aguantan más", bromeaba el de El Puerto, quien lo único que promete es seguir "siendo profesional, siendo uno más dentro del campo y sabiendo lo que uno puede aportar".