Estadio DeportivoHueco blanco

La odisea de encontrar una cerveza de estraperlo en Qatar

A falta de dos días para el estreno del Mundial de Qatar 2022, la organización se puso nerviosa y prohibió la venta de alcohol en las inmediaciones de los estadios; la FIFA aceptó el cambio de unas normas previamente pactadas

La odisea de encontrar una cerveza de estraperlo en Qatar
Está prohibida la venta de cerveza en los estadios del Mundial de Qatar 2022. - UES
Gracia ÁvilaGracia Ávila3 min lectura

Aficionados de México e Inglaterra han narrado por redes sociales su aventura en Qatar para encontrar una cerveza de manera ilegal. Y es que el país anfitrión cambió las reglas a escasas 48 horas del inicio de la cita universal, dejando atónitas a las aficiones, pero especialmente a uno de los principales patrocinadores del Mundial de Qatar 2022, una marca de cerveza, que tuvo que retirar millones de litros por no poder vender ni en los campos ni en sus alrededores.

A pesar de las restricciones de las autoridades qataríes, el portal Tudn explica cómo los mexicanos han conseguido “la forma perfecta de adquirir bebidas alcohólicas: la reventa ilegal”. Al parecer, algunos residentes latinos en Qatar empezaron hace unos meses a hacer acopio de cervezas, con el objetivo de venderlas a precios altos, aprovechado la implacable ley de la oferta y la demanda. Evidentemente, sabían que la demanda crecería exponencialmente durante la celebración de la Copa del Mundo.

Los vendedores se ponen en contacto con los grupos de aficionados y acuerdan precio y lugar de entrega. Y es que en los pocos sitios donde se puede comprar una cerveza en Qatar, como los grandes hoteles, el precio de una caña oscila entre los 15 y los 20 euros.

Así, una de las historias más locas ha sido protagonizada por unos hinchas de Inglaterra, que buscando cerveza de estraperlo acabaron jugando con un león. Aunque parezca inverosímil, en Qatar todo es posible. El protagonista es Alex Sullivan, seguidor del Everton, que buscando y rebuscando alcohol se topó con los hijos de un jeque con los que hizo migas, hasta tal punto de que lo invitaron a su palacio.

"Estábamos en busca de algunas cervezas. Pasamos a la parte trasera de su Toyota Land Cruiser y terminamos en un gran palacio. Estábamos en la parte de atrás. Nos mostró sus monos, sus pájaros exóticos. Fue una locura", explicó el joven. Una rocambolesca historia que se ha vuelto viral.

Cerveza, no; vino, sí

Los requisitos qataríes para comprar alcohol, incluso para los residentes, son muy exigentes. La compra de vino no es ilegal para los residentes en Qatar, pero sí tiene numerosas condiciones. Solo se vende a través de Qatar Distribution Center, una especie de supermercado al que no se puede acceder sin cita previa y sin un permiso firmado. Para ello, otras de las condiciones es llevar al menos tres meses viviendo en Qatar.