Estadio DeportivoHueco blanco

El mensaje que da la razón al Barcelona ante sus quejas por la actuación arbitral en Champions

El FC Barcelona estudia elevar una queja formal a la UEFA por la actuación arbitral de Salvo Vinci y sus asistentes en el Giuseppe Meazza, frente al Inter de Milán

El mensaje que da la razón al Barcelona ante sus quejas por la actuación arbitral en Champions
Xavi Hernández, técnico del FC Barcelona. - FCB
Alejandro SáezAlejandro Sáez3 min lectura

“El árbitro debería dar explicaciones”, indicó un enfadado Xavi Hernández, entrenador del FC Barcelona, tras la derrota de su equipo ante el Inter de Milan en Champions. Un encuentro marcado por la polémica final en la que el colegiado y el VAR no señalaron penalti por mano de Dumfries en el descuento.

El FC Barcelona está indignado con lo sucedido y así lo hicieron ver tanto sus jugadores como el cuerpo técnico a la hora de marcharse el martes del Giuseppe Meazza. Nadie entendió las decisiones del árbitro esloveno Salvo Vinci y entienden que éste les perjudicó notablemente. De ahí que estén estudiando elevar una queja a la UEFA.

El partido estuvo marcado por varias polémicas: dos fueras de juego del Inter en la primera parte. Uno terminó en gol anulado y otro en penalti no señalado. Todo se complicó en la segunda mitad. Primero, con un gol anulado a Pedri por una mano previa de Ansu Fati. En teoría, todas las manos en ataque se señalan. Eric García, sin embargo, explicó que eso no es lo que les habían dicho desde el propio estamento arbitral: "El gol que nos anulan no sé exactamente... nos explican los árbitros que si le da con la mano el que marca gol no es válido ,pero si es de otro compañero sí". Un argumento en la misma línea que el que expuso Eder Sarabia en su cuenta de Twitter.

“Según lo que se nos explicó al principio de temporada, si es el propio Ansu el que hace el gol, debería ser anulado, si lo hace otro compañero, debería ser legal. Salvo que entienda que la mano de Ansu es voluntaria”, explicó el actual entrenador del FC Andorra y ex del cuerpo técnico culé, durante le etapa de Setién como preparador azulgrana.

La traca final llegó cuando Vinci no vio en el añadido unas manos de Dumfries dentro del área. Una jugada complicada en la que el colegiado podría tener excusa, pero no el VAR. Ni siquiera acudió a la banda a ver la repetición, ante el asombro de los culé.

"Estoy cabreado porque es una injusticia que hemos tenido que vivir. Creo que los árbitros tendrían que hablar y explicarse porque no entendemos nada", apostilló Xavi tras el encuentro. Sergi Roberto, a pie de campo, apostilló: "No lo entiendo. No saben ni ellos las normas de las manos. Nos pitan una acción y luego la misma jugada no la señalan".